Aplazan controles a colectivos que le hacen competencia al MÍO en Cali

Enero 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Hasta que operadores del MÍO no compren los buses del transporte tradicional que faltan por salir, no habrá operativos, según indicó el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero.

Una vez más, la Alcaldía de Cali decidió posponer los operativos para sacar de circulación a los buses colectivos que le hacen paralelismo al MÍO (es decir, que transitan por los mismos corredores por los que pasa el masivo).Pese a que el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, había anunciado que el 2 de enero se reactivarían los controles, el Gobierno Municipal decidió suspender el proceso. Esto, según él, debido al incumplimiento por parte de los operadores del MÍO (dueños de las buses) en la entrega de documentos para conformar la fiducia en la que se dispondrán los $90.000 millones para el proceso de chatarrización. Como se recordará, estos recursos fueron gestionados por Metrocali para permitir que los operadores compren los más de 1300 buses colectivos que faltan por salir de las calles de la ciudad, con el fin de que ingrese a operar la flota completa del MÍO.“Vamos a hacer los operativos, pero los haremos cuando ellos tengan lista la compra de los buses. Es que no han entregado los papeles para constituir el fondo fiduciario y la plata ya está en los bancos, lo que para mí es injustificable e inaceptable”, dijo el alcalde Rodrigo Guerrero.Aunque Metrocali anunció que los $90.000 millones estarían disponibles desde la primera semana de diciembre de 2013, Eduardo Bellini, gerente de Blanco y Negro Masivo (uno de los operadores del MÍO), explicó que los trámites para conformar la fiducia han sido complejos. “Pero el pasado viernes los operadores radicamos todos los documentos respectivos. No entendemos a qué incumplimiento se refiere el señor Alcalde”, comentó Bellini.Respecto al aplazamiento de los operativos, Bellini lo calificó como “muy grave, porque si no hay controles, no hay forma de comprar los buses. No entendemos por qué se supedita a la firma de unos documentos el cumplimiento de los controles para quitarle el paralelismo a los corredores que están bien servidos con el MÍO, con los cuales se subiría la demanda de pasajeros y se evitaría que el sistema colapse”.Sebastián Nieto, gerente de Unimetro, otro operador del MÍO, manifestó que “el hecho de que el fideicomiso no esté constituido no puede ser una excusa para no realizar los operativos de Tránsito. El Alcalde no puede ser tolerante con la ilegalidad y la piratería y lo que pedimos es que se acaben las rutas ilegales”.Indicó que “si hay incumplimientos en materia de operativos, la única alternativa que queda es parar el sistema, porque los concesionarios no podemos seguir subsidiando la operación del mismo”. Nieto aseguró que desde que los operadores anunciaron la unificación del precio de venta de los buses en $80 millones ($63 millones por el carro más $17 millones del Fondo Fresa, que es la compensación a los propietarios por chatarrizar), se han cerrado varias negociaciones con los transportadores. “Decir que han hablado con los dueños de los buses no es negociar. Se trata de hacer los papeles, pasarlos al Tránsito, hacer una promesa de compraventa, radicar los papeles a Metrocali, así les creo”, dijo el alcalde Guerrero.Por su parte, Alexis Guevara, presidente de la Asociación de Transportadores de Cali, Asotranscali, dijo que “ el precio que se puso para los vehículos nunca fue concertado con los transportadores. Así mañana estén los $90.000 millones disponibles, nadie va a ir a vender su carro en $80 millones. Lo que pedimos es que nos sentemos a negociar ese precio”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad