Alertan sobre contratos a través de convenios

Octubre 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Tras las anomalías encontradas en la Alcaldía de Bogotá en los proceso de contratación, los entes de control de Cali alertaron sobre contratos millonarios que se han realizado en la ciudad, suscritos a través de la figura de convenios y para los cuales no se abrieron licitaciones.

Tras las anomalías encontradas en la Alcaldía de Bogotá en los proceso de contratación, los entes de control de Cali alertaron sobre contratos millonarios que se han realizado en la ciudad, suscritos a través de la figura de convenios y para los cuales no se abrieron licitaciones. El dedo en la llaga la puso el Personero Manuel Torres Moreno, quien aseguró que esos contratos “pueden ser legales”, pero con un “alto contenido antiético”. Para realizar esos contratos se estarían usando entidades como el Fondo Mixto para la Promoción del Deporte y la Empresa de Renovación Urbana, Emru, que se rigen por el régimen privado, están facultadas para contratar sin necesidad de recurrir a licitaciones. El martes en la mañana, el Personero dijo que con el Fondo Mixto se firmó un contrato por $70.000 millones para la remodelación del Estadio Pascual Guerrero, el cual tendría un sobrecosto de $30.000 millones, adjudicado a través de un convenio y sin que mediara licitación. “Lo ideal es que se realizara una licitación pública, ya que con el convenio el contratista queda circunscrito a discreción del contratante”, dijo. No obstante, ayer en la tarde, Torres Moreno señaló que luego de hacer un recorrido por las obras del estadio constató que no han existido sobrecostos, sino adiciones al presupuesto inicial. El Personero también señaló que son cuestionables los convenios con el Comité de Cafeteros, que construye acueductos rurales, y con la Emru, que ahora realiza mantenimiento de zonas verdes, cuando esa tarea corresponde al Dagma.Por su parte, la contralora Municipal, Alma Carmenza Erazo, dijo que trasladó a la Personería y la Procuraduría Provincial dos hallazgos disciplinarios donde se encontraron presuntas irregularidades relacionadas con los convenios interadministrativos entre la Emru y la Alcaldía. Y entre la Secretaría de Salud y el Comité de Cafeteros. La funcionaria agregó que en el caso del convenio entre la Secretaría de Salud y el Cómite de Cafeteros el valor que aportó el Municipio fue mucho mayor al que hizo el cómite.Asimismo, El País conoció que la Secretaría de Infraestructura Vial y Valorización suscribió siete convenios, que suman $20.000 millones. El último de ellos lo realizó por $8.500 millones y tiene como objeto “aunar esfuerzos administrativos entre el Municipio y el Fondo Mixto para garantizar las condiciones de la realización del campeonato mundial de fútbol sub 20”.El cabildante Milton Castrillón, miembro de la comisión de presupuesto del Concejo, declaró que estas irregularidades se vienen presentando desde el 2008. “Los convenios se desarrollan con el Cómite de Cafeteros, los fondos mixtos de Cultura y Deporte, el Centro de Diagnostico, La Emru, La Fundación de la Universidad del Valle y la Corporación para la Recreación Popular”, aseguró. De acuerdo con el cabildante, el Municipio está utilizando la figura para saltarse la Ley 80 de contratación. “La Administración emplea este modelo porque tiene la oportunidad de darle los contratos a sus amigos, ya que, los requisitos no son tan exigentes”, dijo.Entre los proyecto adjudicados a través de la figura de convenio está la realización de los Juegos Nacionales que contrató la Secretaría de Deporte con el Fondo Mixto y la edificación de la Ciudadela Educativa Nuevo Latir que fue adjudicada a la Emru.Finalmente, El País conoció que la Procuraduría General está interesada en examinar la contratación de Cali y el 21 y 22 de noviembre hará una auditoría a la Emru.El Alcalde responde Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, refutó la posición de los entes de control y dijo que los convenios son una figura donde la contraparte coloca recursos para potencializar los del Municipio. “En el convenio con el Cómite de Cafeteros hay una contrapartida y con ello se amplió la cobertura de los acueductos rurales”, dijo.El mandatario local agregó que en convenios como el de la Fundación Argos la contraparte puso hasta el 40% de los recursos, los cuales permitieron intervenir mayor número de escuelas del municipio.“No deben los convenios generar suspicacias en la medida que potencialice los recursos públicos”, declaró. Con respecto a los contratos interadministrativos que desarrolla con la Emru, Ospina dijo que la función de este organismo es renovar urbanísticamente “y es lógico que construya escuelas y desarrollos civiles a que lo haga una secretaría social donde sus objetivos deben ser orientados a la prestación del servicio”, concluyó. Otro de los cuestionamientos es el convenio que realizó la Secretaría de Salud con el Cómite de Cafeteros, en donde este último organismo aporta una mínima cifra frente al aporte del ente municipal.“Así usted aumente un 15% incrementa los alcances de la obra. Lo que tendría que preocupar son contrataciones amañadas”, dijo. En relación con las obras del estadio, Ospina eludió hacer referencias precisas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad