Alcaldía estudia sancionar a quienes derrochen agua en Cali

Agosto 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Alcaldía estudia sancionar a quienes derrochen agua en Cali

Lavando un carro con manguera se gastan 500 litros de agua. Usar el agua potable para esta actividad es, según Rodrigo Zamorano, un “crimen ambiental”.

En una semana se sabrá si con el comparendo ambiental se multa el mal consumo. Los niveles de los ríos Cali y Meléndez están por debajo de lo normal.

Debido a la reducción en los caudales de agua de los ríos Cali y Meléndez, que abastecen a la población habitante de la ladera y el oeste de Cali, la Alcaldía estudia el imponer sanciones a los derrochadores de agua. Lea también: ¿Quién responde por el derroche de agua en Cali? Rodrigo Zamorano, coordinador del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Cali, explicó que se está revisando la reglamentación para imponer comparendos a quienes desperdician el agua potable en esta temporada seca, con actividades como el riego de jardines, lavado de vehículos, andenes y fachadas. “Estamos a la espera del concepto de la Dirección Jurídica para poder sancionar a quienes hacen desperdicio”, sostuvo Zamorano, quien agregó que el déficit de lluvias en este año alcanzó el 48 %. “Así llueva en septiembre y octubre, que se prevé que será con menor intensidad que en otros años, no se alcanzan a recuperar totalmente las cuencas. Por eso Emcali tuvo que anunciar medidas, que aunque no es un racionamiento, si contempla la disminución en la distribución de agua en la red, debido al descenso de los caudales de los ríos”, dijo Zamorano. La idea de sancionar a los derrochadores de agua en Cali la había propuesto Emcali a la Comisión Reguladora de Agua Potable y Saneamiento Básico, entidad que activó un decreto que contempla multas a quienes hagan mal uso del líquido.  Lea también: Hasta nueve años de cárcel y multas millonarias a quienes derrochen agua. En este documento se incluyeron ciudades de la Costa Atlántica, Santander, Cundinamarca, Boyacá y el norte del Valle. Cali no clasificó, según explicó el gerente de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, Julián Lora, porque “aunque hay contingencias, no se puede declarar  efectos del Fenómeno del Niño”.  Plan de contingencia de Emcali Debido a la reducción en los caudales de los ríos Meléndez y Cali, que abastecen la zona de ladera y el oeste de la ciudad, Emcali anunció desde ayer restricciones en el suministro de agua potable. En el caso de las comunas 1, 2, 3, 4, 9, 10, 17 y 19, habrá una disminución en la entrega del agua potable en el horario comprendido entre las 11:00 p.m. y las 4:00 a.m.  “Con ello se busca poder almacenar agua en los tanques de almacenamiento de la planta de tratamiento Río Cali y así poder tener el servicio en las horas del día”, dijo Roberto Pomar, jefe de Producción de la Gerencia de Acueducto y Alcantarillado de Emcali. Adicionalmente, se mantendrá el racionamiento de agua, día de por medio, en las comunas 18 y 20, que se abastecen con la planta de tratamiento de La Reforma, que se alimenta de la cuenca del río Meléndez. “Vamos a mantener la entrega del agua a través de carrotanques, como lo hemos venido manejando en los últimos quince días”, dijo el ingeniero Roberto Pomar. Los carrotanques pueden ser solicitados a través de la Línea 177.Estas medidas afectan a 600.000 habitantes de Cali, quienes se abastecen del agua en el sistema de distribución de la red alta (que depende de las plantas La Reforma y Río Cali). Las razones del desabastecimiento Los caudales de los ríos Cali y Meléndez están por debajo de los promedios históricos. Según los registros de Emcali, el promedio de caudal del río Cali es de 3500 litros por segundo, de los cuales solo se necesitan 1400 litros por segundo para operar la red de distribución que depende de esta planta de tratamiento. Pero hoy, con el actual caudal, solo se puede captar en esa cuenca 970 litros por segundo. En el caso del río Meléndez, el promedio de su caudal es de 800 litros por segundo, pero actualmente está en 300 litros por segundo. Freddy Mantilla, director de Agua Potable, indicó que los consumos han aumentado por la sensación de calor. “El consumo promedio en la ciudad es de 9000 litros por segundo y hoy está en 9400 litros por segundo. Ese mayor gasto en las viviendas y la escasez de agua en las cuencas agudiza el abastecimiento”, afirmó Mantilla.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad