Abren investigación a expresidente de Metrocali por atraso en el Miocable

Abren investigación a expresidente de Metrocali por atraso en el Miocable

Septiembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Abren investigación a expresidente de Metrocali por atraso en el Miocable

Metrocali ha pagado al contratista $40.993 millones por el Miocable, pero el presupuesto de la obra civil se agotó y, por eso, este reclama $28.000 millones más ante un tribunal.

Luis Eduardo Barrera es investigado por la falta de planeación que paralizó el proyecto. Contratista también es cuestionado.

La Personería de Cali abrió una indagación preliminar con el fin de determinar la presunta responsabilidad de Luis Eduardo Barrera, ex presidente de Metrocali, y otros funcionarios de la pasada Administración, en el atraso y los mayores valores que tienen frenada la construcción del Miocable.“Estamos recogiendo pruebas, analizando el proceso porque vamos a asignar las responsabilidades. Este transporte es vital para la población más vulnerable de la ladera y no se puede quedar parado”, dijo Andrés Santamaría, personero de Cali.La investigación que adelanta el organismo de control continuará el 18 de septiembre, con una audiencia en la que se citará a varios exfuncionarios.El País tuvo acceso al informe que cuestiona la idoneidad de los estudios de factibilidad sobre los cuales se estableció la licitación del Miocable, así como la posición del contratista, la Unión Temporal Miocable, que a través de un Tribunal de Arbitramento intenta obligar a que Metrocali le pague $28.000 millones más del presupuesto inicial de la obra.El documento también confirma dos hallazgos de la Contraloría de Cali que son de carácter penal, disciplinario y fiscal. El primero porque Javier Flechas, quien dirigió el estudio de factibilidad por parte de la firma I&D Proyectos, ha estado vinculado con el equipo de la Unión Temporal Miocable, “violando el régimen de inhabilidades e incompatibilidades que rigen el ejercicio de la ingeniería, ocasionando falta de objetividad y transparencia en las actuaciones de la firma contratista”.El segundo por un presunto detrimento patrimonial por valor de $5.108 millones ya que se “modificó el valor de las obras civiles presupuestadas en el estudio de factibilidad sin dejar evidencia del análisis ni justificación técnica del incremento”.Historia de un atrasoLa razón principal para que la construcción de este proyecto se encuentre suspendida hace diez meses es que las obras civiles que requiere cuestan ahora dos veces más de lo que se presupuestó.Para que Metrocali pudiera establecer en la licitación del Miocable que las obras civiles costarían $12.000 millones, utilizó los estudios de factibilidad contratados con la firma I&D Proyectos.Ese precio era sólo por uno de los componentes del proyecto. Para el resto, Metrocali y el Municipio separaron un total de $84.250 millones, monto en el que va incluido el suministro de los componentes electromecánicos traídos de Italia, otras piezas producidas en Colombia, los estudios definitivos y el diseño final, así como el acompañamiento durante el primer año de operación del sistema.Metrocali determinó que la mejor forma de adjudicar el contrato era a través de la modalidad ‘llave en mano’, que es cuando una empresa se compromete a construir y entregar en perfecto funcionamiento un bien, conforme con las características exigidas por el contratante, a cambio de un precio dentro del cual se encuentran todos los costos y gastos necesarios más la utilidad.Los interesados en participar en un negocio de este tipo revisan los estudios de factibilidad, van al terreno, hacen sus propios cálculos y, finalmente, presentan una propuesta que puede ser por el total del presupuesto, por un valor menor o, incluso, por uno superior.En este caso fue escogida la propuesta presentada por la Unión Temporal Miocable, conformada por las empresas Conalvías, Ingecables y Leitner SPA (compañía italiana), quienes aceptaron que las obras civiles valían $12.000 millones.Por dicho precio el contratista se comprometió a construir una línea de 2.070 metros de longitud con cuatro estaciones, una principal y tres paradas para permitir el embarque y desembarque de los pasajeros en los barrios Tierra Blanca, Lleras Camargo y Brisas de Mayo, además, 14 torres de soporte o pilonas.Esas obras permitirían movilizar en una primera fase 60 cabinas, las cuales en 14 minutos recorrerían totalmente el tendido de cables. Pero de acuerdo con el informe de la Personería, “una vez gastado el total del presupuesto sólo se alcanzó a construir la estación principal que costó $10.116 millones, cuatro pilonas en las que se gastaron $1.734 millones y otros $150 millones que se invirtieron en la estación Brisas de Mayo”.El País intentó comunicarse con Luis Eduardo Barrera para conocer su versión, así como con los demás implicados, pero no devolvieron las llamadas. Ante las dificultades planteadas para la terminación del Miocable, Pilar Rodríguez, actual presidenta de Metrocali, indicó que se busca llegar a un acuerdo con el contratista ya que “la terminación unilateral, además de las implicaciones que trae para ambas partes, no es garantía de un menor tiempo de ejecución”. También señaló que las cabinas y otros elementos del Miocable que están en una zona franca, “son responsabilidad del contratista, quien según la Contraloría no ha tomado medidas de protección”. Finalmente, dijo que confía en la posición jurídica de Metrocali y agregó: “Tenemos como ganar, aunque espero llegar a una negociación rápida con el contratista y continuar la obra”.Lea el informe de la Personería de Cali sobre el MiocableLea el informe de la Contraloría de Cali sobre el Miocable

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad