Abril, el mono que recuperó su vista gracias a expertos caleños

Abril, el mono que recuperó su vista gracias a expertos caleños

Abril 21, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Valentina Echeverry Segura | Especial para El País
Abril mono Operado

El ‘mono búho’ fue remitido a Cali por la Corporación Autónoma Regional de Caldas, Corpocaldas, con el apoyo del Dagma y la Fundación Paz Animal.

Giancarlo Manzano | El País

El año pasado en el Eje Cafetero, algo particular se atravesó por la vista de unos biólogos que estaban desarrollando un trabajo de rescate de fauna: era un primate silvestre al borde de la carretera que estaba saltando y chocándose con un aviso reflectivo.

Para ellos no fue algo común y corriente. Ni ver al mono suelto, ni mucho menos tropezándose con un letrero sin tener un camino claro que recorrer. Este hecho se presentó mientras se venían adelantando unas obras de ampliación de vías en el sector.

Tras esta escena, ‘Germinato’, la fundación que se encarga del rescate de fauna, lo llevó a la Corporación Autónoma Regional de Caldas, Corpocaldas, y después de una evaluación se dieron cuenta que el mono, de 7 meses, era ciego y se había perdido de su familia. Era por eso que brincaba y se chocaba con el letrero, pues la luz era lo poco que podía atraer.

En ‘Montelindo’, el Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación de Corpocaldas, descubrieron en un examen clínico que presentaba cataratas bilaterales en ambos ojos.

Delio Orjuela, quien en ese momento era veterinario del lugar, puso todo su empeño para trasladar al primate a Cali y lograr que fuera atendido por una oftalmóloga experta que estaba dispuesta a apoyar el caso, junto a una especialista en cirugía de catarata.

En marzo, el sueño de poder regresarle la vista al ‘monito’ se hizo realidad. Era el primer procedimiento de catarata en un animal y se ejecutó tal cual como en los seres humanos: con equipos de alta tecnología, se le abrió la córnea del ojo y se le extrajo el cristalino. Ahora tiene un 70 % de vista.

Gracias a una operación de dos horas que resultó exitosa, realizada en un centro médico de la ciudad, el primate, que pesa tan solo 510 gramos, ahora está en recuperación en el hogar de paso de la Fundación Paz Animal, ubicado en el Vívero Municipal del Dagma. Los materiales de la operación fueron suministrados por la misma fundación.

Sin embargo, su rehabilitación no es nada fácil, pues es mucho más sencillo recomendarle a una persona que no se rasque los ojos y que sea juicioso con sus medicamentos. En cambio a esta especie de marteja, o más conocido como mono búho o nocturno, le aplican gotas cada dos horas durante el día y la noche. Esto genera una situación de estrés para el primate.


Una situación que podría no ser tan grave en un ser humano, para un animal es de vida o muerte. Y su recuperación es inclusive riesgosa.
“Él está siendo tratado con un tranquilizante de larga acción que lo mantenga estable”, cuenta Orjuela, quien ahora es coordinador técnico del hogar de paso de Fauna, que administra la Fundación Paz Animal.

El experto explica que es inusual ver un animal salvaje en la naturaleza con este tipo de problemas. Aún no se define si la causa de las cataratas que presentaba es diabetes o una infección congénita. “Es posible que haya nacido así”, explica el coordinador.

Lo que hasta ahora sí es claro es que el mono vivía con sus padres y con ellos se alimentaba. Es por eso que logró sobrevivir siete meses de vida, pues era dependiente de ellos.

Cuando se empezaron a realizar estas obras en la vía, los padres huyeron y él infortunadamente se soltó de ellos. Por eso si no lo hubieran encontrado a tiempo, el mono hubiera podido morir dos o tres días después.

Pese a esto, ahora su esperanza más grande es ser libre, para emprender un nuevo rumbo, sin sus padres pero con la oportunidad de ver su hábitat y su alrededor.

En una semana aproximadamente será devuelto a la Corporación Autónoma Regional de Caldas, donde tendrá la posibilidad de recibir observación oportuna para que posteriormente pueda ser liberado.
“Nos damos cuenta que está viendo porque cuando le vamos a echar las gotas cierra los ojitos. Además cuando lo sacamos del guacal podemos observar que ya no se estrella con los objetos”, cuenta Orjuela.

De los 15 años aproximados que puede vivir, se cree que este ‘mono búho’ duró alrededor de siete meses sin su vista. Por eso es un privilegio haberla recuperado. Dentro de poco será libre y podrá disfrutar de los exquisitos paisajes que cobijan a Colombia. Hoy al mono se le bautizó como ‘abril’ porque recuperó su vista en este mes.

Sobre Paz Animal

La Fundación Paz Animal es una organización sin ánimo de lucro, escogida por la CVC y el Dagma para operar el hogar de paso que atiende al primate.

“Defendemos los derechos de los animales y tenemos experiencia en el manejo de los que son domésticos y silvestres”, afirma Liliana Ossa, directora de Paz Animal.

La Fundación, además pertenece a la plataforma colombiana por los animales ‘Alto’. Una organización a nivel nacional e internacional que agrupa a entidades legalmente constituidas y académicas, que velan por la protección de animales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad