Adiós a un líder integral

Septiembre 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Adiós a un  líder integral

Jorge Herrera Barona murió este martes a la edad de 82 años. Dejó un gran legado laboral, profesional y social en los sectores público y privado.

Jorge Herrera Barona fue un gestor industrial y gran dirigente deportivo, social y cívico.

En la víspera, murió el hombre que convirtió a Cali en la capital deportiva de América, el hombre que también le dio vida a una compañía que luego se transformó en grupo empresarial, el gobernante, el hombre social, el líder cívico: Jorge Herrera Barona.Bien puede decirse que gracias a él la historia de esta ciudad se partió en dos, pues fue el artífice de los VI Juegos Deportivos Panamericanos que se realizaron en 1971. En razón a ello, Cali le dio paso a importantes obras de infraestructura que la ubicaron como una de las urbes con mayor desarrollo del país.Fue un hombre calmado y conciliador, característica que contrastaba con su contextura física. Sus amigos más cercanos decían que era un ‘gigante’ en todo el sentido de la palabra. No sólo porque superaba los 1,80 metros y era un deportista de competencia, sino porque era un hiperactivo y emprendedor. Su paso por la juventud la alternó entre la natación y el lanzamiento de bala y de jabalina, entre otros deportes. Estudió en Bogotá Ciencias Jurídicas y Económicas y luego viajó a París a especializarse. A su regreso a Cali hizo un magister en administración industrial. Con todo ese material académico en su cabeza se lanzó a crear empresa. Junto con uno de sus amigos, Joaquín Losada Salcedo, decidió crear Carrocerías Superior, que luego se convirtió en el conocido Grupo Fanalca, hoy, uno de los protagonistas del sector automotor en Colombia y en algunos países latinoamericanos.Jorge, el hombre empresario, lideró el plan de expansión de la compañía. Fruto de ello fue la alianza con el Grupo Marcopolo, de Brasil, el mayor fabricante de buses en el mundo.El desarrollo de esa alianza le permitió a Fanalca ser protagonista de primer orden en la expansión de los sistemas de transporte masivo en varios países de Latinoamérica, y es así como los vehículos 'Superpolo' están presentes hoy en las flotas de sistemas como Transmilenio y el MIO, para citar sólo los casos locales. Fanalca es también, socio del poderoso grupo japonés Honda, y maneja el negocio de esas motocicletas en Colombia.Como empresario, Herrera Barona se destacó por entender los múltiples desafíos que planteó la globalización de la economía a las organizaciones modernas, y erigió el concepto de la diversificación como una bandera de crecimiento y expansión de su compañía.Por ello, Fanalca pasó de ser una organización empresarial, dedicada exclusivamente a la fabricación de piezas del sector metalmecánico, a conformar un grupo con empresas como Supertex, líder en la industria la maquila y la confección; Ciudad Limpia, especializada en servicios de aseo urbano, y Tibitoc (compañía creada con Vivendi y la antigua Corfivalle) que opera en el campo de servicios públicos, específicamente en el ramo de acueductos. Su amplia experiencia lo llevó a ser parte de once juntas directivas en entidades del sector público y quince del sector privado. En este último hizo parte de la Andi, Valle, la Corporación Financiera del Valle, la Cámara de Comercio de Cali y la Zona Franca Palmaseca.Jorge Herrera Barona, como líder social, fue concejal en varios periodos y gobernador del Valle del Cauca entre el 1 de abril de 1984 y el 31 de julio de 1986.En el campo deportivo también se destacó con éxito. Fue presidente de la Liga de Natación del Valle y del Comité Olímpico Colombiano, así como directivo de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa). Por todo ello, sus amigos lo definen como un líder integral. “Jorge fue un verdadero impulsor en todos los campos. Se metió a trabajar por la gente, por la industria y por el deporte. Esa es una huella que perdurará en la mente de todos”, expresó Alberto Hadad, presidente de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Valle, SAG.Por su parte, Rodrigo Velasco Lloreda, gerente de la Andi en el Valle, dijo: “se nos fue un estandarte integral, uno de los más importantes del Siglo XX. Un hombre que tuvo mucha sensibilidad en todos los sectores de la sociedad”.Este miércoles, a los 82 años se apago la vida de Jorge Herrera, pero su obra seguirá firme.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad