Así fue el ‘golpe de Estado’ de los antiguos concejales de Cali para elección de mesa directiva

Noviembre 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López, Reportero de El País.
Así fue el ‘golpe de Estado’ de los antiguos concejales de Cali para elección de mesa directiva

Este miércoles se elegiría la mesa directiva para el 2015 y con Clementina Vélez estaría Noralba García o Harvey Mosquera, en la primera vicepresidencia, y Juan Carlos Olaya o Uriel Rojas, en la segunda.

En medio de un zafarrancho en el Cabildo, el bloque de los viejos puso las condiciones y despejó el camino a la Presidencia.

La gazapera que se armó el pasado jueves durante la sesión plenaria del Concejo de Cali, por la elección de la nueva mesa directiva, fue el preludio del regreso a la Presidencia de los concejales más antiguos y el augurio de que el último año estará atravesado por choques, odios y rivalidades personales.Ambos sectores del Concejo llevaban semanas tratando de armar las mayorías para hacerse con la Presidencia. Ese jueves en la mañana, cuatro integrantes del bloque de los nuevos abandonaron el barco y los ánimos estaban por el piso; por eso cuando los más antiguos llegaron a la Plenaria y sorprendieron a los nuevos con un as bajo la manga, era claro que se venía una “batalla”, como la calificó el concejal John Jairo Hoyos. El ‘golpe de Estado’ se comenzó a planear desde el miércoles donde doce concejales tuvieron un desayuno de trabajo en el Club de Ejecutivos, donde también estuvieron un asesor del Alcalde y otro miembro del Gobierno. Las maniobras continuaron el jueves en el Hotel Dann, donde una hora antes de la Plenaria se volvieron a reunir los doce para el golpe final. Ahí ya los antiguos tenían el número de votos suficientes para que Clementina Vélez asumiera como presidenta en el 2015 y la estrategia era promover la votación antes de que los nuevos lograran reagruparse.Con Patricia Molina presidiendo la Plenaria, se leyó a las 3:30 p.m. el orden del día. De inmediato el concejal Albeiro Echeverry pidió la palabra y solicitó modificar el orden del día y adelantar las “proposiciones, comunicaciones y varios”, con los que inició la sesión.“En cumplimiento del reglamento interno, proponemos a los honorables concejales que se cite para el día viernes 31 de octubre para la elección de mesa directiva para el año 2015”, leyó Echeverry el documento firmado por la nueva coalición de doce cabildantes, que luego quedó en catorce.Por sorpresa fue tomado el bloque de los nuevos, de cuyos integrantes solo estaban en el Hemiciclo Patricia Molina, Roy Barreras, Luis Enrique Gómez, Danis Rentería y John Jairo Hoyos, que por más que intentaron rechazar que se votara la proposición, la nueva mayoría terminó imponiéndose.“Póngala como quiera”Un año atrás, cuando eran los nuevos los que estaban en posición de ventaja, presentaron una proposición similar pidiendo la elección de la mesa directiva con fecha y hora, justo lo que la presidenta encargada, Patricia Molina, aseguraba ahora que era violatorio del régimen interno.Mientras Carlos Pinilla, Fernando Tamayo, Carlos Hernán Rodríguez y José Fernando Gil exigían que se sometiera a consideración la proposición de las mayorías, Roy Barrera y John Jairo Hoyos apoyaban la posición de la Presidenta encargada y aseguraban que podían votar la proposición, pero que la fecha la debía fijar después el presidente del Concejo, Fabio Fernando Arroyave.Mientras Molina le respondía a Pinilla que “no me sugiera que viole el reglamento interno porque yo soy la Presidenta de esta sesión” y Pinilla insistía en que debía someter a consideración la proposición, fue el concejal John Jairo Hoyos el que perdió los estribos.“Señor Pinilla, hágame un favor, usted no tiene por qué interrumpir a la señora Presidenta; respete... o haga lo que quiera y póngala como quiera”, aseguró Hoyos, quien acto seguido pronunció lo que en el Concejo han calificado como el ‘discurso vulgar de la derrota’.“Que el próximo año la Presidencia regrese al grupo de los viejos, genial”, dijo irónicamente Hoyos al asegurar que a los nuevos les gusta el debate y contradicción. “La elección se hará en este periodo y si ganan ustedes, hágale; yo no creo que la doctora Patricia esté preocupada en hacer oposición porque ha estado en oposición tres años. Este Gobierno tiene 13% o 14% de aceptación y va de c... para el estanco; que le hagan, ustedes son muy amigos del Gobierno y se los respetamos, vamos a estar aquí dándoles la pelea”, señaló Hoyos y agregó que “la posesión será el 1 de enero y ese día nos agarramos aquí otra vez, cuál es el problema. No les dé afán”.Ante la presión de las mayorías y en un intento desesperado por evitar que se votara la propuesta de hacer la elección de la mesa directiva al día siguiente, Molina, quien minutos antes amenazó con denunciarlos a todos apeló a su facultad como presidenta y declaró levantada la sesión.Pero tan pronto se paró de la mesa, los antiguos le pidieron a la segunda vicepresidenta, Amparo Gutiérrez, que tomara el mando y revocaron por mayoría el levantamiento de la sesión. De nuevo la propuesta de elección al siguiente día fue hecha por Albeiro Echeverry y fue aprobada finalmente con 14 votos. Sin embargo, la elección no se hizo el viernes por pedido expreso del presidente del Concejo, Fabio Arroyave, quien llamó a cada uno de sus colegas para que se aplazara la plenaria con la promesa de votar en contra de quienes lo respaldaron a él en la rebelión joven de un año atrás.Para los concejales antiguos, era difícil que Arroyave pudiera responder ahora al bloque de los jóvenes, el sector que lo tiene hoy en la Presidencia del Concejo, porque la dirección de la Corporación le correspondía por acuerdos al Partido Liberal y es esa la colectividad que avaló la candidatura de su padre, Fabio Arroyave, a la Cámara. Otro error de cálculo que no advirtió el bloque de los nuevos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad