Alcalde de Cali tuvo duro cara a cara con Alexis Lozano y Jairo Varela

Alcalde de Cali tuvo duro cara a cara con Alexis Lozano y Jairo Varela

Diciembre 27, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Lucy Libreros | Elpais.com.co
Alcalde de Cali tuvo duro cara a cara con Alexis Lozano y Jairo Varela

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, junto a Alexis Lozano, director de la orquesta Guayacán, y Jairo Varela, director del Grupo Niche, debatiendo sobre la participación de las orquestas locales en la Feria de Cali.

El director del Grupo Niche y de la orquesta Guayacán confrontaron al alcalde Jorge Iván Ospina sobre el poco espacio que las agrupaciones locales han tenido este año en la Feria de Cali.

Lo que prometía ser una rueda de prensa, convocada a última hora por Alexis Lozano, director de la orquesta Guayacán, y Jairo Varela, del Grupo Niche, en el Hotel Intercontinental, para sentar sus posiciones sobre el maltrato del que —según ellos— han sido víctimas los artistas de la región en la Feria, terminó convertido en un duro cara a cara entre los músicos chocoanos y el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina. Al término de una entrevista radial que concedía el primer mandatario, Varela le salió al paso a Ospina y en tono respetuoso le increpó sobre por qué los artistas locales habían sido "ignorados" en esta edición 53 de la Feria de Cali. En cuestión de segundos, Ospina y Varela se vieron envueltos en una nube de periodistas que siguieron de cerca el cruce de palabras entre los tres. "Todo esto me ha dolido mucho, señor Alcalde, porque creo que el Grupo Niche es una de las agrupaciones insignes de la Feria y de la ciudad", expresó Varela. El compositor del Cali Panchanguero dijo, a renglón seguido, que no hablaba sólo por él, sino por otros artistas caleños como la agrupación Ángeles, "una de las orquestas juveniles con más proyección en la salsa pero que, sin embargo, tampoco fue convocada para la Feria". Lozano —que el pasado sábado durante el concierto inaugural de la Feria denunció en público actos de discriminación hacia agrupaciones nacionales— también llegó al lugar para terciar en el debate. Mirando de frente al Alcalde, le expresó que "la Feria de Cali debe pensarse para que nosotros, sus artistas, mostremos lo que tenemos por dentro, pero este año se les dio prioridad a los extranjeros y con dineros públicos. Estoy harto del pisoteo a que nos someten a los artistas en nuestra propia ciudad porque incluso en la radio suenan más los de afuera que lo de nosotros. Al señor Amú (refiriéndose a Leobardo Amú, presidente de Corfecali) se le olvida que lo que pone a gozar a la gente son temas insignes como ‘Cali Pachanguero’ y ‘Oiga mire vea’".Ante las críticas, Ospina se escudó en que cuando se habla de salsa se está "frente a un género que tiene apuestas desde diferentes latitudes. Y seremos grandes en la medida en que no seamos excluyentes ni xenófobos. Aquí, en Cali, cabemos los cubanos, los puertorriqueños y los caleños". Y agregó: "No es nuestro propósito dejar a nuestros artistas por fuera. Si se han cometido errores con una u otra orquesta se pueden superar. No podemos hacer de esto una circunstancia trágica, sino de aprendizaje para poder encontrarnos en la música". Al final, el mandatario de los caleños pretendió zanjar la polémica con un apretón de manos con Varela y Lozano, a lo que estos accedieron sin problema. Pero el asunto cambió de tono cuando Ospina invitó a hacer lo propio con Leobardo Amú, a lo que ambos directores se negaron. Minutos antes de que se diera el cara a cara, El País había conversado por separado con Varela y Lozano. Y con el propio Amú.El director de Niche no sólo respaldó las denuncias de Lozano, sino que culpó de la situación a Leobardo Amú, a quien tildó de "inculto y estúpido" pues, según Varela, no "reconoce el valor de la cultura caleña"."Yo creo que le quedó grande la organización de la Feria de Cali al señor Leobardo Amú, entre otras cosas porque omitió la parte emblemática de la Feria que es el Grupo Niche, a mi orquesta la dejaron relegada a cantar en los clubes y eso porque fue iniciativa de sus directivas, no de Corfecali. Si el Alcalde tiene un poco de dignidad debería pedirle la renuncia a ese señor", aseguró Varela, visiblemente molesto. El padre de Cali Ají fue más allá en sus comentarios. Aseguró que a los caleños se les ha engañado al traer a la ciudad este diciembre a artistas como Willie Rosario, Roberto Roena y la Mulenze, "orquestas fantasmas que ya no existen y están ensambladas, mientras nosotros, los artistas locales, venimos haciendo un trabajo musical juicioso durante el año. Nuestra propuesta es que los de acá tengamos prioridad y sólo haya cabida para los artistas internacionales que de verdad se lo merecen. Ve tu a Puerto Rico a ver si a un músico de Colombia le abren tan fácilmente las puertas como a los cantantes puertorriqueños aquí". Aléxis Lozano, por su parte, recordó que Colombia debería tomar el ejemplo de México donde se aplica la Ley de Alternación que obliga a que por cada artista extranjero que se presente haya por lo menos dos nacionales. Eso sí es proteger al artista, pero aquí la mayoría de nuestros músicos son unos cobardes y no hacen respetar sus derechos".Ratificando sus declaraciones del sábado anterior, justificó las palabras soeces con las que se refirió a los artistas internacionales que esa noche alternaron tarima con él. "Estoy defendiendo con madrazos el honor de los músicos de Colombia", dijo, y sostuvo además que la palabra ‘hijueputa’ utilizada por él esa noche hace parte de la idiosincracia de los colombianos "de la que echamos mano para absolutamente todo. Y si la utilicé fue por pura indignación". A pesar de su intento por pretender bajarle el tono a su comportamiento del sábado pasado, el director de Guayacán persistió con otra salida en falso: "Tirofijo nos dijo alguna vez a los artistas que los gobiernos nos vulneran porque no estamos armados. En Colombia hay que estar armado, hay que ser violento para ser escuchado".Leobardo Amú no quiso ahondar en la polémica. Recordó que este año Guayacán estaba programado para el gran concierto inaugural y consideró que Lozano se expresó "de forma grosera" con los artistas puertorriqueños. "Estaba ofuscado, sus declaraciones estuvieron salidas de tono. Se le olvida que dentro de Guayacán hay un puertorriqueño y que cuatro años atrás Guayacán no estaba sonando y vino a salir a flote con dos grandes vocalistas puertorriqueños: Pedro Arroyo y Wichy Camacho".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad