"Antes de un año es muy difícil devolver a Emcali”:Tafur

Julio 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Fabio Posada Rivera

El nuevo Agente Especial reconoce que la empresa va por buen camino, pero advierte que todavía no está lista para retornar a manos del Municipio.

Lleva tres días en el cargo y ya concertó una cita con los alcaldes de Bogotá y Medellín para hablar de la alianza entre Emcali, UNE y ETB, acción con la que busca salvar el componente de telecomunicaciones de la empresa de servicios y conseguir socios estratégicos para asegurar que esa área deje de perder valor y siga siendo competitiva.Así es Ramiro Tafur, ex alcalde de Cali que fue nombrado por la Superintendencia de Servicios Públicos al frente de Emcali, empresa que lleva más de once años intervenida. El País lo entrevistó para conocer la ruta con que planea devolver la empresa a los caleños.¿Cuándo devuelve Emcali a manos de los caleños?No sé por qué la obsesión con una fecha, cuando lo que debería importarle a los caleños es que los servicios que les presta Emcali tengan una calidad óptima y que la compañía pueda generar recursos para inversión social, algo por lo que nadie me ha preguntado todavía.Bueno entonces comencemos de nuevo. ¿Cómo encontró la empresa?Los estados financieros me sorprendieron gratamente. Debo reconocer el trabajo de quienes me antecedieron, pues ahora tenemos muchas más oportunidades que amenazas. La evolución del negocio dice que a junio 30 del 2011 la utilidad acumulada supera los $100.000 millones. Lógico que hay muchas cosas por cubrir, hay obligaciones así como inversiones atrasadas y no todas las gerencias (Energía, Telecomunicaciones, Acueducto y Alcantarillado) tienen el mismo desempeño, hay unas más débiles que otras. Pero en esencia uno podría decir que Emcali ha tenido una evolución positiva que se ve reflejada en los $1,7 billones invertidos en los últimos siete años.¿Ya están superadas las causales de la intervención?Algunas ya están resueltas, como el arreglo con Termoemcali, que liberó a la empresa de un pago de dos millones de dólares cada mes; la renegociación de la convención colectiva, que bajó el factor salarial de 3,5 a 2,4, eliminando algunas primas extralegales y bonificaciones. Sobre la deuda hay buenas noticias pues ya se pagó la totalidad del tramo B y del tramo C, falta el 34% del tramo A, que arrancó en $550.000 millones, o sea, unos $186.000 millones. La deuda con la Nación es la única que sigue creciendo, ya casi llega al billón de pesos, pero ese es un tema para trabajar con el Presidente Santos, porque una vez que la empresa regrese a manos del Municipio, de acuerdo con el Memorando de Entendimiento que se firmó en el 2009, esos dineros se usarán en obras de infraestructura para Cali. De los créditos internacionales con los japoneses y el BID todavía debemos el 10% de lo que se prestó. En resumen, del total de las deudas de Emcali, que sumaban dos billones de pesos hace diez años, hoy se ha pagado el 50% y será mucho menos el saldo cuando lo que se le debe a la Nación, que está en el fondo de capitalización social, salga del balance en rojo y se use como inversión para el desarrollo de Cali, como está pactado.¿Pero entonces qué falta para que Emcali vuelva a ser de los caleños?Emcali nunca ha dejado de serlo, pero para que esta gran empresa sea autosuficiente y vuelva a aportar recursos para inversión social, como lo hizo hace 20 años y como hoy lo hace EPM, que le entrega $700.000 millones anuales a Medellín, debe asegurar que el componente de telecomunicaciones deje de perder valor y empiece a producir como el buen negocio que es. Además, tenemos que cumplir con las inversiones para renovación de redes de alcantarillado, subterranizar las redes de energía, en fin, la empresa va bien, pero tiene grandes retos por delante.Otra condición indispensable para que Emcali regrese al Municipio es evitar el clientelismo a través de la implementación del código de buen gobierno, que será suscrito por la Presidencia de la República y la Alcaldía de Cali, con la participación activa de los ciudadanos, para que no se permita que los recursos de Emcali se vuelvan a desviar llevándola de nuevo a la ruina.Hay otros indicadores que no son positivos, ¿qué sucede con los negocios de telecomunicaciones y energía?Es cierto, los ingresos operacionales han disminuido en $56.000 millones en lo corrido del año y esto va de la mano con los menores resultados del área de Telecomunicaciones, así como con las pérdidas en el área de energía, ambas situaciones ameritan una concertación con el Alcalde, aunque gracias al buen manejo financiero se ha logrado un equilibrio, por ejemplo, rebajando los costos de ventas en $101.000 millones. ¿Va a vender telecomunicaciones?No se trata sólo de si se vende o no. Se trata de salvarla. Es que en el 2007 esa área tuvo ingresos por $336.000 millones y el año pasado apenas llegó a $249.000 millones, en cuatro años se nos esfumaron ingresos por $87.000 millones, esto es contundente, estamos perdiendo valor y tenemos que hacer algo ya. La situación no es más dramática porque logramos estabilizar los costos durante ese mismo lapso. Tenemos que buscar cómo competir con los nuevos jugadores del mercado, que son gigantes, tenemos plataforma para ofrecer televisión e Internet, pero la telefonía celular y otras novedades hay que buscar con quien ofrecerlas. De ahí mi afán de concertar con los Alcaldes de Bogotá y Medellín, para ver si encontramos una salida común que nos convierta en un jugador importante. No quiero llegar a la subasta de noviembre sin una solución clara, pues es muy probable que vuelva a salir desierta.¿Cómo controlar las pérdidas de energía por conexiones ilegales? Las pérdidas aceptables en el área de energía son de menos del 10%, pero Emcali tiene pérdidas por encima del 20% y no podemos dejar de prestar el servicio aunque sabemos que nos roban la energía. Mire un ejemplo, UNE logro bajar un punto sus pérdidas de energía el año pasado (de 10% a 9%), y lo hizo destinando $20 millones de dólares exclusivamente para control de pérdidas, nosotros el año pasado invertimos en toda el área de energía el mismo valor. Eso explica un poco la desazón que sentí entre los gerentes, quienes no ven que se haga mucho frente al problema de uso ilegal de energía de nuestras redes.Cali tiene problemas de abastecimiento de agua potable, ¿cuál es la salida?A mí no me convencen las soluciones de corto plazo, como son los reservorios, quiero soluciones a 50 años, como hizo Bogotá con la represa de Tibitó. La capital del país tiene ocho millones de habitantes y todos reciben agua, no sé si hay que traerla de Anchicayá o de Calima, no sé, pero tenemos que solucionarlo a largo plazo, yo ya no lo veré, pero queda funcionando.¿Y para esos proyectos piensa vender los activos como Epsa?No sé, por ahí escuché que esa es una idea pero como Agente Especial quiero revisar la viabilidad de ese negocio, es que Epsa le genera $45.000 millones anuales a Emcali, luego la vendemos para pagar deudas y después me quedo con los brazos cruzados, no sé, estoy abierto a mirar todas las opciones y si vender activos es una de ellas, pues lo analizamos en profundidad.Los que más han criticado su nombramiento son los sindicatos, dicen que usted va a vender Emcali porque como alcalde, hace cuatro años, fue el primero que habló de escindir telecomunicaciones, ¿qué les responde?Hace cuatro años, telecomunicaciones todavía se sostenía y era un buen momento para buscarle una salida. Quiero escuchar otras opciones para sacar adelante ese componente, pero las cifras no mienten y los sindicatos las conocen. Es mi obligación buscar una salida para ese negocio, si esa es la única crítica que tiene el sindicato, qué bueno. Y para que les quede clarito a los que me han criticado por la edad, tengo un contrato de prestación de servicios profesionales y me rige el Estatuto del Sector Financiero Liquidación de Entidades.Hace poco el sur se inundó, ¿cómo está el alcantarillado de la ciudad?En acueducto y alcantarillado nos sostenemos, pero hay un atraso de 25 años en el mantenimiento de esas redes y sólo se ha podido reponer el 5% del total. Nadie debe olvidar que estos son proceso a largo plazo y que tarde o temprano vamos a tener que reponer redes, hacer adecuaciones, junto con proyectos como el MÍO y las megaobras tenemos que poner nuestro grano de arena. También están las áreas de expansión, específicamente de la Carrera 127 hacía Jamundí donde se construye una nueva ciudad que hoy no cuenta con acueducto ni alcantarillado, esas inversiones son el presente, y ¿de dónde van a salir los dineros si apenas nos sostenemos?Hay voces que alertan sobre el ingreso de empleados recomendados por caciques políticos, ¿qué hay de cierto en eso y cómo blindar a Emcali del apetito burocrático?Con seguridad hay gente que llegó a la empresa por recomendación de padrinos políticos, pero el problema no es ese, sino que los recomendados no cumplan con el perfil. Acá la selección del personal directivo debe pasar por una firma llamada Stwart & Spencer, esa es una prueba de eficiencia y así sabremos quien está calificado para cada cargo. No voy a generar una cacería de brujas, son más de 3.500 empleados entre oficiales, públicos y contratistas, vamos a certificar que los cargos los ocupen personas idóneas y que ojalá lleven muchos años en la empresa, independientemente de quién los recomienda. Es que al primero que señalan de estar recomendado es a mí mismo, que Angelino Garzón, que Dilian Francisca Toro, que este senador, que este otro, y la verdad es que superé un arduo proceso de selección con pruebas que no me hacían desde la época de los altos cargos que ocupé en el sector privado, así que no les paro bolas a esos comentarios pues mi nombre me lo forjé hace rato sin necesidad de padrinos políticos.Finalmente, ¿Cuándo regresa la empresa a manos del Municipio?Creo que la empresa está en la recta final, pero antes de un año es muy difícil devolverla a la ciudad, además, debe quedar claro que no depende de mi voluntad ni de mi decisión, yo trabajaré por crear todas las condiciones necesarias para que eso suceda a la mayor brevedad posible, pero es potestad del Presidente y del Superintendente.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad