Al Municipio lo demandan hasta por proteger la vida de los caleños

Agosto 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Jessica Villamil, reportera de El País
Al Municipio lo demandan hasta por proteger la vida de los caleños

El Municipio enfrenta cerca de 5.300 procesos que alcanzarían los $400.000 millones.

El Municipio enfrenta cerca de 5.300 procesos que alcanzarían los $400.000 millones. Muchos de ellos son casos insólitos como el de una mujer que murió luego de pisar una puntilla en una obra del MÍO.

¿A quién se le ocurre elevar una cometa en la zona verde de un puente elevado? *Carlos Gutiérrez lo hizo. Mientras intentaba mantener la cometa en el aire se cayó y se fracturó una pierna. Por las consecuencias del accidente, el hombre interpuso una demanda ante el Municipio. Alega que en la zona verde del puente no había una señal que indicara que en el sitio era prohibido elevar cometas. Ahora exige $350 millones como indemnización.No es el único caso de demandas insólitas contra el Municipio. Javier Pachón, director Jurídico de la Alcaldía, señala que actualmente la dependencia tiene a su cargo 5.300 casos y que de éstos, “un alto porcentaje son inverosímiles”.En los expedientes reposan historias como la de un señor de 40 años que exige que se le dé tarifa preferencial para viajar en el MÍO, al igual que ocurre con los Adultos Mayores. Alega principio de igualdad y por eso exige una indemnización a Metrocali de $150 millones.Pachón indica que es difícil cuantificar las demandas, pero, en promedio, se estima que cerca de $400.000 millones están en juego por este concepto. “Los ciudadanos pueden demandar y cuantificar sus peticiones en el valor que quieran”. Pero, según el derecho, a la gente sólo se le debe reconocer económicamente el daño emergente (gastos médicos) y el lucro cesante (tiempo de incapacidad). Aunque no todos demandan porque hayan resultado lesionados en su integridad.El propietario de una estación de servicio de la Autopista Sur asegura que su negocio se quedó “sin entradas” durante la celebración de la Feria de Cali el año pasado. Justo frente a su estación instalaron las graderías para el Salsódromo y las ventas bajaron. El comerciante pretende que la Alcaldía le pague $108 millones por el daño que se le causó. “Él dice que durante los desfiles no vendió gasolina porque le quitamos visibilidad, pero la estación sí quedó con más vías de acceso”, explica Gloria Amparo Pérez, jefe del Área de Defensa de lo Público de la Dirección Jurídica de la Alcaldía.Marta Ramírez, otra defensora de la Alcaldía, agrega que hay infinidad de casos en los que los propietarios de viviendas demandan porque en un vendaval una rama de un árbol cayó a su techo y lo dañó. Entonces exigen una reparación inmediata alegando falta de mantenimiento arbóreo.Érase una vezLos casos insólitos de demandas contra la Administración Municipal “generan un desgaste enorme”, sentencia el Director Jurídico de la Alcaldía. Pues hay que analizar los casos, recopilar pruebas periciales, revisar si el proceso no ha cumplido su tiempo de caducidad. A eso se suman los gastos económicos por los honorarios de abogados, gastos de papelería, de procedimientos, de dictámenes, pólizas, entre otros. Incluso, los casos denominados como ‘de bajo riesgo para el Municipio’ generan desgastes “altísimos” por el tiempo que hay que utilizar yendo y viniendo de las audiencias.Alicia Domínguez, quien integra el grupo de defensores de la Alcaldía desde hace más de 20 años, sostiene que hay cosas peores. Relata que ha tenido muchos procesos en los que al llegar a la audiencia, el testigo responde a los interrogantes: “Ahh, es que yo no vi. Una vecina fue la que me contó”. A renglón seguido explica que se trata de testigos no presenciales, que “no le aportan mucho a los casos, pero sí nos hacen perder tiempo”.En la Alcaldía de Cali hay casos que llevan, incluso, hasta diez años en los estrados, pero “se debe a la lentitud propia de la justicia colombiana”, señala la funcionaria. Y también litigantes que tienen en su poder los procesos de hasta 20 personas. Gloria Amparo Rojas, de la Dirección Jurídica Municipal, indica que estos casos casi siempre están relacionados con situaciones de primas de servicios a los docentes.Vannesa Enciso, abogada laboral independiente, indica que hay colegas que “demandan por deporte, por hacerse a un prestigio”. Sin embargo, el abogado Víctor Hugo Vallejo comenta que más que demandar por “deporte” hay abogados que “lo hacen por ambición y tienen una conceptualización equivocada del derecho”. Entonces, explica el especialista, inician procesos que generan escándalos, pero que al final no les representa un resultado favorable por falta de argumentos. En efecto, el Director Jurídico de la Alcaldía manifiesta que en el 2011 del total de las decisiones judiciales falladas, la Administración Municipal ganó el 70% de las demandas instauradas en su contra. “El grado de efectividad en la defensa es bastante alta. No solamente es que ganemos o perdamos la demanda sino que, por ejemplo, en casos en los que se hacían pretensiones de hasta $200 millones, logramos bajar a $10 millones”, señala.Lo cierto es que seguirán recibiendo casos insólitos como el de un hombre que demandó al Tránsito por perturbar su tranquilidad en la noche con la instalación de un semáforo sonorizado que ayuda a la movilidad de los invidentes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad