Alcalde condiciona obras de Granada

Julio 16, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Alcalde condiciona obras de Granada

Novedad. Las Avenidas 9 y 9A tendrán calzadas de 7,20 metros y habrá andenes de 4 metros. Sólo se podrá parquear en la Avenida 9A y en las transversales.

En dos semanas iniciarían los trabajos del proyecto urbanístico, pero no se han tramitado los permisos. Según la Administración local, la propuesta urbanística debe incluir un plan de mitigación del impacto vial.

A dos semanas de que arranquen las obras de remodelación del barrio Granada, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, aseguró que no dará los permisos respectivos hasta que no le presenten la totalidad de esta propuesta urbanística, la cual debe incluir un plan de mitigación del impacto vial.La afirmación fue hecha luego de que Javier Marulanda, gerente del Proyecto Granada, le dijo a El País en su edición del domingo pasado que en agosto entrante comenzarán los trabajos de rompimiento de las calles de ese barrio, abarcando las redes de energía, comunicaciones, acueducto y alcantarillado en las avenidas 9 y 9A, entre calles 17 a 15A. Estos trabajos demorarán dos meses y medio, según Marulanda. Pero ayer el alcalde Ospina manifestó que, aunque no ve ningún problema en que la iniciativa sea adelantada por la Gobernación del Valle, a través de Acuavalle, su ejecución debe tener el acompañamiento de la Administración local. “No tenemos ningún problema siempre y cuando exista un comité de planificación que evite el infarto vial y una pérdida de recursos para los espacios gastronómicos y comerciales. Si ese plan no se consolida y se detalla, la Administración no podrá aprobar el inicio de las obras”, sostuvo Ospina. El llamado también fue hecho al gerente de Acuavalle, Alex Loango, a quien invitó para que exponga la propuesta en aras de que no se generen perjuicios para los comerciantes y los dueños de restaurantes y establecimientos nocturnos en este barrio.Igualmente, enfatizó que después de que se revise minuciosamente el Proyecto Granada y sea aprobado, la iniciativa no podrá ser modificada en su característica arquitectónica ni en su plan de trabajo. De hecho, una de las críticas realizadas al proyecto de la Gobernación es que en varias ocasiones ha sido modificado, pese a que tiene un retraso de seis meses de acuerdo con lo anunciado por sus promotores. Según varios habitantes del sector, en enero pasado les mostraron que las calles serían con adoquines, pero luego cambiaron el material a usar. Además, no hay claridad sobre el cronograma de trabajo, lo que ha generado un temor entre los comerciantes de que sus clientes no regresen ante las incomodidades que causen las obras.En su totalidad el proyecto está contemplado a 14 meses de trabajos en las avenidas 9 y 9A, entre las calles 10 y 21. Precisamente, la directora de Planeación Municipal, María Grace Figueroa, señaló que los directivos del proyecto no han presentado todavía un plan de movilidad, pese a que cada ocho días ella lidera un Comité de Movilidad. Tampoco, según Figueroa, han realizado ningún trámite para obtener los permisos de intervención del espacio público. “No vamos a interrumpir un proceso de desarrollo para Cali, pero hay que obedecer a unas instancias. La idea de reunirnos es que somos varios actores de inversión Municipal y Departamental, pero no vamos a duplicar los esfuerzos económicos sino actuar de manera intersectorial”, manifestó la funcionaria. El País trató de conocer la opinión de Javier Marulanda y de Alex Loango, gerente de Acuavalle, sobre el pronunciamiento del Alcalde, pero no fue posible ubicarlos. Se espera que asistan al comité de seguimiento que será instalado hoy en horas de la mañana en el Salón Consejo de Gobierno de la Alcaldía.Por su parte, líderes y habitantes de Granada están a la expectativa del desarrollo de esta iniciativa vehicular y peatonal.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad