Así fue el simulacro de sismo y colapso del jarillón que puso a prueba a los caleños

Octubre 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así fue el simulacro de sismo y colapso del jarillón que puso a prueba a los caleños

Cuatro ambulancias llegaron hasta el barrio para socorrer a los heridos que dejó el simulacro de sismo. Asimismo, dos buses del MÍO fueron dispuestos para evacuar a 150 personas del barrio Siete de Agosto.

En el barrio 7 de Agosto, en el oriente de Cali, se evacuaron 150 personas. Participaron 34.000 caleños.

Cerca de  34.000 habitantes de Cali participaron el miércoles del quinto simulacro de desastres que se realizó en todo el país y que en la capital del Valle simuló un sismo de 7,5 grados  y el  colapso del jarillón del río Cauca a la altura de la planta de tratamiento de agua de Puerto Mallarino.  

Despistados, buzos, helicópteros,  niños llorando, heridos simulados, ambulancias, socorristas acelerados y  gente tomándose selfies,  hicieron parte de la jornada en la que participaron mil  socorristas de Cali,  desde los bomberos y boy scouts hasta miembros del ejercito y guardas de Tránsito. 

 El epicentro del simulacro fue  una estrecha calle del barrio Siete  de Agosto, exactamente en la Carrera 12 c con Calle 71.  Allí, unos 60 prevencionistas y al menos 40 agentes de Policía, hacia  las 10:00 a.m., empezaron a tocar puertas notificando sobre el siniestro y pidiéndole a la comunidad que abordara dos buses del MÍO que los llevarían hasta un lugar seguro, a salvo de las hipotéticas inundaciones.

María Colombia Pérez hace parte de los   prevencionistas. Se trata de un grupo de  mujeres y hombres, la mayoría miembros de  juntas de acción comunal, que han recibido capacitación para lidiar con este tipo de emergencias. “Nosotros debemos orientar a las personas y  decirles  dónde deben ir y qué  hacer”, cuenta. 

La capacitación para ser prevencionistas duró seis miércoles en jornadas de  4:00 p.m. a 7:00 p.m.  “Allí la Defensa Civil, la Cruz Roja y los bomberos nos enseñaron desde tomar signos vitales hasta manejar los extintores”.   

  En su recorrido por las calles del Siete de Agosto, María Colombia se encontró con gente receptiva, pero también con señoras que se molestaron porque estaban haciendo el almuerzo y las interrumpieron. 

[[nid:589070;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/10/kitemergencias.jpg;left;{}]] “¿Ustedes tienen pitos que nos regalen?”, “pero nos traen a la casa antes del almuerzo”, fueron algunas de las expresiones de quienes se animaron a subirse a los buses del MÍO para ser evacuados hasta un lote cercano. 

Finalmente se escucharon  el barullo de la sirenas de la Policía, los bomberos, la ambulancia de la Cruz Roja así como el vuelo del black hawk de la escuela de aviación.  “No papi, esto no es de sirenas. Si el jarillón se revienta no nos ahogamos con  agua sino por la contaminación del Cauca”, dijo    un hombre.  

 Al tiempo, en la planta de tratamiento de agua del  río Cauca, a pocas cuadras del lugar, los bomberos ubicaron  a su equipo de emergencias acuáticas. Los buzos se quedaron con su indumentaria puesta porque no los dejaron meter al Cauca. A cambio de eso, una mujer los mojaba con agua traída en un balde para que no se sofocaran.

    Según  Óscar Orejuela, subsecretario para la Gestión del Riesgo, la ciudad se había venido preparando desde hace tres meses para participar en esta quinta jornada de evacuación.

[[nid:589262;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/10/ep001195314.jpg;full;{Heridos simulados, ambulancias, sirenas y socorristas predominaron en el simulacro de desastres que se realizó este miércoles en Cali. Mil funcionarios y cerca de 34.000 habitantes de la ciudad hicieron parte de la jornada.Videógrafo: Oswaldo Päez / Edición: Álvaro Pío Fernández}]]

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad