Al mobiliario de la nueva Avenida Colombia no le hace falta pintura

Mayo 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Al mobiliario de la nueva Avenida Colombia no le hace falta pintura

Las barandas del bulevar de la Avenida Colombia parecieran estar descascarándose. Sin embargo, esto es parte del proceso de envejecimiento prematuro del Acero Coten, que al cabo de unos meses tendrá un aspecto liso, rojizo y uniforme.

Ante las inquietudes que han surgido entre los usuarios a través de la campaña 'Yo cuido a Cali' por los acabados de la megaobra, expertos explican que la pintura del mobiliario es un material llamado acero corten, cuyo aspecto es envejecido y perdura más.

Numerosas inquietudes han surgido entre la comunidad por el acabado que tienen los elementos de acero del bulevar de la Avenida Colombia (sillas, barandas, chimeneas, materas): muchos creen que “falta pintarlos” o comentan que “están oxidados” pese a que son nuevos.Sin embargo, los constructores de la obra y expertos en el tema explican que este acabado es intencional y se trata de un material llamado acero corten, que fue importado desde Estados Unidos y tardó seis meses en llegar a la ciudad.Esta es una clase de acero que contiene cobre, cromo y níquel, una mezcla que permite que se dé una oxidación superficial por los factores del ambiente, creando una capa impermeable, que evita la oxidación del acero en el interior. En pocas palabras, protege el material para que perdure por mucho más tiempo. Esto se traduce en un color rojizo anaranjado característico, que varía de tonalidad según la oxidación. Por eso, coinciden los expertos, a medida que pasa el tiempo “se pone más bonito”.Gabriel Valencia, gerente de Conalvías (constructora del bulevar), explica que este material es utilizado a menudo para estructuras a la intemperie, como fachadas de casas, vigas de puentes, mobiliario público o esculturas. Lo que se le hace al acero, afirma, es un envejecimiento prematuro. Por eso hoy se ve que suelta un líquido color naranja o que se desprende una capa exterior del acero, que es una calamita, es decir, el óxido que hace parte del proceso. “No es que esté dañado ni mucho menos. Es algo totalmente normal, mientras termina su proceso natural”, comenta.“En unos meses comenzamos a ver la apariencia final. Una vez se termine la oxidación, va a quedar el acero liso rojizo, que combina muy bien con el color del concreto y con el verde de las plantas alrededor”, afirmó la arquitecta Ely Burckhardt, quien diseñó el bulevar.La experta señala que la principal razón por la que escogió este material es porque su mantenimiento no es costoso. La gran preocupación cuando se pensó en construir el bulevar, comenta, fue que se volviera una carga económica para la ciudad. “Este es un material muy lindo, que no hay que estarlo pintando ni haciéndole mantenimiento. No se daña, sino que se conserva por mucho tiempo”, dice.Jaime Cárdenas, de la Sociedad de Arquitectos del Valle, añade que es un material que está “de moda” en el mundo y que se ha utilizado en muchas construcciones, especialmente en Europa. “Para muchos puede ser difícil de recibir. Algunos no están de acuerdo y no les parece su aspecto, pero eso sí: es de alta calidad”. Por su parte, el director de la Sociedad de Ingenieros del Valle, Miguel Charry, explicó que lo más importante es que se garantizó la perdurabilidad de la obra. “Además, le da un toque histórico. Da la impresión de estar en una zona tradicional. Si se hubiera escogido un metal brillante parecería un centro comercial. Con el tiempo la gente va entendiendo y lo empieza a apreciar”, concluyó.La campaña 'Yo cuido a Cali' lo invita a denunciar a quienes atentan contra el patrimonio público de la ciudad o a destacar a quienes realizan acciones positivas para conservarlo. Publique sus imágenes a través de la ‘fan page’ de este diario en Facebook (El País Cali) y de la cuenta de Twitter @elpaiscali con la etiqueta #yocuidoacali. O envíe sus correos a yocuidoacali@elpais.com.co.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad