Alerta por escasez de sangre en el Valle en primeros días del 2014

Enero 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Alerta por escasez de sangre en el Valle en primeros días del 2014

Las existencias de unidades de sangre en el Hospital Universitario se encuentran escasas por el alto número de pacientes atendidos en el fin de año. Se buscan donantes.

Fiestas de fin de año aumentaron necesidad en hospitales del departamento. Hacen llamado para que ciudadanos donen.

Mientras las familias caleñas celebraban la llegada del nuevo año, en los hospitales de Cali y el Valle, como el Universitario del Valle, HUV, el panorama era alarmante. Solo en esa institución, llegaron 76 pacientes en menos de 24 horas, 30 de ellos heridos con arma cortopunzante o de fuego. Entonces la atención se hizo complicada, explican los médicos. Especialmente, porque además de los aprietos por la cantidad de gente, comenzó a escasear la sangre, aquel líquido vital que la mayoría de ellos requiere para sobrevivir. Un cálculo sencillo: al día el HUV necesita mínimo 60 unidades (bolsas) de sangre para atender a los pacientes. Al mes se necesitan unas 1800. En un día como el 1 de enero y los que siguen, son necesarias al menos unas 90, asegura María Fernanda Rincón, bacterióloga del Banco de Sangre de ese hospital. En la Cruz Roja la falta de este elemento también es notable, explica el director ejecutivo de la Cruz Roja Valle, Harold Alberto Suárez. Señala que en un día cualquiera del año, la captación de sangre es de 130 unidades. Sin embargo, en la temporada decembrina si mucho se logran conseguir 30 o 40 diarias. Los tipos más solicitados son O+ y O-. “Los sitios en los que más sangre logramos recolectar son las universidades, los colegios y las empresas. Pero como por esta época la mayoría salen de vacaciones, se nos complica más la tarea. Por eso hacemos el llamado para que la gente se acerque a donar de manera voluntaria”, explicó el director de la Cruz Roja Valle. El panorama de escasez es igual en los hospitales de nivel 2 (complejidad media), explica el director de Urgencias del HUV, Luis Fernando Pino. “El San Juan de Dios y el Mario Correa también estaban a reventar esa noche. Por eso no nos quedó más remedio que recibir a todos los pacientes que llegaban, independientemente de su complejidad. Se necesita mejorar la capacidad de la red prestadora de salud”, puntualizó. Actualmente hay decenas de pacientes esperando transfusiones para salvar su vida. Es el caso del joven Juan Camilo Gamboa, de 20 años, quien sufrió un accidente en su motocicleta, en la mañana del 1 de enero. Está a punto de perder su pierna izquierda y requiere de varias unidades de sangre tipo A+. Aunque varios familiares y conocidos se han acercado a donar, no ha sido suficiente la sangre recolectada y ahora su vida depende de que más personas se acerquen a colaborarle a él y a otros pacientes en la misma situación.Es también el caso de Jeison Steven Cerquera, quien está hospitalizado desde el 25 de diciembre, con una herida de bala en su vientre. Para que los médicos puedan cerrar esa herida se necesitan 20 unidades de sangre, además de las 35 que ya le han sido suministradas. Con 19 años de edad, está a la espera de este líquido vital para poder ser operado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad