Acuerdos olvidados y propuestas 'creativas' le pasan 'cuenta de cobro' a la imagen del Concejo

Abril 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

A raíz de las dos polémicas propuestas que lanzó el Concejo sobre cambiar el nombre del bulevar y el túnel de la Avenida Colombia, y de declarar a Cali 'Capital Deportiva del Mundo', Elpais.com.co recopiló los proyectos más llamativos que han pasado por el cabildo.

La polémica que se desató en Cali esta semana por dos pintorescos proyectos de acuerdo relacionados con la Avenida Colombia y los Juegos Mundiales no se apaga. Para muchos ciudadanos, esa es sólo una muestra de que en ocasiones el cabildo local pierde la brújula sobre los asuntos importantes de la ciudad y dedica sus esfuerzos a discutir temas irrelevantes.La propuesta de cambiarle el nombre a la Avenida Colombia y la que busca declarar a Cali como 'Capital Mundial del Deporte' por el hecho de que aquí se realizarán los Juegos Mundiales 2013, siguen siendo la 'comidilla' de las redes sociales.Para muchos de los usuarios de Elpais.com.co, los dos proyectos de acuerdo no son más que una “pérdida de tiempo”, teniendo en cuenta que en la ciudad hay cosas más importantes por debatir. El internauta Cristhian Hernández comentó en la página de Facebook de El País: “que horror, señores honorables concejales. Cada plenaria de ustedes le vale $40 millones a la ciudad. Es un adefesio de pésima categoría cuando hay cosas mas importantes que debatir”.Pero al cabildo no sólo le llovieron críticas de los ciudadanos comunes y corrientes, sino también de la academia y de quienes vigilan la actividad pública. El politólogo Óscar Duque recordó, a propósito del tema, que la responsabilidad del Concejo es “coadministrar con la Alcaldía, es decir, secundar, respaldar o desvirtuar las iniciativas del Alcalde, y hacer propuestas para que la Administración de la ciudad funcione en temas como educación, salud, recreación, vivienda y movilidad. No proponer medidas ridículas”.Luz Betty de Borrero, veedora ciudadana, adhirió a la postura del politólogo, indicando que las dos propuestas “no se compadecen con el papel que debe tener el Concejo, que es el de estar vigilante y hacer control político”.“¿Por qué no presentan proyectos que beneficien el interés general? Porque ellos no representan el interés general. Ellos representan un interés particular y los proyectos de acuerdo que estudian son lo que a ellos les conviene o lo que a su grupo políticos le conviene”, señaló la veedora.Pero, ¿qué tan justificadas son esas críticas? Se podría pensar que las dos propuestas que han generado rechazo en estos días son una rareza. Sin embargo, la evidencia histórica muestra que no es así. En una revisión a los proyectos de acuerdo y los acuerdos aprobados por el Concejo de Cali durante los últimos diez años, Elpais.com.co encontró un importante listado de iniciativas relacionadas con los problemas de la ciudad, su desarrollo urbano, infraestructura y servicios básicos, entre otros.Pero también es posible identificar un conjunto de 'perlas' que distrajeron la atención del hemiciclo. Algunas fracasaron y otras salieron aprobadas, pero aún hoy, después de varios años, ni se cumplen ni han generado cambio alguno en la ciudad.Cali, capital de...La proposición del Concejo de que Cali sea llamada 'Capital Deportiva del Mundo', que ahora parece descabellada para muchos, tuvo un antecedente un poco más modesto en el pasado.La entonces edil Piedad Varela de Tascón propuso en tres oportunidades, entre el 2005 y el 2007, que la ciudad fuera reconocida como la 'Capital Deportiva de Colombia'.En los tres proyectos de acuerdo que pasó, además del título que solicitaba para la ciudad, se exigía que en “todos los eventos públicos que se realicen (en Cali), deberán ser iniciados con este denominación para la ciudad”.Todo indica que esa costumbre que hay en la ciudad de autoproclamarnos 'Cali, capital de...' no es nueva.El día de la HemofiliaUno de los reveses menos sonados que sufrió el exalcalde Jorge Iván Ospina durante su Administración tuvo que ver con un Proyecto de Acuerdo que promovió en el Concejo pero que no pasó.Se trata del 035 del 2008, que pretendía declarar en Cali el 17 de abril de cada año, como ocurre a nivel mundial, como el Día Municipal de la Hemofilia y la Deficiencia de Von Willebrand, un par de enfermedades tan graves como desconocidas.A pesar de la amplia y argumentada petición del entonces mandatario, quien explicó hasta las consecuencias sociales de esta penosa enfermedad de la sangre, en el Concejo su proposición no tuvo eco. Muchos se preguntan qué beneficios concretos traería ese acuerdo para los pacientes. O por qué no se tuvo la misma idea frente a otras enfermedades que afectan a la población. El asunto, en últimas, quedó en una auténtica 'botadera de corriente'.¿Impulsando el civismo?El Acuerdo 141 del 2004, “por medio del cual se establece el proyecto de promoción de los valores cívicos, históricos y culturales de la ciudad, en especial en el MÍO”, establece que los anunciantes en medios de publicidad exterior visual de la ciudad deben disponer del 15% del espacio para promover los valores cívicos.Según esto, en el 15% de los paraderos, carteles, mupis, globos, pendones, pancartas o dummis distribuido por Cali, se deberían ver mensajes alusivos a nuestras raíces y nuestro legado como ciudad. ¿Qué tanto se cumple esto? Saque usted sus propias conclusiones.Otro acuerdo que va por la misma linea de civismo, es el Acuerdo 156 del 2005, que ordena la creación de la Cátedra 'Recreación de la Identidad Caleña'. En ella se establece que en todas las esferas de la sociedad civil se harán eventos que exalten el “sentido de pertenencia por la ciudad”.De acuerdo a ello, la cátedra deberá “ser desarrollada en las comunas y corregimientos de Santiago de Cali en todos los niveles y modalidades de la educación: formal, no formal e informal con la participación de organismos municipales, comunitarios, empresariales y la sociedad civil”.¿En su barrio le han recordado quiénes son "los pilares fundacionales de Cali"? ¿En su universidad se habla de la historia de la ciudad en alguna materia? ¿En los colegios públicos existe una cátedra como tal que se llame 'Identidad Caleña'? Nuevamente, cada quién saque sus conclusiones.Cali, en dos ruedas¿Sabía que los motociclistas y los ciclistas de Cali tienen su propia semana cada año? Seguramente no, porque tal vez usted es de los que se queja por el caos vehicular en Cali. Pues así es.En el Acuerdo 158 del 2005, propuesto por el entonces concejal José Luis Pérez, se institucionalizó la Semana del Motociclista en la ciudad, que establece que todos los años, durante la primera semana de noviembre, la Alcaldía debe organizar eventos lúdicos y educativos en lugares como centros educativos y centros médicos, para sensibilizar a los conductores y a la ciudadanía en general sobre las buenas prácticas para andar en moto. No obstante, esta disposición solo se cumplió en el 2008.Asimismo, con el Acuerdo 239 del 2008, se instituyó la Semana del Ciclista, que obliga a la municipalidad a que cada año, durante la primera semana de septiembre, se ejecuten proyectos para sensibilizar a la ciudadanía sobre el uso de la bicicleta, las ciclorrutas y el respeto a los ciclistas.El Acuerdo, propuesto por el edil Carlos Pinilla, recordado en estos días por ser quien propuso que Cali sea declarada 'Capital Deportiva del Mundo' durante los Juegos Mundiales, incluye que cada dependencia implicada en el tema de las bicicletas (Secretaría de Deporte, Dagma, Secretaría de Tránsito, Secretaría de Cultura y Secretaría de Gobierno) incluya dentro de su presupuesto anual un rubro para las actividades de esta semana.Una rápida búsqueda por Internet muestra que las noticias o anuncios más recientes sobre las actividades de la Semana del Ciclista datan del 2010. ¿Por qué no se ha vuelto a cumplir con esta orden del Concejo, si está comprobado que la bicicleta es un medio de transporte que genera enormes beneficios a la sociedad? Así las cosas, ¿se justifican las críticas al Concejo en esta reciente polémica? Al respecto, el abogado y exconcejal Victor Hugo Vallejo, dijo que en Cali “un concejal resulta elegido con 5.000 votos, en una ciudad con más de dos millones de habitantes, lo que demuestra la poca representatividad de los ediles”.Por eso, agregó Vallejo, “ante la incapacidad de generar proyectos realmente importantes, los concejales se las dan de creativos y generan cualquier cosa. Y en vez de ser creativos, los proyectos terminan es siendo ridículos”.En la historia del Concejo los ejemplos parecen abundar. Y algunos quedan para enmarcar, como aquella ingeniosa iniciativa de un concejal que hace algunos años propuso 'voltear' La Ermita, poniendo su entrada por el otro extremo. ¿La razón? Nadie la entiende todavía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad