A los lotes abandonados de Cali se los ‘comió’ la maleza

Marzo 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

En algunos predios el pasto excede los dos metros de altura. Los vecinos se quejan de malos olores, mosquitos e inseguridad.

[[nid:404857;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/lotes-maleza_0.jpg;full;{Voceros de la Fiscalía indicaron que el desmalezado se hace tres veces al año y que la Secretaría de Salud va mensualmente a fumigar para evitar los criaderos de zancudos. Foto: Oswaldo Paez | El País}]]

Tierra de nadie. Eso parecen algunos predios de la ciudad en los que la naturaleza se abrió campo y se adueñó por completo de ellos, al punto que la altura de la maleza supera los dos metros. Lea también: Investigan 69 predios en Cali catalogados como abandonados

El descuido de estos predios ha generado inconvenientes para los vecinos, pues son focos de zancudos, malos olores e inseguridad.

  Este panorama se registra en varios puntos del norte, sur y centro de Cali, como es el caso del lote en el que se construirá el búnker de la Fiscalía.

 “Desde que la maleza creció (tiene una altura de dos metros, aproximadamente), vienen los indigentes a hacer sus necesidades, otros a consumir alucinógenos y a robar. Y ni hablar del zancudero de los pozos de agua que se forman en ese lugar”, dijo John Rodríguez, uno de los afectados.

Sobre la Calle 5 entre carreras 81 y 82, frente al Batallón Pichincha, hay un lote que desde hace más de cinco años perturba a la comunidad del barrio Mayapán - Las Vegas.

“Eso es una selva en la que hay culebras, ratas, chuchas y cuanto animal se imagine. De noche no se pueden abrir las ventanas porque la cantidad de cucarrones y zancudos que se meten a las casas no deja dormir”, asegura Alberto Arroyo, vecino del lote que actualmente tiene como depositario a la Lonja de Propiedad Raíz del Valle.

Entre tanto,  en la Carrera 8 con Calle 62, al nororiente de la ciudad, hay un lote en el que el pasto supera la malla que lo encierra y colinda con los antiguos talleres del Municipio. 

Rosalba Cifuentes, transeúnte del sector, asegura que hace más de seis meses no se poda el lote. “Cuando paso por aquí, siempre pienso que va a salir una serpiente o alguien a robar, porque el pasto tan alto da sensación de inseguridad, además de mala imagen”.

María Virginia Borrero, subdirectora de Ordenamiento Urbanístico de Cali, explicó que  el problema en algunos predios sin mantenimiento de zonas verdes es que el dueño no se puede ubicar, pues la única dirección que registra en la base de datos del Municipio es la del lote abandonado.

La Sociedad de Activos Especiales indicó que tiene en su poder 244 lotes en Cali, de los cuales 41 tienen extinción de dominio y son los que sí se pueden podar y hacer el mantenimiento de zonas verdes.

[[nid:404859;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/03/lotes-abandonados-maleza.jpg;left;{En la Calle 5 entre Carreras 81 y 82, la maleza se salió de control. Vecinos del predio temen por la seguridad de sus viviendas. Foto: Johan Manuel Morales | El País}]]

De hecho, la Subdirección de Ordenamiento Urbanístico tiene 434 procesos administrativos abiertos contra propietarios de lotes y casas abandonadas. La funcionaria agregó que el objeto no es multar a los dueños de los predios que no cuentan con el mantenimiento de sus zonas verdes, sino que se comprometan a realizar las adecuaciones.

Por su parte, Silvio Aragón, gerente de la regional Suroccidente de la Sociedad de Activos Especiales, indicó que todos los oficios de la Subdirección de Ordenamiento Urbanístico son atendidos, siempre y cuando los lotes  cuenten con extinción de dominio y productividad.

Según el Decreto 1395 de 1998 no cumplir con el mantenimiento de las zonas verdes, una vez se reciba el llamado de atención oficial, genera multas entre $107.390 y  $429.560.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad