Alerta en Cali por venta irregular de productos naturales

Julio 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Alerta en Cali por venta irregular de productos naturales

Tónicos para la memoria, limpiadores de colon, productos para combatir el estrés y suplementos para evitar la anemia en niños, entre lo incautado.

Una voz de alerta lanzaron las autoridades sanitarias de Cali a la ciudadanía para para que evite adquirir productos naturales que se venden de manera irregular.

Un llamado de atención hicieron las autoridades de salud de Cali a la ciudadanía para que evite comprar productos naturales que se venden de manera irregular.Se trata de medicamentos para enfermedades terminales, productos adelgazantes, potencializadores sexuales, suplementos vitamínicos para adultos y niños, entre otros, que de acuerdo con la Secretaría de Salud, se están comercializando sin registro sanitario, sin fecha de expedición ni vencimiento o que no tienen permiso para su distribución en Colombia.Según técnicos de dicha dependencia, entre enero y julio de este año se han decomisado más de dos mil productos naturales irregulares en el mercado caleño. Su comercialización se concentra, en mayor proporción, en el centro de Cali. Barrios como Alameda y los alrededores de plazas de mercado también están en la lupa de las autoridades de salud.Ayer, las autoridades informaron de la incautación de 1086 de estos artículos, algunos de ellos hechos a base de cartílago de tiburón, gingko biloba y extractos de plantas que prometen, entre otras, acabar con tumores cancerígenos, artritis, cálculos renales o mejorar el desempeño sexual.El decomiso se realizó el viernes de la semana pasada, con apoyo de la Policía Ambiental en 23 establecimientos comerciales del centro de la ciudad. El material será destruido. “El riesgo para la salud humana es muy alto. Muchos de estos medicamentos, además de no cumplir con lo requerido por la ley, resultan siendo engañosos. Prometen acabar con enfermedades terminales haciendo que los pacientes dejen sus tratamientos, lo que da paso a que las dolencias se agraven”, explicó Olga Lucía Cuellar, directora de la Unidad Ejecutora de Saneamiento (UES) de la zona de ladera, de la Secretaría de Salud de la ciudad. Tan delicada es la situación que incluso “en análisis realizados a este tipo de productos naturales que dicen ser adelgazantes se ha comprobado, a través de pruebas de laboratorio que se hicieron en años anteriores, que contienen elementos altamente nocivos para la salud, como cianuro”, aseguraron técnicos de la dependencia a El País.Más denunciasLa Asociación Nacional de Naturistas, Asonatura, entidad que agremia a productores naturistas del país, aseguró que Cali es una de las ciudades más afectadas por el mercado ilegal de estos elementos.Ismael Ochoa, director ejecutivo de Asonatura, indicó que desde Ecuador, Perú y China ingresan como contrabando estos productos que, a veces, no contienen los elementos medicinales que refieren.“En pruebas que hemos realizado, detectamos que muchos de esos medicamentos tienen como base harinas, salvado de trigo o linaza. En muchas ocasiones los medicamentos tienen una mínima parte del componente terapéutico que prometen, incluso, a veces, ni siquiera lo poseen”, asegura el señor Ochoa.Dice, además, que desde el año pasado la agremiación denunció ante el Ministerio de Salud y el Invima la venta ilegal de este tipo de artículos en los denominados ‘Sanandresitos’ y perfumerías en ciudades como Bogotá y Medellín, “lo que termina afectando la industria legal y la salud de quienes lo adquieren”. Voceros del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, aseguraron que es un riesgo adquirir productos de este tipo pues “atentan contra la seguridad de quien los consume pues no se conoce realmente la composición que contengan y no garantizan su eficacia frente al tratamiento prescrito o elegido”.Además de los riesgos para la salud, las autoridades en Cali recordaron que distribuir productos naturales sin cumplir con los requisitos de ley puede acarrear investigaciones administrativas y multas económicas entre los 50 y 1000 salarios mínimos diarios legales vigentes (desde $1.026.650 hasta $20.533.000), dependiendo del volumen de mercancía encontrada en el establecimiento comercial y la reincidencia del implicado.La Secretaría de Salud ya abrió investigación a los 23 locales comerciales en los que se decomisó recientemente mercancía.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad