Así avanzan los trabajos del MÍO Cable, el sistema masivo para la ladera de Cali

Abril 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Las obras del sistema que conectará a la zona de ladera de Cali con el servicio de transporte masivo ya alcanzan un 75% de avance.

A doble jornada trabajan cuadrillas de obreros en las tres estaciones intermedias del MÍO Cable, el proyecto de transporte aerosuspendido para la zona de ladera de Cali.

El nuevo cronograma  del contratista (Unión Temporal MÍO, conformado por las empresas Conalvías, Ingecables y Leitner) planea entregar terminado el proyecto  el 15 de junio próximo. Y el 20 de mayo se empezaría a tender el cableado que va a soportar las 60 cabinas que movilizarán a los habitantes de la parte alta de Siloé hacia el resto de la ciudad.

La obra en general tiene un avance de un 75 %, dijo Francisco Ortiz, director de Infraestructura de Metrocali, considerando que las 14 pilonas ya están instaladas en el trayecto por donde va a pasar el servicio, las cabinas ya están en bodega y la Estación de Cañaveralejo, donde los usuarios se integrarán al resto del sistema MÍO, ya está terminada.

En cuanto a las estaciones intermedias, la del barrio  Brisas de Mayo es la más  adelantada, con un  72,4 % de ejecución, donde ya están poniendo pisos. Y se trabaja a marchas forzadas para poner a término las de Lleras Camargo, que está en un 55 %  y la de Tierra Blanca, que alcanza el 52 %.

Culminadas las tres edificaciones donde los pasajeros podrán hacer el abordaje y desembarque de las cabinas, con capacidad para ocho personas cada una, sigue la instalación del cableado, que  puede demorar  de 20 a 25 días, máximo.

Después se empezará un proceso de prueba del sistema, sin pasajeros, para verificar los  protocolos de seguridad y que todo funcione perfecto, que durará un mes. Y finalmente, habrá otro lapso  de ajustes y calibraciones para pasar a operar con los usuarios del MÍO Cable, dijo Wilson Forero Rojas, arquitecto residente de la interventoría.

El interventor residente comentó que el sistema del MÍO Cable es muy seguro porque tiene tres frenos de seguridad, anemómetro (sistema para medir la velocidad y dirección del viento) y  pararrayos tanto en las estaciones como en las pilonas y se hacen pruebas de fuerza en cada una de las pilonas que van a soportar el sistema.

Luis Fernando Sandoval, gerente de Metrocali, informó que ya se realizó una invitación a dos firmas nacionales con amplia experiencia en el manejo de transporte por cable, para que conozcan el proyecto, visiten el sector y hagan sus propuestas para operar el sistema. 

El funcionario explicó que se hizo un estudio de mercado a nivel nacional e internacional sobre operadores de transporte de pasajeros por cable.

“En su mayoría son turísticos, como los de los campos de nieve en el exterior; o  recreativos o vacacional, como el de Chicamocha o Monserrate”, explicó.

A nivel nacional, añadió que  encontraron dos firmas especializadas en operación de transporte de pasajeros por cable en Medellín y Manizales. “Estas serían las más idóneas porque son especializadas en el manejo económico, operacional y social porque atienden pasajeros de estratos 1, 2 y 3”, explicó Sandoval.

A ambas firmas  se les extenderá carta de invitación para presentar su propuesta, que se llevarán a la junta directiva de Metrocali, la cual tomará una decisión sobre cuál operará el sistema. Se elegirá el que muestre las mejores  capacidades técnicas, financieras y administrativas  hacer un contrato interadministrativo.

“Ellos  vendrán a conocer el MÍOCable, su ubicación geográfica y nivel socioeconómico, potencial de número de pasajeros y que según eso, puedan estructurar sus respectivas ofertas”, dijo el Presidente de Metrocali.

Luis Fernando Sandoval desmintió las declaraciones del concejal Michael Maya, en el sentido de que la terminación del proyecto tendrá sobrecostos para el Municipio. “De ninguna manera generará cargo adicional económico. Los contratistas  pidieron 90 días de plazo y ellos asumieron los gastos por ese tiempo adicional de  permanencia y de la interventoría”, declaró. 

El funcionario explicó que hubo demoras en las obras por  dificultades en  la instalación de las últimas pilonas, ya que debieron profundizar más sus zapatas (cimientos) y eso implicó más trabajo y  más tiempo de permanencia. 

La obra estuvo detenida por varias razones, por lo cual el contratista pidió una ampliación de plazo de tres meses. Entre ellas está el de la seguridad, pues cada que se presenta una balacera en Siloé, los trabajadores deben abandonar el sitio y esperar horas o hasta días  para retomar sus labores.  Además, han tenido las limitaciones de las vías muy estrechas del sector de ladera, dificultando  el acceso y movilidad  de la maquinaria como retroexcavadoras y subida de materiales.

La obra debía estar terminada en este mes de abril, por lo cual Metrocali inició un proceso de incumplimiento, pero el contratista aceptó su demora. Como ya estaba ejecutada en más del 90 %, los abogados decidieron que sí se le podía dar una prórroga de 90 días, en la que el contratista  asumía los costos de esa mayor permanencia.

“Eso significa que la obra no sufrirá sobrecosto para Metrocali, así quedó consignado en un acta y la propuesta la hicieron ellos mismos”, enfatizó Ortiz.  

Al inicio del proceso del proyecto, hubo demora por las dificultades para la compra de predios. Hebernur Murillo, líder de la  Comuna 20, dice que se logró que a los propietarios les pagaran bien sus lotes o casas para realizar las obras. Él, que ha sido uno de los promotores del proyecto, viajó varias veces a Medellín para conocer el sistema aerosuspendido de esa capital.

Blanca Libia Salazar, quien vive cerca de la estación Lleras Camargo, se muestra a gusto de que la obra por fin va a estar lista. “Es muy bueno, va a haber un cambio para la comunidad, más gente se va a beneficiar”, afirmó.

Otra vecina del sector, Mayilen Quiñónez, dice que  habrá más rapidez en el transporte y va a ser más fácil ir a tomar los alimentadores en la Cañaveralejo. “Aquí nos toca salir en moto (mototaxi) o en jeep y darle toda la vuelta a Siloé para poder bajar al plan, pero ahora va a ser más fácil ir coger las otras rutas”, dice y añade: “Ahora lo que estamos esperando es que nos digan si va a ser integrado con la misma tarjeta del MÍO”.

Las dos mujeres creen que las obras avanzan rápido y que sí estarán terminadas en junio. En cambio , una vecina de Tierra Blanca se mostró escéptica de que la obra llegue a término para la fecha fijada en el nuevo cronograma del contratista, porque la vio empezar en 2009. “El año pasado volvieron, pero han parado varias veces; ahora es que se están afanando, pero llevan mucho tiempo perdido. Eso es imposible, mírela”, dice señalando la estación en obra negra.

Ella insiste que los contratistas han trabajado a paso de tortuga, pero que estos días están laborando a doble jornada hasta por la noche, pero “debe ser para que les desembolsen los recursos”.

[[nid:411528;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/04/mio-cable.jpg;full;{Según Metrocali, el contratista planea entregar terminado el proyecto el 15 de junio próximo. Y el 20 de mayo se empezaría a tender el cableado que va a soportar las 60 cabinas que movilizarán a los habitantes de la parte alta de Siloé hacia el resto de la ciudad.Fotos: Oswaldo Páez | El País}]]

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad