A pesar de operativos, buses y busetas continúan haciéndole paralelismo al MÍO

Octubre 31, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
A pesar de operativos, buses y busetas continúan haciéndole paralelismo al MÍO

Controles. La Secretaría de Tránsito ha detectado varias busetas de la empresa Río Cali circulando por la zona norte de Cali. Ninguna de sus rutas está autorizada para rodar, dicen las autoridades.

En la Avenida 3N, donde ya está implementado el corredor del MÍO, y en las avenidas Ciudad de Cali y Simón Bolívar, en el Oriente, persisten rutas pertenecientes a una de las doce empresas a las cuales se les canceló la tarjeta de operación.

Más de 130 buses y microbuses a los que se les canceló la tarjeta de operación para prestar el servicio de transporte colectivo han sido inmovilizados en los últimos meses, como parte de los controles que realiza la Secretaría de Tránsito por reducción de oferta del transporte tradicional para dar paso al sistema masivo MÍO como sistema exclusivo.Sin embargo, todavía hay corredores viales donde las rutas que ya no deberían existir continúan funcionando pese a los operativos implementados por las autoridades viales.Justo este martes, la Secretaría de Tránsito inmovilizó 30 vehículos por esta causa. “Dichos buses pertenecían a las empresas Río Cali, Pance, Azul Plateada, Amarillo Crema, Alfonso López y Gris San Fernando, que ya no están habilitadas para prestar el servicio y no deberían estar en la calle”, aseguró Adalberth Clavijo, jefe de agentes de Tránsito de Cali.Es así como en la Avenida 3N, donde ya está implementado el corredor del MÍO, y en las avenidas Ciudad de Cali y Simón Bolívar, en el Oriente, persisten rutas pertenecientes a una de las doce empresas a las cuales se les canceló la habilitación para continuar con el servicio de transporte público. Así lo pudo corroborar El País durante un recorrido por estos tres puntos críticos ya identificados por las autoridades y donde la gente aún tiene acceso a estas rutas de tipo colectivo.Recorridos constantesUna de ella es la ruta 2 de la empresa Río Cali, que aún se moviliza por corredores como la Calle 70 y la Avenida 3N y hace recorrido por el sector de Sameco y el CAM, en el centro. Su frecuencia de paso es constante y le hace claro paralelismo al masivo. “Cuando uno detiene a los conductores dicen que no saben que la ruta está cancelada”, aseguró Adalbert Calvijo, jefe de agentes de Tránsito de Cali. En otros trayectos, como la Avenida Ciudad de Cali, cerca a la Ciudadela Educativa Nuevo Latir, se ve circular el Azul Plateada 8, que cubre sectores como Cuatro Esquinas, La Casona y el barrio Obrero. Esta empresa, de acuerdo con los registros del Tránsito, ya no existe más.Para evitar ser detectadas, algunas rutas de empresas como Pance están utilizando letreros que refieren una ‘Ruta Norte’, sin número, y que atraviesa toda la Autopista Simón Bolívar, simulando el recorrido de las que antes fueran las rutas 2 y 4, que cubrían norte y parte del oriente caleño. Frente a esta situación, voceros de esta empresa advirtieron que “ya le anunciamos a la comunidad que la empresa no va más. Si se ven buses en las calles es por iniciativa de los propietarios”. El País intentó comunicarse con los directivos de Transportes Río Cali y Azul Plateada, pero no obtuvo ninguna respuesta.Otras rutas canceladas a la empresa Recreativos utilizan la misma modalidad, mientras que rutas como Alameda 7 y Papagayo 7, que están catalogadas como canceladas por la Secretaría de Tránsito, siguen circulando con menor frecuencia. “Así le cambien el número o las letras no pueden circular así. Lo que está cancelado, está cancelado". El real inconveniente de que los caleños se sigan subiendo a estas rutas, asegura Alberto Hadad, secretario de Tránsito, es que “los ciudadanos están en riesgo de sufrir un accidente y de no tener quién les respondan. Hay muchos conductores que por cuenta propia están sacando los buses, sin ningún tipo de precaución”.En casos como la Pance, la empresa ha dicho, a través de un comunicado oficial, que “no nos hacemos responsables por ningún tipo de accidente que pueda pasar a partir de ahora”.La dirección jurídica de la Secretaría ya comenzó las investigaciones para establecer si son los transportadores o las mismas empresas las encargadas de continuar con estas rutas. “Ojalá entren en razón y se den cuenta de que esto es un error para el progreso de la ciudad”, dijo Alberto Hadad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad