Anclajes partidistas en campaña de Alcaldía podría cobrar sentido

Septiembre 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Luis A. Arévalo - Director Carrera Ciencia Política Universidad Javeriana Cali

Los posibles anclajes, partidistas o no, entre las campañas a Alcaldía y Gobernación podrían empezar a cobrar sentido.

El Director de la Carrera Ciencia Política Universidad Javeriana Cali, Luis A. Arévalo, analiza la última encuesta realizada por la firma Ipsos Napoleón Franco, para El País, RCN Radio, RCN Tv., la FM y la revista Semana.En el escenario siempre hipotético de las encuestas, el valor de su análisis está en la comparación (ojalá entre aquellas realizadas por las firmas multinacionales contra firmas del Valle del Cauca o mejor, de institutos independientes o la academia) y se pueden leer resultados parciales. Se muestra una aparente estabilidad entre los candidatos que desde agosto se perfilaban como los tres con mayor intención de voto. Aparentemente, se estabilizan en su orden los candidatos Rodrigo Guerrero, María Isabel Urrutia y Milton Castrillón. Sin embargo, es interesante observar la variación que en un mes desplaza a Castrillón del segundo lugar al tercero, configurando un avance importante de Urrutia en un corto tiempo. De su lado, Guerrero aumenta en la intención de voto de los caleños en 4 puntos, pasando de 15% en agosto, a 19% en septiembre, consolidándose en el primer lugar de intención de voto, mientras que Urrutia avanzó 3 puntos en un mes. Estos datos se deben contrastar con los respectivos grados de reconocimiento, imagen y favorabilidad de los tres candidatos para concluir que las campañas que más potencial demuestran sean las de Guerrero y Urrutia. La cantidad de caleños que reconocen el nombre de Urrutia es superior que la de Guerrero y mucho más que la de Castrillón, en el siguiente orden: Urrutia 53% Guerrero 28% y Castrillón con un 25%. Si bien este grado de reconocimiento público de sus nombres no forzosamente se traduce en votos, sí puede ser un factor que lleve, de un lado a las campañas menos favorecidas a pensar en posibles coaliciones y, de otro lado, a los electores a buscar que su voto sume en una de las campañas con mayor intención. Al combinar el reconocimiento del nombre y la intención de voto, el potencial de Urrutia, basándose en el 53% de reconocimiento de su nombre, puede remontar en la intención de voto de los caleños para acercarse a Rodrigo Guerrero. Este fenómeno no sucede con la candidatura de Castrillón, pues a pesar de que su reconocimiento público es cercano al de Guerrero, su nombre se aleja más de Urrutia que el nombre de Guerrero de Urrutia. Se debe tener en cuenta que tanto la candidatura de Guerrero como la de Urrutia comenzaron de forma tardía, a diferencia de Castrillón. Recordemos que Guerrero forjó su vida pública en el Partido Conservador y que, su candidatura tardía, puso en un predicamento a las directivas del conservatismo, pues ya el candidato oficial era Castrillón. En este escenario hipotético es importante señalar el contraste entre la candidatura a la Gobernación y la de la Alcaldía. Si bien esta encuesta no trata el tema de la campaña a la Gobernación, en el grupo de los tres candidatos a la alcaldía que aparecen favorecidos, hay un factor común con los candidatos más opcionados a la Gobernación el cual es el del Partido Conservador. Si se observa con atención los posibles anclajes, partidistas o no, entre las campañas a la Alcaldía de Cali y las campañas a la Gobernación del Valle del Cauca, las posibles coaliciones pueden comenzar a cobrar sentido. Finalmente, en cuanto al clima de opinión, llama la atención el descenso en la popularidad del presidente Juan Manuel Santos y la persistencia de la ciudadanía en señalar el tema de la inseguridad como su principal preocupación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad