Al Parque de la Hormiga lo cuidan sus propios vecinos

Enero 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

Durante años los habitantes del barrio Bosques del Limonar han cuidado el espacio verde más grande de la comuna. Sin embargo, reclaman atención del Dagma.

Los vecinos de la Comuna 17 han sido reconocidos en repetidas ocasiones por la Alcaldía de Cali por su participación en la conservación de uno de los espacios verdes más grandes de la zona: el Parque de la Hormiga. 

Este está ubicado entre la Carrera 65B y la Calle 13B, en el barrio Bosques del Limonar, y  cuenta con abundante y diversa arborización, pista de trote, bancas y luminarias, todos en muy buen estado.  

Y es que desde hace más de 15 años son los habitantes del sector los encargados de mantener un espacio que describen como ideal para hacer deporte, compartir con  familia y mascotas y disfrutar de la naturaleza.

Es el resultado del trabajo de toda la comunidad. Una de sus líderes es Margot Toro, quien durante años se ha dedicado a cuidar del parque y a impulsar actividades para recolectar fondos en pro del mantenimiento de ese espacio. 

A diario,  Clemencia Rodríguez va al parque a las 6:30 a.m. para trotar y hacer ejercicio con otras vecinas. Ella, además de  destacar que la pista es la apropiada para trotar, señala que “los jardines siempre están muy bien cuidados y limpios, eso se debe a que todos contribuimos”.

Édgar Montealegre, presidente de la Junta de Acción Comunal, indica que el trabajo y la cooperación de los habitantes del sector es fundamental para el mantenimiento del parque, lugar que “le aporta al sector oxígeno, brinda recreación, deporte y  salud a todos los barrios aledaños”. 

El Parque de la Hormiga es un lugar que además recibe a las mascotas del vecindario dice  Valentina Escobar, una de las primeras personas en llegar a este lugar, justo  antes de que sean las 5:30 a.m. La estudiante de economía se dirige al parque a pasear a su cachorro y, de paso, a trotar. Asegura que “desde que se implementaron las canastas con dispensadores de bolsas para depositar los desechos de los animales, el parque está más limpio y todos trotamos tranquilos, sabiendo que no hay heces en la pista ni en los alrededores”. 

Dichos instrumentos, indica Montealegre, fueron donados por Fundapamor,  institución que mostró interés en contribuir al aseo del parque y “han sido muy importantes para evitar problemas de convivencia entre los visitantes”.  

Reclaman atención

Pese a que los habitantes del sector han recibido asesoría de Promoambiental y del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, en temas de conservación ambiental, piden que dicha institución atienda las múltiples solicitudes que han hecho para podar y cuidar los árboles.

La propietaria de una casa aledaña al parque denunció el deterioro de varios electrodomésticos a causa de un corto circuito que se presentó por la caída de una rama seca que tumbó una cuerda de la red eléctrica. Como ella, varios vecinos dicen haber sufrido daños similares a causa del descuido de los árboles.  

El presidente de la Junta de Acción Comunal subraya la importancia de prevenir estos incidentes, pues varios  presentan ramas secas que también pueden caer sobre alguno de los visitantes de esta zona verde.

Montealegre además le hace un llamado al Dagma para que brinde el cuidado que requiere la fauna del espacio y pide  al cuadrante de la Policía que implemente mayor vigilancia en las noches pues, dice, es el horario en el que se acercan al parque varios jóvenes a consumir alucinógenos, lo cual se ha convertido en un problema.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad