Anuncio de desmonte de la Ley Zanahoria en Cali prende el debate

Anuncio de desmonte de la Ley Zanahoria en Cali prende el debate

Noviembre 03, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El desmonte de la limitación del horario de rumba en Cali anunciado por el alcalde electo, Maurice Armitage, ha generado voces a favor y en contra

[[nid:375951;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2014/12/rumba-734.jpg;full;{Actualmente, el horario de funcionamiento de los establecimientos nocturnos de Cali se extiende hasta las 3:00 a.m. viernes y sábado, jueves 2:00 a.m., y resto de la semana hasta la 1:00 a.m. Foto: Archivo El País}]]

El anuncio del alcalde electo, Maurice Armitage, de que desmontará la Ley Zanahoria en Cali un días después de asumir su Administración, ya generó un intenso debate en la ciudad. Lea también: "Al otro día de asumir la Alcaldía acabo la ley zanahoria", dice Maurice Armitage

Armitage dijo, en entrevista con El País, que no tendrá "susto" de acabar con la limitación del horario de rumba y aseguró que hay que "estimular el trabajo nocturno, el de los taxistas, los meseros, los cocineros, los barman y hasta las prostitutas". Según Armitage, ese estímulo no se puede lograr con la Ley Zanahoria vigente.

El País consultó a comerciantes, habitantes de los barrios donde se concentran los establecimientos de rumba, y analistas académicos, para conocer su concepto sobre los pros y contras de la medida anunciada.

Al respecto el presidente de la Asociación de Establecimientos Nocturnos (Asonod), Alejandro Vasquez, aseguró que esta medida sería muy beneficiosa para el sector turístico de Cali. "Ya era justo que después de 18 años de restricciones se empezara a replantear el tema de la noche en la ciudad no solo como sinónimo de rumba e ingesta de alcohol. La ciudad se cerró a la actividad de los centros comerciales y hoteles en este horario", afirmó.

En cuanto a los establecimientos nocturnos, afirmó que la medida "los haría muchos más competitivos porque el horario actual de rumba les impide tener facturación varios días de la semana".

El gremio de establecimientos nocturnos es un importante generador de empleo en la ciudad, con alrededor de 1.000 locales de los cuales 110 se encuentran agremiados en Asonod. Según cálculos de la Asociación, en cada uno se generan cerca de 16 empleos entre meseros y administradores.

Vasquez añadió que esperarán que se afinen los detalles de la medida anunciada por Armitage para conocer en qué consistirá. "Hay que hacer un análisis y revisar si se amerita que el fin de la Ley Zanahoria se haga totalmente, por comunas o en cada establecimiento dependiendo de su seguridad, niveles de ruido, y venta de licor legal entre otras características", aseveró.

Esta posición fue respaldada por Ana María Rebolledo, presidenta de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica en el Valle, Acodres, quien señaló que aunque la Ley Zanahoria no afecta directamente a los restaurantes, eliminarla beneficiará a toda la cadena del sector turismo en la ciudad.

Al respecto Alberto Mendoza, presidente de la Federación Nacional de Taxistas, señaló que el principal beneficio de ampliar el horario de la rumba en Cali será la generación de empleo en todos los sectores que trabajan alrededor de la rumba.

"Nosotros estamos dispuestos a reunirnos con la nueva Administración y el gremio de discotecas para trabajar en conjunto y demostrar que esta medida no generará problemas sino unas mayores utilidades para todos", afirmó el líder de los taxistas.

Mendoza recordó que raíz de la ley Zanahoria, alrededor del 50% de los taxistas que laboraban en el turno nocturno (cerca de 3.000) se vieron obligados a pasarse al turno diurno, o al medio turno (hasta las 10:00 p.m.), a causa de la reducción en sus ingresos.

Por su parte Jesús Dario González, director del Observatorio Social de la Arquidiócesis de Cali, señaló que se deberán estudiar muy bien las condiciones en que será desmontado el horario de rumba para que no afecte indicadores como el hurto, los homicidios y la accidentalidad en Cali.

"Es indudable que en el país esta ley ha ayudado a crear urbanismo y disminuir la violencia urbana. Es una medida que ha tenido invaluables logros", advirtió.

De igual forma, señaló que este es un reto que deberá afrontarse con un programa articulado y al cual habrá que darle un margen de espera. También aseveró que la Policía jugará un papel fundamental para brindar seguridad.

Sobre la posibilidad de acabar con la Ley Zanahoria solo en algunas comunas de Cali, como han sugerido algunas voces, González afirmó que "según los estudios, concentrar la medida en algunos sectores es discriminatorio e inoperante".

No obstante, también existen voces que de entrada rechazan el anuncio de Maurice Armitage, por considerar que la Ley Zanahoria ha logrado muy buenos resultados en la ciudad.

María Isabel Gutiérrez, directora del instituto Cisalva (organismo dedicado a la investigación y desarrollo en prevención de la violencia y promoción de la convivencia social), afirma que existe evidencia científica de que la restricción en el horario de la venta de licor y rumba en Cali ha funcionado, no solo en la disminución de la accidentalidad sino en el número de homicidios.

De acuerdo con un estudio realizado por Cisalva entre el 2004 y el 2008,  en el cual se midieron los periodos en los que la Ley Zanahoria varió entre las 2:00 a.m. y las 4:00 a.m., se encontró que de continuar con la medida más estricta (2:00 a.m) durante todo el lapso (cinco años consecutivos), se hubieran evitado alrededor de 892 homicidios.

"Pienso que sería un acto de irresponsabilidad levantar medidas que funcionan sin antes conocer los datos sobre la ciudad. Lo que conocemos en el trabajo que hemos realizado en esta Administración es que todas estas medidas contribuyen a garantizar la vida de los caleños", señaló.

"Se debe conocer qué esta pasando y con base en eso tomar las decisiones de modificar o eliminar las políticas existentes", agregó Gutiérrez.

La comunidad residente en barrios donde se concentran los establecimientos nocturnos de Cali, como Granada, Juanambú y la Carrera 66, también se opusieron al desmonte de la Ley Zanahoria.

Elena Páez, miembro de la JAC de Juanambú, señaló que tumbar esta limitación sería "la debacle para las personas que se ven afectadas por el exceso de ruido producido por los bares y discotecas".

"No estamos en contra con la actividad las 24 horas, pero no en los barrios residenciales. Se deben habilitar zonas donde puedan funcionar sin limitación del horario, pero lejos", afirmó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad