Aniversario del bulevar de la Avenida Colombia, un año de triunfo del peatón sobre los carros

Mayo 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Rosa Silva | Reportera de El País

Este 16 de mayo se cumple el primer año del bulevar y el túnel de la Avenida Colombia. Hoy es un ejemplo de cómo un espacio público sí se puede conservar en Cali.

El triunfo del peatón sobre los carros. Así describen hoy los expertos en movilidad y los ciudadanos la megaobra (el bulevar y el túnel de la Avenida Colombia) que desde el 16 de mayo del año pasado transformó la dinámica del Centro de la ciudad y le dio prioridad a la gente, por encima de los motores y las llantas. Se trata de casi un kilómetro que los caleños han podido disfrutar durante este año para dar caminatas en familia, hacer ejercicio, leer un libro o pasear con su mascota. En una encuesta de El País realizada en las redes sociales, el 83 % de los usuarios opinó que esta obra le cambió “mucho” la cara a la ciudad. Pero lo que más destacan los ciudadanos es la seguridad de la zona. “Por acá antes no se podía caminar, especialmente de noche. Era un sector muy feo. Ahora se puede disfrutar del río y de la seguridad”, opina Armando Hernández, un turista bogotano que recorrió el bulevar del río. Otro visitante, Benjamín Ortega, lo resume así: “Antes evitaba al máximo pasar por allí, ahora lo procuro”. Fernando Marín, gerente de la Corporación para la Recreación Popular, que administra el bulevar, explica que esto se ha logrado con personal permanente de seguridad. “Mantenemos 25 personas que custodian tanto el bulevar como la Manzana T las 24 horas del día en tres turnos. Lo importante es que no son guardas represivos, sino guardas cívicos que concientizan a la gente sobre la importancia de cuidar este espacio”, señala. Confiesa que estaba muy preocupado cuando recién tomó este espacio, pues la gente le decía que las bancas se convertirían en moteles y los andenes en un mercado persa. Hoy que ya han pasado doce meses desde su apertura y no hay un solo vendedor ambulante en la zona, piensa que esta es la prueba de que sí se puede conservar el espacio del peatón.Miguel Meléndez, secretario de Infraestructura de Cali, dice que “esta obra cambió la forma de pensar de los caleños sobre las posibilidades que tiene la ciudad. Se demostró como sí se puede mantener el espacio público en buen estado, y el secreto está en no otorgar permisos de ningún tipo para hacer un mal uso”. Además, considera que se demostró que no se necesita fuerza bruta para manejar los andenes y parques.Otros grandes logros de esta obra son la limpieza del sector y el buen estado de las zonas verdes, a cargo también de la corporación. A diario, el personal de esta entidad limpia dos veces el bulevar, el cual “no se ensucia tanto porque la gente lo cuida mucho”, dicen los vigilantes. De igual forma, la Administración considera un gran logro el hecho de que el túnel que por debajo del bulevar no se inunde a pesar de las fuertes lluvias que se han presentado en la ciudad. Más prudencia en la vía Desde el centro de control de Tránsito, donde permanecen dos operarios día y noche vigilando el túnel de la Avenida Colombia, se visualizan peatones en la vía, vehículos varados, accidentes entre carros y motos, y hasta mascotas. Sin embargo, explica Carlos Panesso, director de este centro de control, el balance es positivo: no se ha presentado ningún accidente de gravedad este primer año y la gente ha acatado la norma de conducir a 50 kilómetros por hora. “Esta velocidad ha sido ideal para mantener una accidentalidad baja. A veces los imprudentes son los motociclistas por el entrecruzamiento entre carriles. Pero en general, la accidentalidad es muy baja. Además, cuando hay situaciones de este tipo, desde el centro de control avisamos a los guardas que permanecen a la entrada y salida del túnel y resuelven rápidamente”, dice. En cuanto a la movilidad, la mayoría de los usuarios de El País que opinaron en redes sociales piensan que su tiempo de desplazamiento no se redujo con la apertura del túnel. Muchos coinciden en que en horas pico el tráfico se pone pesado, especialmente a la altura de Comfenalco. Ciro Jaramillo, experto en movilidad de la Universidad del Valle, cree que la reducción de tiempo para los vehículos se siente en horas no pico. “De todas formas, si el tiempo es el mismo de antes, la ganancia en espacio para el peatón sigue siendo el mayor logro de la obra”. James Gómez, director del Fondo de Prevención Vial en el Valle, recuerda que el escenario de hace tres años, antes del túnel, era otro. “Había transporte tradicional que paraba a recoger pasajeros, congestiones y contaminación. Ahora hay fluidez”. Coincide en que “mejorar la movilidad de los más vulnerables, los peatones, es un hecho muy positivo”.Los pendiente en el bulevarLos hallazgos arqueológicosHoy los dos puntos donde se preservan hallazgos arqueológicos sobre el bulevar se encuentran cerrados. Uno es el sitio donde se encontraron los cimientos originales del Puente Ortiz y el otro, el muro de contención antiguo del río.Para ambos, explica Rómulo Ospina, director del Instituto para la Investigación y la Preservación del Patrimonio Cultural y Natural del Valle del Cauca, Inciva, se está terminando de madurar la cal que sirve para preservar los vestigios y protegerlos del deterioro del medio ambiente. Este proceso tardaría hasta el 30 de julio de este año, cuando se procedería a poner un vidrio sobre los cimientos del puente. En estos trabajos, la fecha de entrega se ha aplazado en diferentes ocasiones.Los grafitisAl lado derecho de la entrada del túnel se observa un grafiti que atraviesa la pared de forma horizontal. En las barandas superiores, hechas de Acero Corten (un metal envejecido a propósito mediante una técnica especial) también tienen diversos rayones. De acuerdo con el secretario de Infraestructura, Miguel Meléndez, la orden es que “grafiti que se vea, grafiti que se cubre con pintura”, así que afirmó que en los próximos días se tapará el del túnel. En cuanto a los del Acero Corten explicó que se deben limpiar con un proceso de ‘sand blasting’ y luego volver a aplicarle el tratamiento. Esto puede costar $30.000 por cada metro cuadrado.Los bebederosAunque ya hoy están funcionando todos los bebederos sobre el bulevar, durante casi todo el año permanecieron sin brindar ningún servicio. Actualmente ya están habilitados, desde hace unos quince días, y de acuerdo con la Administración del bulevar, “había un problema con los medidores, que ya se solucionó”. No obstante, aún hay un bebedero al inicio del bulevar (cerca a la Calle 5) que sigue sin funcionar. Personas que frecuentan la zona aseguraron que “lo que pasa es que la gente le da un mal uso. Hay quienes vienen a lavarse la cabeza y malgastan el agua”. También cabe recordar que en varias ocasiones los grifos de estos bebederos han sido robados.¿Circulará el MÍO?Desde principios de diciembre del 2013 se suspendió el paso del MÍO por el bulevar. Hoy, seis meses después, los semáforos peatonales y vehiculares siguen funcionando como si el masivo pasara por allí. Según la vicepresidenta de Metrocali, Sandra Ángel, “el MÍO volverá a pasar por allí en la medida en que tengamos la flota necesaria”. Las opiniones sobre el tema están divididas, pues algunos consideran que lo mejor es que no vuelva a pasar y que este sea un espacio exclusivo para peatones.La fuente que permanece apagadaLa fuente ubicada en la Carrera 9, frente al paso peatonal hacia el CAM, permanece apagada la mayor parte del tiempo. Fernando Marín, gerente de la Corporación para la Recreación Popular, asegura que solo se prende en ocasiones especiales porque “ahí ventea mucho y entonces la gente se moja al pasar porque el viento arrastra el agua”. Sin embargo, los rumores indican que, como el agua para esta fuente es cobrada por Emcali, lo que se busca es minimizar el alto costo de mantenerla prendida a diario.OtrosEn la Calle 5, viniendo de sur a norte, antes de Confenalco, hay un panel luminoso que se encuentra aún inhabilitado. De acuerdo con Tránsito, el inconveniente se debe a la falta de conexión eléctrica en este punto, lo cual está en manos de Infraestructura. Algunos cuestionan también la falta de barandas en la zona después del Puente Ortiz, para evitar que alguien se vaya hacia el río. De igual forma, algunos ciudadanos se preguntan cuándo es que el Acero Corten (metal envejecido) de los acabados del bulevar se verá de un naranja uniforme.Vea cómo 28 cámaras vigilan día y noche todo lo que sucede dentro del túnel de la Avenida Colombia.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad