Arresto al alcalde Rodrigo Guerrero por lío en contratación de mantenimiento de zonas verdes

Abril 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Arresto al alcalde Rodrigo Guerrero por lío en contratación de mantenimiento de zonas verdes

De acuerdo con el Dagma, las intervenciones de separadores viales y zonas verdes se han cumplido en algunas comunas de Cali como las 1, 2, 3, 9, 10, 12, 15, 18 y 22.

El alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, iría a la cárcel 5 días porque el Dagma excluyó a población vulnerable de podas.

Dos fallos judiciales tienen en apuros a la Administración local, por cuenta de la contratación del mantenimiento de zonas verdes en Cali.El primero es el emitido por el Juzgado Décimo Penal Municipal con Funciones de Conocimiento de Cali, que ordenó cinco días de arresto para el alcalde de la ciudad, Rodrigo Guerrero, por incumplir dos acciones de tutela que pidieron garantizar igualdad de condiciones para que una fundación de población vulnerable participara en la contratación de dicho proceso. Se trata de la Fundación Yanguas, conformada por 250 personas (entre jóvenes de alto riesgo, desplazados y personas de escasos recursos) del Pondaje y La Paz, en el oriente de Cali, que entutelaron al Municipio exigiendo derechos de igualdad de competencia para participar de las licitaciones. El arresto por desacato, que también cobija a la directora del Dagma, Martha Landazábal, se dio, según el juez, por no brindar esas garantías en los procesos de contratación pese a que los dos fallos de tutela (en primera y segunda instancia) proferidos en agosto y diciembre del 2013 así lo habían exigido.Cabe recordar que actualmente, el contrato de podas está en manos de la empresa bogotana Fundeco, a la que se le adjudicó por licitación las labores de intervención de zonas verdes.“En el pliego de condiciones se hicieron exigencias como la de poner 30 camiones para garantizar las podas y quitaron los beneficios sociales que esta fundación tenía por derecho, de entrada ya no podía ser elegida”, explicó Rodolfo Yanguas, vocero de la fundación.La segunda decisión judicial que tiene en enredos a la Alcaldía y el Dagma es la proferida por el Juzgado Treinta y Tres Civil Municipal de Cali, que ordenó, por el mismo caso, suspender cualquier proceso contractual o adjudicación de licitaciones o contratos que tengan como objeto el mantenimiento de zonas verdes.La medida, en respuesta a una acción de tutela instaurada por la Defensoría del Pueblo, suspendería la licitación que se encuentra en curso por parte del Dagma para adjudicar a once grupos el mantenimiento de zonas verdes este año.Sin embargo, la directora del Dagma explicó que “esto es muy apresurado decirlo, porque aún no hemos sido notificados ni conocemos los fallos. Lo que puedo decir es que tenemos la certeza de que todo lo que hemos hecho ha sido correctamente y en estricto cumplimiento de la ley”.El equipo jurídico de la Alcaldía aseguró que las órdenes de arresto no están en firme, pues el incidente de desacato pasará a consulta a una instancia superior (juez penal del Circuito). “La Administración demostrará que sí se han cumplido las órdenes judiciales”, dijeron voceros de la Alcaldía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad