Adquirir licor, tarea 'fácil' para los jóvenes caleños

Adquirir licor, tarea 'fácil' para los jóvenes caleños

Diciembre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Adquirir licor, tarea 'fácil' para los jóvenes caleños

34 % de los estudiantes caleños encuestados dijo tomar cinco tragos o más en una jornada.

El 76 % de los menores de edad de Cali considera que, a pesar de que el expendio de licor está prohibido para ellos, conseguir alcohol es una tarea fácil o muy fácil.

Cali es la segunda ciudad del país en la que los menores de edad consideran que es más fácil comprar alcohol. Esa percepción solo es superada por la capital de Antioquia, Medellín.

Así lo demuestra el estudio socializado por las fundaciones Bavaria y Nuevos Rumbos, denominado ‘Consumo de alcohol en menores de 18 años en Colombia: 2015’,  que se aplicó entre 9677 estudiantes de secundaria de colegios oficiales y privados de Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Florencia, Medellín, Tunja, Puerto Boyacá, Sabanalarga y Cali. En la capital del Valle, el sondeo se realizó entre 1047 jóvenes.

De acuerdo con el reporte, el 76 % del total de  encuestados en Cali reconocieron que, aunque tienen prohibidas la compra y consumo de licor, conseguir alcohol es considerada como una tarea fácil o muy fácil. En Medellín, el 78 % de la población consultada opinó lo mismo; mientras que el 73 % de los encuestados en Bucaramanga coincidió en las facilidades para el acceso al licor.

Así mismo, el estudio determinó que para el 52 % de los jóvenes caleños es más sencillo comprar  licor en las tiendas, mientras que el 22 % destacó las licoreras como los sitios donde pueden adquirir el alcohol.

Para Jorge Bedoya, director de la Fundación Bavaria, estas cifras son “preocupantes y evidencian una tendencia de consumo de alcohol de menores de edad en el país. Por ello, generaremos una alianza público-privada, no solo con quienes producimos estos productos sino con los que los venden, los que regulan su comercialización y la comunidad, con miras a extender un mensaje más contundente de que el consumo y la venta de estos productos en menores de edad está prohibido”.

Alejandro Vásquez, presidente de la Asociación de Establecimientos Nocturnos, Asonod, señaló que “el sector de la ingesta de licor en la ciudad carga un gran trasfondo de informalidad, pero la realidad es que no hay un plan de choque de la Administración para ponerle coto a los establecimientos ilegales de expendio que están cerca a los centros educativos”.

Vásquez añadió que “gran parte de la responsabilidad del consumo a temprana edad está en las casas, porque en muchas ocasiones son los padres  quienes les piden que lo compren y ofrecen licor a sus hijos para que sean ‘machitos’”.

De hecho, el estudio especificó que el 71,2 % de los jóvenes caleños manifestaron que al menos alguna vez un adulto le ha pedido que le compre alcohol. Además, el 35 % indicó que bebe con sus padres u otros familiares.

De igual forma, se encontró que la edad promedio en la que los jóvenes caleños  empiezan a consumir licor es a los doce años. No obstante, el 10,3 % de los encuestados probó el alcohol antes de los diez años.

 Otro dato revelador es que el 30 % de los jóvenes caleños encuestados se ha embriagado y refieren que su primera borrachera la vivieron a los trece años.

Carolina Piñeros, directora de la Red Papaz, señaló que “el panorama es muy desalentador, porque en un estudio de este tipo que se realizó hace ocho años, se estimaba que la primera borrachera se daba a los 14 años. Aquí hay una responsabilidad compartida entre las familias, establecimientos de comercio y autoridades, porque no hay un control riguroso al expendio ni hay sanciones significativas”.

Piñeros agregó que del consumo temprano de alcohol se pueden desprender problemáticas como el aumento de casos de violencia, delincuencia y embarazo adolescente. 

“El consumo de licor a tan temprana edad puede ocasionar daños en el desarrollo cerebral de los niños. Lo ideal es que los jóvenes empiecen a consumir después de los 21 años, no antes”, apuntó la directora de Red Papaz.

Para el secretario de Salud de Cali, Hárold Suárez, “el consumo de licor a temprana edad podría generar dependencia, por lo que hay que trabajar y buscar estrategias para que los jóvenes identifiquen factores de riesgo y prevengan el paso al consumo de cosas más fuertes, como las drogas”.

51 % de los jóvenes caleños dijo preferir la cerveza. El 33 % de los menores de edad de la ciudad especificó que le gusta el vino. De otra parte, el 28 % dijo que gusta del aguardiente  y el ron. El 13 % de los estudiantes indicó que opta por las bebidas importadas, como el tequila.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad