Alcalde Guerrero recibe a voceros de los camperos que están en paro

Octubre 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Los voceros de los camperos se reunirán en la tarde de este martes con el alcalde Rodrigo Guerrero con el fin de buscar una solución al paro que afecta a la comunidad de Terrón Colorado.

Los voceros de los camperos que prestan el servicio en Terrón Colorado, que se encuentran en paro desde el martes, se reunirán en la tarde de este miércoles con el alcalde Rodrigo Guerrero, en el CAM.Así quedó establecido luego de que en la mañana los motoristas que se ubicaron frente a la iglesia de Terrón Colorado, anunciaron paro indefinido hasta que sean escuchados y solucionadas las problemáticas que viven en la actualidad.El paro afecta a los habitantes de las comunas 1, 18 y 20 en la ladera de Cali, que sólo cuentan con el servicio de las 'gualas' o camperos para desplazarse hasta sus viviendas.Los conductores se declararon en paro indefinido hasta no hablar con la Administración local.La decisión de no salir a trabajar resultó luego de una reunión que se realizó el martes entre miembros del Municipio y voceros de estos transportadores, en la que se intentó llegar a acuerdos para superar los cierres, pero no se llegó a una concertación.Óscar Valencia, uno de los voceros de este gremio, dijo que los cerca de 400 camperos decidieron no salir a trabajar hasta hablar con el Secretario de Tránsito, Metrocali y el Acalde de Cali.El vocero también denunció que tras los operativos de la Policía, realizadas en la tarde del martes se presentó la agresión a varios conductores, ocasionando en dos de ellos heridas de consideración y por ello se encuentran hospitalizados.“Están jugando con la cuchara de más de 1800 familias de la ladera. Además nos parece muy mal hecho que en la reunión de ayer estuviera solo el presidente de Metrocali, el Secretario de Gobierno y no el Secretario de Tránsito”, dijo el vocero de los camperos.Sin embargo, Alberto Hadad, secretario de Tránsito de Cali, reiteró en una emisora local, que en ningún momento se ha autorizado, ni se entregado exclusividad alguna para la prestación del servicio de transporte público de pasajeros en la zona de ladera a los integrantes de Gualas S.A.El funcionario dijo que no asistió a la reunión porque era un tema de orden público, y que hasta el momento a los camperos que están protestando no los han excluido del convenio que se tiene con Metrocali. “Vamos a volver a tener otras reuniones para conversar, explicarles nuevamente y evitar el vandalismo que paralizó el sur y el oeste de Cali. A mí lo que me parece, es que hay una gran división entre ellos, hay una pelea entre los dueños de los carros y los dueños de las empresas, en la que nosotros no nos podemos meter”, dijo Hadad.Además explicó que los camperos, ya han tenido varias reuniones con Metrocali para explicarles el proceso de cómo se lleva a cabo la integración del transporte de ladera.“El tema del transporte en la ladera es muy deficiente y nos interesa arreglar ese tema de una manera ordenada con una tipología de servicios más seguros y que se vuelvan integradores o alimentadores del MÍO”, concluyó Hadad.El martes, en horas de la mañana y de la noche, decenas de conductores de camperos que prestan el servicio de transporte en la ladera de Cali protagonizaron bloqueos al tráfico en el oeste de la ciudad.En la Portada al Mar el cierre duró cerca de una hora y terminó a las 7:00 p.m. Allí las protestas fueron acaloradas, incluyendo pedrea y lanzamiento de gases por parte de la Fuerza Pública. Posteriormente los conductores se desplazaron cerca del retén forestal. Sin embargo, una hora después, a la altura de la entrada al Aguacatal y Montebello, un grupo de jóvenes encapuchados, que según testigos eran vándalos que no tenían nada que ver con la protesta, quemaron llantas y se enfrentaron a la Policía, generando un nuevo trancón.Según el coronel Nélson Rincón, comandante operativo de la Policía de Cali, durante la jornada fueron detenidas seis personas y varios uniformados resultaron heridos.Entre las exigencias de los conductores de las 'gualas', está la integración de este sistema de transporte con el MÍO, por la disminución de los buses y el cambio de rutas en la zona de la ladera, lo que ha generado que la comunidad tenga que pagar hasta $2.500 a carros 'piratas' para llegar a sus sitios de trabajo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad