“Algunas megaobras no fueron bien planeadas”: Secretario de Infraestructura Vial

Enero 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre, editora de Entorno
“Algunas megaobras no fueron bien planeadas”: Secretario de Infraestructura Vial

Miguel Melendez, secretario de Infraestructura Vial y Valorización de Cali.

Miguel Meléndez, secretario de Infraestructura, dijo que con la segunda fase de las megaobras no se pueden cometer los mismos errores. Anunció que se revisará el recaudo por valorización.

Una ciudad donde sólo el 2% de la malla vial se encuentra en excelentes condiciones y cuyo paquete de obras más importante de los últimos 20 años (megaobras) enfrenta serios desafíos en materia de recursos, dibujan buena parte del panorama que recibe el nuevo secretario de Infraestructura de Cali, Miguel Meléndez. En entrevista con El País, el funcionario aseguró que contratará una auditoría para revisar el recaudo por valorización y dijo que el Municipio sí se ha expuesto a sanciones y demandas por el incumplimiento en los pagos a los concesionarios de las megaobras. Usted dijo que encontró un déficit de $30.000 millones en el recaudo de las megaobras. ¿Cómo impacta eso los trabajos?No afecta la ejecución como tal en el sentido de que todavía tenemos unos recursos que se han pagado a los contratistas por obras de servicios públicos y Emcali todavía no nos ha reembolsado esos dineros. En la medida en que nos pasen esos recursos nos iremos poniendo al día con los contratistas. Al 31 de diciembre estábamos casi al día con ellos, pero a 21 de enero nos entraban las cuentas de los tres concesionarios y esos son los dineros que necesitamos conseguir para poder pagarles a ellos. Ha quedado en evidencia que hay muchos problemas operativos con el recaudo. Al menos 80.000 recibos no han podido ser entregados por falta de direcciones y la oficina de megaobras funciona a medias. ¿Qué medidas se tomarán para solucionarlo?Lo primero es la actualización de la base catastral. Tenemos predios del Municipio que fueron incluidos, cuando no debe ser así, tenemos otros con la dirección equivocada y facturas con la dirección incompleta, a esos predios no se les ha cobrado. Todo esto aparte de los problemas normales de facturación. ¿Es cierto que piensan modificar el sistema de recaudo?Tenemos dos instalaciones en el CAM donde atendemos a los contribuyentes, una sede en el Sur cerca de Cosmocentro y en cada Cali, pero en cada uno de esos sitios no se puede hacer el ciclo completo. En alguna parte se genera la factura nueva, en otra la negociación de forma de pago y hay que salir con el recibo a pagar. Además hay políticas de cobro muy rígidas, un día, por ejemplo, alguien vino a hacer un abono adicional parcial y no le pudieron recibir. La idea es que se puedan hacer abonos parciales, hacia eso vamos a migrar en el sotfware. Tenemos que ser muy cuidadosos en la custodia de las cuentas, que no vaya a haber mucha liberalidad para que alguien de manera indebida borre registros o aparezcan cuentas pagadas sin que lo hayan hecho, ese es un tema que hay que cuidar...¿Le preocupa que esto esté pasando?Me aseguran en la Secretaría que no se han detectado esos casos, pero de todas maneras vamos a investigarlos porque hay 33.000 cuentas que no se han movido, eso forma parte de todo el paquete de las 600.000 facturas mensuales que hay que generar.Además, recientemente se denunció el espionaje a las computadoras de la Alcaldía, lo que puede generar suspicacias...Puede generarlas, no vaya a ser que hayan intervenido la base de datos de las megaobras, como pueden haberlo hecho en Sicali y Catastro, ese es un tema que puede tener repercusiones. Vamos a hacer una auditoría externa para tener la tranquilidad. Por la falta de recursos el Municipio se retrasó en los pagos a los concesionarios y se valió de otras cuentas para salir de esa deuda...En octubre del año pasado hubo un retraso con los tres. Entonces se hicieron traslados de cuentas de predios a las cuentas principales. Lo que tenemos que hacer es conseguir los recursos para equiparar las cuentas.¿De cuánto estamos hablando y cómo los van a conseguir? La plata que se trasladó es la de gestión de predios de las mismas megaobras...Son algo así como $24.000 millones. Por eso es que necesitamos que entren los recursos en los que estamos desfasados en el recaudo. Y aquellos que hemos pagado para obras de redes de servicios públicos. Ya establecimos con el gerente de Emcali una mecánica de reducción de esas cuentas, algo así como $130.000 millones. Todos esos recursos no figuran en los presupuestos de Empresas Municipales y tenemos que empezar a revisarlos.¿Cuándo ingresará esa plata?Desafortunadamente hasta el momento no se han producido pagos por parte de Emcali a Valorización por servicios públicos, básicamente porque el Municipio no ha justificado las obras ante Emcali. Las obras han sido aprobadas y revisadas por ellos, pero falta que el Municipio se ponga juicioso a presentarles las justificaciones y las actas.Entonces ha habido negligencia...De pronto no ha habido la rapidez suficiente o la disposición para llegar a los acuerdos que se tienen que hacer.¿Con esos incumplimientos el Municipio ha estado expuesto a demandas, incluso a la terminación unilateral de los contratos por parte de los concesionarios?Sí, a sanciones económicas y terminación del contrato. Parte de lo que estamos trabajando es evaluando las contingencias que tenemos en las megaobras. Le hemos pedido a cada uno de los grupos que nos haga un listado de las indefiniciones que afecten la obra por parte de la administración o las interventoras y hemos encontrado que hay decisiones que tomó la Administración anterior que pueden volverse contingencias en reclamaciones que afecten el valor de las obras, como haber suspendido la ejecución de trabajos del Grupo 1 por el Mundial de Fútbol o por Feria de Cali.¿Entonces las megaobras están planteadas con muchos vacíos y el Municipio está es dando ‘papaya’ para que lo demanden?Sí, pienso que el sistema de contratación no es el más conveniente, contratar a un precio global fijo se presta para muchas indefiniciones. Yo diría que algunas obras no fueron lo suficientemente bien planeadas y presupuestadas, los cronogramas no eran los que se tenían, porque plantear que en tres meses se evaluará, negociará, demolerán los predios es muy difícil. Uno tiene que poner los pies sobre la tierra y en aquellas obras donde tenga que hacer una compra masiva de terrenos, plantear el tiempo justo, eso no se hace de la noche a la mañana. ¿Qué va a pasar con la licitación de la Fase II, se harán todas la obras?Estamos evaluando técnicamente estas obras. Tenemos que revisar los planos, diseños y presupuestos, porque no se pueden cometer los mismos errores. La primera instrucción es que no vamos a sacar a licitación ninguna obra que no tenga los planos como tienen que ser. No vamos a permitir que sean los contratistas los que diseñen la obra. No podemos sacar obras que no tengan la disponibilidad presupuestal completa. Cualquier obra que requiera intervención de servicios públicos necesita la coordinación con Emcali y los precios de contratación tienen que ser esos.¿No está siendo así con las obras de la Fase I?No, tenemos precios por encima de los de Emcali. Empresas Municipales nos pueden reconocer $3.000 millones y la obra puede costar $3.200 millones. Eso es un mayor costo para el Municipio.¿Es posible entonces que algunas obras no se hagan?Estamos en el análisis jurídico. Lo que pensamos es que hasta que no tengamos el presupuesto no podemos dar un nivel de costos de cuánto vale la segunda fase.¿O sea que no hay certeza de que se completen las 21 megaobras?Diría que el Gobierno Municipal debe hacer un esfuerzo muy grande para cumplir con lo que se comprometió. No sabemos cuántos recursos debe el Gobierno Municipal asumir o si los recursos que se tienen alcanzan para pagar las otras obras.Es preocupante eso, porque como contribuyente uno piensa, bueno...yo pagué 21 megaobras, no menos...Y seguramente se harán. A lo que estamos apuntando es que un esfuerzo tan grande como volver a utilizar el cobro de valorización no lo podemos perder. Aquí el tema no es si las obras deben o no hacerse, aquí lo que hay que pensar es que esto es importante para el desarrollo de la ciudad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad