Alzheimer, un mal que cuesta olvidar

Agosto 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País - Lorena Rosero Suárez
Alzheimer, un mal que cuesta olvidar

El Alzheimer, el tipo de demencia más común, se presenta en personas mayores de 60 años. Es un trastorno degenerativo que afecta las funciones de pensamiento, memoria y lenguaje.

Por lo menos 260.000 personas mayores de 60 años podrían padecer Alzheimer en 2020, según una investigación realizada por expertos de la Universidad Icesi.

Cuántas personas sufren de Alzheimer en Colombia y cuántas sufrirán en el 2020, fueron los interrogantes que intentó responder un grupo de investigadores de la Universidad Icesi, al ver que todos los trastornos mentales y neurológicos, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, son una causa importante de morbilidad. Además, se han convertido en un problema severo de salud pública en Colombia. El Alzheimer, el tipo de demencia más común, se presenta en personas mayores de 60 años. Es un trastorno degenerativo que afecta las funciones de pensamiento, memoria y lenguaje; quienes lo padecen tienen dificultad para recordar cosas que ocurrieron y los nombres de personas conocidas. Aproximadamente 6 de cada 10 personas mayores de 80 años pueden sufrir esta patología. Según los expertos, se puede dividir en tres estadíos: Leve, Moderada y Severa, de acuerdo al grado de compromiso en las funciones vitales. Aspectos de la investigación En Colombia no hay disponible información actualizada sobre la frecuencia y la carga económica generada por la enfermedad de Alzheimer. La última investigación de esta índole se realizó en 1995, siendo esta el punto de partida para la nueva indagación, realizada por Yuri Takeuchi, Yoseth Ariza y Sergio Prada, especialistas de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Icesi. “Tuvimos como referencia los datos que arrojó la investigación de 1995, actualizamos la población según el Dane y, esta vez, nos enfocamos en los costos que requiere cada uno de los estadíos de la enfermedad. Implementamos un modelo dinámico para entender los factores de riesgo de la enfermedad y proyectamos las cifras a 2020, fecha estimada por investigadores a nivel mundial. La finalidad de la investigación es que el Ministerio de Salud se prepare para atender con calidad a estos pacientes”, explicó Yoseth Ariza, investigador y docente de la Facultad de Salud de la Icesi. La primera investigación estimó que para 2005, 216.380 colombianos mayores de 60 años tendrían algún tipo de demencia, 70 % de los casos pacientes con Alzheimer. El estudio realizado por los expertos de la Icesi estima que para 2020, por lo menos 342.956 personas mayores de 60 años tendrán algún tipo de demencia, 258.498 de ellos tendrán enfermedad de Alzheimer, siendo la población femenina la más afectada.Los investigadores aseguran que el aumento en el número de casos se espera que sea principalmente a expensas del estadío de severidad moderada, para el que se requiere de cuidadores y una red de soporte que se ocupe además de los pacientes, de sus núcleos familiares.Los costos promedio para la enfermedad dependen del estadío en el cual se encuentre el paciente afectado. “En la etapa leve, primeros años de la enfermedad, un paciente podría gastar entre $1.200.000 y $1.300.000, al año; en la etapa moderada, de $2.500.000 a $4.800.000, al año; y en la etapa severa, $8.000.000, al año. Estos costos son conservadores, puesto que cada paciente puede tener complicaciones u otras enfermedades al mismo tiempo”, aseguró Sergio Prada, investigador Proesa y profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Icesi. Otra investigación en proceso Un estudio realizado por especialistas de la Unidad de Terapia Celular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) podría demostrar que la acumulación de una proteína que se desarrolla en la mucosa olfatoria podría utilizarse como herramienta para diagnosticar a los pacientes con Alzheimer.Este nuevo estudio podría anticiparse a la llegada de la enfermedad y prevenirla puesto que ofrece evidencias concretas de la presencia de indicadores de la patología en etapa silente, es decir, cuando las personas no han manifestado los síntomas típicos de Alzheimer. Cuidados básicos Comer saludable: consuma cereales, nueces, frutos secos, frutas, hortalizas, vegetales. Evite los alimentos demasiado cocidos. Evite las grasas: disminuya los alimentos fritos, las grasas, productos procesados, enlatados. Consuma menos lácteos. Sí a la comida de mar: agregue a su dieta diaria el consumo de pescado, atún, salmón, alimentos ricos en omega 3. Comida simple: disminuya el azúcar en sus alimentos. A ejercitar el cerebro El cerebro requiere estar activo todo el tiempo, los expertos recomiendan: - Realizar juegos de mesa como rompecabezas, crucigramas y sopas de letras. - Memorizar números telefónicos, contraseñas y recordar todas las actividades que se realizaron en el día.- Estar en constante aprendizaje, realizar nuevos estudios, emprender hábitos de lectura e investigar.- Llevar las cuentas de la casa, detallar los gastos, hacer siempre tareas difíciles y todas las actividades que le permitan fortalecer la concentración. - Salir de la rutina, estar activo, contar historias y realizar actividades creativas. - Aprender otros idiomas. Está comprobado que hablar dos o más idiomas mejora la calidad del cerebro y retrasa su envejecimiento. Por ello esta es una actividad que se puede emprender a cualquier edad. - Llevar una dieta balanceada mantiene saludable, no solo al cuerpo, sino también al cerebro.- Realizar deporte, trotar por lo menos 20 minutos al día oxigena el cerebro y lo mantiene vital. - Iniciar alguna actividad física ayuda a su funcionamiento. Señales de alarma * Olvidar información recién aprendida. * Dificultad para planificar y resolver problemas.* Falta de orientación de tiempo y lugar.* Dificultad para realizar tareas habituales. * Dificultad para interpretar imágenes u objetos en el ambiente.* Problemas en el uso de palabras, habladas y escritas. * Cambios de comportamiento, falta de buen juicio.* Pérdida de iniciativa para realizar actividades habituales. * Cambios repentinos de humor. * Olvido de fechas o eventos importantes.* Dificultad para concentrarse al realizar una actividad. * Dificultad para leer, juzgar distancias y determinar colores, formas, dimensiones y contrastes.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad