Andenes de la Carrera 15, en el centro de Cali, siguen invadidos de motos

Andenes de la Carrera 15, en el centro de Cali, siguen invadidos de motos

Abril 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Pese a los operativos, los andenes están ocupados. Estudian nuevas sanciones.

Hace días que los comerciantes de la Carrera 15 no ven a las autoridades (o ‘el lobo’, como ellos le llaman) haciendo operativos para frenar la invasión del espacio público. Los andenes se ven inundados de motocicletas y ventas de chalecos, cascos y demás repuestos, además de los vehículos de quienes paran por reparaciones. “Todo esto se mantiene lleno de vehículos que no permiten el paso de los peatones. Uno entiende que la gente debe trabajar, pero para eso tienen sus locales”, menciona Narciso Rincón, un comerciante de la zona. Según él y otros usuarios del sector, durante las primeras semanas del año, los operativos de la Secretaría de Tránsito eran intensos y se despejaba el espacio público constantemente. “Sin embargo, de un tiempo para acá ya no se les ve la cara”, cuenta. Pero, según Wilmer Tabares, agente de Tránsito encargado de la Oficina de Comunicaciones de la Secretaría de Tránsito, no es que se haya dejado de lado esta labor. Por el contrario, “queremos una solución de fondo. No sacamos nada con quitar las motos y que luego las vuelvan a poner. Por eso estamos buscando la manera jurídica de sancionar a los dueños de establecimientos que permitan que el espacio público frente a su local esté invadido”. Tabares explicó que la idea es hacer un decreto, en conjunto con Ordenamiento Urbanístico y con Secretaría de Gobierno, que incluya como co-responsables del espacio público a los dueños de los locales o administradores. Así, estas personas responderán por la invasión del espacio público, incluso si quienes invaden no trabajan en el establecimiento.“Si un cliente se estaciona en el andén, los del establecimiento deben decirle que lo haga en un lugar permitido. En la zona hay ocho parqueaderos”, advirtió Tabares.Germán Zúñiga, de un local del área, aceptó que sabe que infringe las normas cuando permite la invasión de los andenes. “Sin embargo nuestros locales son muy pequeños y no nos caben las motos dentro”, manifestó. Ante afirmaciones como ésta, la Secretaría de Tránsito respondió que, cuando se construyó el MÍO en ese sector, los comerciantes se comprometieron a adaptar el espacio dentro de sus locales para hacer labores de mecánica.Otras personas, como José Mauricio Sarria, de un local de repuestos, afirmó que desde que comenzaron los operativos contra la invasión del espacio público, las ventas han disminuido en un 70%. “Si antes atendíamos 20 ó 30 clientes en un día, ahora atendemos diez o quince máximo”, comentó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad