Accidente en hotel de Cali dispara alerta entre padres por riesgos de menores

Accidente en hotel de Cali dispara alerta entre padres por riesgos de menores

Junio 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Accidente en hotel de Cali dispara alerta entre padres por riesgos de menores

De acuerdo con expertos en seguridad, los menores de entre cero y cinco años son quienes están más expuestos a los accidentes caseros, dado que no miden las consecuencias de sus actos.

A las caídas de altura se suman las quemaduras, intoxicaciones y ahogamientos en vacaciones.

El accidente del niño panameño de quince meses de edad que cayó del octavo piso del Hotel Intercontinental, disparó las alarmas entre los padres de familia por los riesgos que puedan correr los menores. El niño fue encontrado en la azotea del hotel hacia las 6:00 p.m. del pasado martes. El hecho se presentó cuando el menor estaba bajo el cuidado de su niñera, una mujer de 26 años oriunda del departamento de Antioquia y quien desde hacía tres meses se encargaba de él. De acuerdo con la capitán Marcela Narváez, jefe del grupo de Protección  de Infancia y Adolescencia de la Policía, “pasado el mediodía (martes), los padres salieron del hotel a hacer diligencias y dejaron a la niñera sola con el menor. Ella, aparentemente, se quedó dormida dentro de la habitación y él salió al balcón. Como es de esperarse, el niño  no tenía la capacidad de prever el peligro y cayó por un espacio que había entre las rejas, perdiendo la vida instantáneamente”. La oficial añadió que la  niñera está bajo custodia de la Fiscalía General de la Nación mientras  se esclarecen los hechos. La familia está recibiendo el acompañamiento de una unidad de la Policía Nacional y  se realizan las gestiones de repatriación del cuerpo hacia Panamá. Carlos Guillermo Cabal, gerente del Hotel Intercontinental, dijo a Blu Radio que “las rejas del hotel cumplen con las medidas estándar de la balconería en cualquier parte de Cali o del país, cumplen con las medidas para construcciones de este tipo”. Riesgos para los niños Organismos de socorro y expertos en seguridad advierten que con la llegada de las vacaciones escolares se incrementan los casos de accidentes  caseros. Los ahogamientos, intoxicaciones, quemaduras y caídas de altura son las eventualidades  más frecuentes a las que están expuestos los menores de edad, especialmente  aquellos que tienen entre cero y cinco años.  Ante esto, expertos hicieron un llamado a los padres de familia para que estén alerta a los movimientos de sus hijos y prevengan accidentes que podrían dejar desde lesiones menores hasta la muerte. El toxicólogo Jorge Quiñones indicó que mensualmente en la ciudad hay cuatro casos de intoxicaciones de menores con sustancias químicas. Dice que el accidente más común se da por depositar pesticidas o ácidos corrosivos en envases distintos (botellas de gaseosa, por ejemplo) y dejarlos al alcance de los niños. “El  grupo poblacional que más se accidenta son los niños de cinco años, pero los eventos más trágicos ocurren en menores de un año. Ellos no distinguen qué sustancia hay y, por su curiosidad, tienden a llevarse las cosas a la boca. Cuando un niño se accidenta con un químico va a tener daños en su aparato digestivo alto de por vida, pues  quema su esófago, la laringe y la faringe, y en el peor de los casos,  puede morir”, aseguró Quiñones. El sargento del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cali, John Rodas, dijo que aunque los casos de caídas de altura en menores no son muy usuales, “cuando se presentan son por descuido y falta de precaución. La mayoría de estos eventos se dan en apartamentos en los que, por ejemplo, se colocan los mosqueteros en las ventanas creyendo que eso también va a servir de barrera para evitar la caída de los niños, pero la verdad es que eso solo con tocarlo se desploma”.  Por su parte, Carlos Jiménez, subgerente de pediatría del HUV, dijo que por esta época gran parte de las atenciones requeridas en menores se atribuyen a quemaduras, tanto  solares como las asociadas a accidentes con líquidos y aparatos. “Estas pueden ser desde una lesión leve hasta una quemadura de tercer grado, que deja secuelas y traumas de por vida en los niños. Ahora muchos de estos accidentes se pueden disparar porque los niños están más tiempo en sus viviendas y muchos de ellos quedan bajo el cuidado de personas que no están capacitadas para ello, lo que les facilita el acceso a líquidos inflamables y elementos calientes”, dijo Jiménez.   Por otro lado, María del Pilar Molina, directora de la Fundación Santi Rivera, manifestó que en 2015 murieron 146 niños ahogados en Colombia, lo que equivale a un niño cada dos días. “Esa estadística ha bajado bastante si se tiene en cuenta que en el 2006 se ahogaron más de 400 menores en el país”. Molina, quien creó la Fundación tras el fallecimiento de su hijo en una piscina, señaló que “muchas personas se van a cuidar niños en las piscinas con distractores a la mano, como revistas y celulares. Cuando hay niños en el agua no debe haber ningún descuido porque el ahogamiento sucede en segundos, pues cuando los niños caen a la piscina se precipitan directamente al fondo, sus pulmones se llenan rápidamente de agua y no salen a flote ni piden ayuda. Si no hay contacto visual, no va a escuchar nada ni se va a dar cuenta que su hijo se ahogó”. Recomendaciones a tener en cuenta Prevención de caídasInstale pasamanos en todo el tramo de la escalera y utilice puertas de seguridad, al inicio y al final de ellas. Proteja las ventanas que estén a menos de 1 metro del suelo, balcones y azoteas con barandillas, rejas, etc. Un niño menor de un año puede pasar a través de un espacio de 10 centímetros y menor de 6 años, por uno de 18 centímetros. Trate de alejar a los niños de estos lugares instalando un sistema de bloqueo que impida la apertura de puertas y ventanas. No permita que los niños jueguen en balcones, techos ni pasillos de los edificios. Si los niños montan en patines, patineta o bicicleta, insista en el uso del equipo seguridad. Vigilancia en el aguaNunca deje a un niño solo en el agua,  mantenga el contacto visual permanente. Los flotadores  nunca sustituyen la supervisión. Las clases de natación no protegen  de un ahogamiento. Si tiene una piscina, considere instalar un cerramiento que la rodee por completo y que reúna los requisitos necesarios. Instale una alarma de apertura en la puerta de acceso y una de inmersión en la piscina que se enciendan fuera del horario de servicio y se active alertando el ingreso no supervisado a ella.  No deje juguetes ni objetos cerca o dentro de la piscina que llamen la atención de los niños. No deje sillas u objetos que permitan escalar el cerramiento. Cuidado con las intoxicacionesGuarde medicamentos, productos de limpieza, insecticidas y productos de jardinería en lugar seguro, con llave y fuera del alcance de los niños.Mantenga los desinfectantes y blanqueadores de uso doméstico bien cerrados y con tapas a prueba de niños.  No reenvase sustancias, consérvelas en sus recipientes originales.No deje a la mano licores o cigarrillos. No almacene conjuntamente distintos tipos de productos (alimenticios, tóxicos, etc.) No deje que los niños estén en habitaciones tratadas con insecticidas hasta transcurrido un tiempo prudencial. Alerta con las quemadurasAleje a los niños de la cocina  y zona de planchar. Evite las salpicaduras,  usando tapas o cubiertas mientras se cocinan los alimentos. Los mangos de sartenes  no deben sobresalir del mueble de cocina.Sitúe los objetos calientes  o con llama viva fuera del alcance de los niños. Mida la temperatura del agua  antes de bañar a su hijo.  Impida a que los niños jueguen con fuego o con pólvora. Mantenga los fósforos fuera del alcance de los niños. No mantenga velas encendidas fuera del alcance de su vista.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad