Angelino Garzón ya piensa en aspirar a la Alcaldía de Cali

Agosto 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Angelino Garzón ya piensa en aspirar a la Alcaldía de Cali

El exvicepresidente Angelino Garzón.

Allegados al ex vicepresidente dan como un hecho su candidatura a la Alcaldía de esta ciudad y ya trabajan en ello. Garzón dará a conocer decisión en mayo próximo.

Libre ya del compromiso que implicaba ser Vicepresidente de la República y además formar parte de un Gobierno, donde, al decir de personas cercanas al mismo, fue incómodo, Angelino Garzón comenzó a deshojar margaritas sobre su futuro político. Aunque el ex vicepresidente ha dicho en repetidas oportunidades que va aspirar a un cargo de elección popular, que bien puede ser la Alcaldía de Bogotá o la de Cali, su decisión solo se conocerá el 14 de mayo del 2015. Angelino parece no tener prisa y como buen estratega esperará a que se decanten las apuestas en los próximos meses tanto en la Capital de la República, donde sabe que no la tendrá tan fácil, como en Cali, ya que, en la capital del Valle según cuentas de sus amigos políticos, las cosas pintan mejor. De hecho en esta ciudad, exfuncionarios que acompañaron a Garzón cuando fue Gobernador, amigos y militantes de un sector de la izquierda trabajan desde ya en el tema de su candidatura a la Alcaldía.Fuentes cercanas al ex vicepresidente le contaron a El País que el trabajo comenzó hace al menos seis meses y hay varios comités que se reunen al menos cada 15 días donde se trazan las estrategias a seguir y se revisan avances. Incluso el próximo viernes se realizará uno de esos encuentros.“Esas reuniones las conoce Angelino. Va la gente de los comités, también amigos, entre ellos el exalcalde y ahora senador Jorge Iván Ospina, dirigentes de barrios y de izquierda y de otros partidos. Son grupos de confianza, empresarios como Roberto Ortiz, entre otros”, explicó la fuente que pidió reserva. Esa labor ha avanzado de tal forma que hoy al menos un 20 % de líderes comuneros de Cali ya están trabajando para impulsar la candidatura a la Alcaldía del exvicepresidente, que, según la fuente, aspirará al primer cargo de esta ciudad. Tanto que el año pasado Angelino compró un apartamento en el Oeste de Cali, pues la idea es establecerse acá. No obstante una de las fuentes indicó que Garzón quiere mirar cómo le va en las encuestas en Bogotá, porque sí allá marca bien, podría cambiar de planes. Pero sus allegados no son muy optimistas de que ello ocurra, pese a que el ex vicepresidente es el personaje público con mejor imagen en el país, incluso por encima del presidente Juan Manuel Santos. A ello se suma, a que en Bogotá las cartas parecen estar echadas y ya estarían cocinadas alianzas para impulsar a la exalcaldesa Clara López o Rafael Pardo, por lo que una candidatura de Angelino no tendría mucho espacio. Aquí juega también el hecho de que el exgobernador no es muy querido entre santistas y miembros de la Unidad Nacional y el día de la posesión de Santos para su segundo mandato fue evidente el distanciamiento entre el Jefe de Estado y su ahora 'exvice'.“Indudablemente es más importante para Cali contar con Angelino. Él es una persona transparente, con trayectoria para ser alcalde de la ciudad. Además da garantías a la ciudadanía y habla de Cali como ciudad región, lo que es clave para el Pacífico”, aseguró Orlando Riascos, quien fue miembro del gabinete de Garzón en la Gobernación del Valle. Otro de los que coinciden con que el futuro político del exvicepresidente está en la Alcaldía de Cali es el analista político y dirigente del Polo, Alejandro Ocampo, quien sostuvo que aunque Garzón quisiera Bogotá, la capital del Valle le conviene por el capital político que logró como Gobernador, por salud y porque además él quiere prestar un servicio. “Además Angelino es un hombre que tiene pocas cosas que perder”.Pero otra visión tienen algunos analistas, entre ellos la excongresista Yolima Espinosa, quien no comparte la posición del exgobernador de aplazar hasta el otro año su decisión de si aspira a la alcaldía de una ciudad u otra. “Uno no se puede cree que es indispensable para una sociedad para decir que va a decidir si aspira en Bogotá o Cali. Eso es creerse que uno está por encima de todo. Eso no es presentable”, aseguró la exdirigente política, tras agregar que el futuro político de Angelino Garzón también depende de sus problemas de salud.Un dirigente político, que también pidió reservar su identidad, aseveró que Garzón y sus amigos no pueden olvidar que para ganar la Alcaldía también se necesita apoyo de sectores políticos, que, según dijo, no fueron bien tratados en la Gobernación, por lo que ve difícil que esta vez se sumen tan fácil. Garzón: un 'Vice' incómodoEl hecho de que el presidente Juan Manuel Santos, durante el acto de posesión para su segundo mandato, ni siquiera tuviera en su extenso discurso unas palabras de reconocimiento a la labor del vicepresidente saliente Angelino Garzón, es en opinión de analistas y políticos una muestra del distanciamiento que hay entre los dos. Aunque Garzón restó importancia al hecho al decir que “eso era secundario”, se supo que salió con sentimientos divididos. Por un lado le dijo a cercanos colaboradores que se iba contento porque había cumplido la tarea, pero también se sintió maltratado.Fueron muchos los episodios en los que Garzón fue dejado a un lado por el Presidente, de quien se dice en la recta final del Gobierno tuvo poca o ninguna relación con Angelino. Fuentes cercanas al Gobierno cuentan que los eventuales encuentros eran fríos, el saludo no tenía la cordialidad de otros tiempos y que, incluso, a veces se evitaban. De hecho recordaron que en la instalación del Congreso, el 20 de julio, Santos caminó al Capitolio y dejó atrás a Angelino, quien llegó al Congreso caminando muy despacio y solo contó con la solidaridad de algunos generales de las FF.AA. que lo acompañaron, casi en solitario. Es más desde ese día parece que no hablaban.Las fuentes dicen que Garzón se sintió maltratado política y personalmente, porque siempre dijo que él lo único que hizo fue expresar lo que pensaba, así sus palabras no fueran concordantes con las ideas de Santos.Dicen que Angelino se mantuvo en su ley y eso le generó el distanciamiento de Santos, tanto que en la última etapa del Gobierno el Vicepresidente solo se escuchaba cuando entregaba declaraciones a los medios en alguno de los actos a los que asistía.Una voz de Palacio contó que fueron varios momentos en los que se vio al Vicepresidente aislado. Se saludaba con el Presidente y este seguía lo que estaba haciendo con sus asesores. Cuentan que se llegó al punto de que evitaban compartir espacios y cuando coincidían, cada uno estaba por su lado. El divorcio fue total. No obstante, las fuentes reconocieron que Garzón siempre estuvo dispuesto al diálogo y al saludo, pero que nunca se dio el espacio para un nuevo acercamiento.“Santos ni siquiera le reconoció a Angelino la labor que hizo en derechos humanos, parece que se le olvidó todo. Eso fue mala leche”, dijo Orlando Riascos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad