Advierten que menores en Cali comienzan a consumir drogas desde los 9 años de edad

Julio 11, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Advierten que menores en Cali comienzan a consumir drogas desde los 9 años de edad

La mayoría de los niños que se inician en el mundo de las drogas provienen de familias disfuncionales o en situación de miseria.

La Secretaría de Desarrollo y Bienestar Comunitario de Cali le reveló a El País que al menos 25 niños y jóvenes son remitidos cada semana a los hogares de paso de la ciudad.

Juan Esteban, de 16 años, lleva dos semanas en uno de los hogares de paso que creó la Administración Municipal. Él fue sorprendido con una carga de 30 cigarrillos de marihuana en el Parque de Santa Librada y aunque sostiene que su consumo es ocasional, las terapeutas del centro asistencial calculan que su deteriorado estado físico y mental sugiere que lleva al menos dos años sumergido en el mundo de las drogas.La Secretaría de Desarrollo y Bienestar Comunitario de Cali le reveló a El País que al menos 25 niños y jóvenes son remitidos cada semana a los hogares de paso de la ciudad por ser consumidores de alucinógenos.Las cifras de la Secretaría de Salud Municipal también son alarmantes. Según la Unidad de Epidemiología de esta dependencia, el promedio de edad para el inicio en las drogas de un niño caleño está entre los 9 y los 12 años de edad y casi siempre, este consumo está acompañado de alcohol o cigarrillos. “Entre los 12 y los 18 años el consumo se centra en marihuana, inhalantes y ‘pepas’, el bazuco tiene mayor demanda en los estratos 1 y 2”, explicó Johana García, psicóloga del Centro de Rehabilitación Renacer, que trabaja con niños drogadictos de la capital del Valle del Cauca.Según las denuncias, la oferta de alucinógenos llega a las puertas de las instituciones educativas: Se venden mezclados o camuflados en alimentos, agua, gaseosa y chicles. Los productos van desde ‘dick’ (un líquido para limpiar computadores) hasta sedantes para animales y alcohol industrial.“La ketamina (sedante para animales) y el GAP (derivado del ‘popper’) son las sustancias más usadas desde los 14 años y en los estratos 4 y 5. La marihuana sigue siendo popular”, agregó la profesional.El alcoholismo también es otra de las grandes adicciones entre los adolescentes caleños. Según la Secretaría de Salud, la edad promedio de inicio es de 11 años y el 8,5% de escolares, entre 12 y 17 años, consume alcohol semanalmente; el 36,5% lo toma en compañía de sus padres o familiares cercanos.“Esto quiere decir que el consumo de alcohol tiene complicidad de los padres de familia, lo que hace que este tipo de conductas se arraiguen más en los menores”, dijo el epidemiólogo de la Universidad del Valle, Sergio Albarracín.Los expertos aseguran que el empleo de menores en el tráfico de drogas también está generando que los niños tengan un mayor acceso para que en ellos se propague este mal. Según el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, diariamente se capturan en Cali entre 8 y 10 menores, de los cuales el 90% se reconoce como consumidor activo de drogas.De acuerdo con la Policía local, los delitos más frecuentes son en su orden: porte ilegal de armas, hurto, fabricación y porte de estupefacientes.El Icbf expresó su preocupación por el número de menores detenidos con droga que son reincidentes: 141 este año. Redes de distribuidores los utilizan para el transporte y venta de bazuco y cigarrillos de marihuana.“Más allá de las penas, lo ideal es trabajar procesos para no satanizar a los menores, ni excluirlos o graduarlos de delincuentes sino restaurar sus derechos y brindarles opciones de vida digna, rescatándolos del vacío familiar, la desescolarización, el mal uso del tiempo libre, el licor, la mendicidad, el abuso y la delincuencia, eso lo estamos haciendo a través de los ocho hogares de paso de la ciudad, pero aún falta más”, señaló Mariluz Zuluaga, secretaria de Bienestar y Desarrollo Comunitario de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad