A paso lento va el proceso de salida de buses tradicionales de las calles de Cali

A paso lento va el proceso de salida de buses tradicionales de las calles de Cali

Mayo 29, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La compra de vehículos avanza poco, por falta de recursos. 300 buses saldrían esta semana.

La salida de circulación de los buses tradicionales de las calles de Cali no va con el ritmo esperado. A esto se suma la preocupación por un fallo que podría poner freno total a este proceso. De un lado, la compra de vehículos del colectivo a los pequeños transportadores va retrasada: según datos de la Secretaría de Tránsito, de los 4252 buses que los operadores del MÍO ya debían haber adquirido, tan solo se han comprado 3431. Cabe recordar que los operadores del masivo (Blanco y Negro, GIT Masivo, ETM y Unimetro) deben ir comprando la flota de buses colectivos tradicionales, a medida que se van insertando los vehículos del masivo. En consecuencia, con los buses que tiene hoy el MÍO (861), ya deberían haberse comprado 821 buses urbanos tradicionales más de los que se han adquirido hoy, con el fin de chatarrizarlos o enviarlos a otras ciudades.Sebastián Nieto, presidente de Unimetro, explicó que esto es parte de la crisis que vive el sistema. “Venimos haciendo un esfuerzo muy grande para subsidiar la operación del MÍO y esa ha sido nuestra prioridad. El déficit sigue siendo alto y eso ha consumido recursos que debían haberse destinado para la reducción de oferta del colectivo”, señaló. Agregó que parte de la urgencia de un préstamo de $90 mil millones que se está gestionando con la Nación es poder seguir con la compra de los buses. Por su parte, Eduardo Bellini, gerente de Blanco y Negro, asegura que aunque el proceso avanza lentamente, se está retomando el ritmo. Dice que hubo una especulación de precios muy altos por el valor de la chatarra y eso dificultó las negociaciones. “Pero ya los transportadores han ido negociando con precios más acordes a la realidad y estamos adquiriendo unos 70 vehículos mensuales”, puntualizó.El otro aspecto que avanza lentamente es la cancelación de tarjetas de operación de los buses tradicionales, así como la reestructuración de las rutas. Actualmente hay alrededor de mil buses que siguen circulando por la ciudad.Según Andrés Quimbayo, director jurídico del Tránsito, esta semana saldrán de circulación 300 buses que tienen en exceso las empresas transportadoras. Además, los buses que aún transitan por la Avenida 3N, haciendo paralelismo al MÍO, serán desviados por otras vías. Nieto y Bellini coincidieron en que si bien se ha avanzado mucho en este tema, “porque los operativos a pequeños transportadores han funcionado”, falta velocidad en este proceso de salida de los buses, pues a la fecha ya deberían haberse cancelado once rutas que transitan paralelas al MÍO. Por su parte, los pequeños transportadores del colectivo tradicional piden que se cumpla el fallo y que se suspendan tanto la salida de buses como la compra de los mismos. “Los del Tránsito no pueden seguir sacando y sacando carros de las calles, si los operadores no los van a comprar, porque no tienen con qué. Eso nos perjudica”, argumentó Alexis Guevara, representante del gremio. De acuerdo con Guevara, hay cientos de transportadores a quienes se les canceló su tarjeta de operación, pero no se les ha comprado el vehículo, “entonces lo tienen parado en su casa. Y cuando van a las oficinas de los operadores a cobrar su platica, les dicen que vuelvan luego o que no hay quién los atienda”. A la lentitud en el proceso se suma la preocupación del fallo proferido la semana pasada por el juez 18 penal con funciones de control de garantías, que ordena detener la operación de buses naranja del MÍO. Aunque este fallo fue impugnado por Metrocali y está en revisión actualmente, de ser ratificado en segunda instancia también suspendería la compra de buses y la cancelación de rutas del colectivo de forma definitiva.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad