A cambio de subsidios de arriendo y vivienda empezó el desalojo del jarillón del río Cauca

Mayo 11, 2011 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co

Invasores del dique se comprometieron a desmantelar sus cambuches a cambio de un subsidio de vivienda y un lote.

Luego del dilatado y tenso operativo de desalojo del jarillón del río Cauca, que empezó desde la madrugada de este miércoles y que todavía sigue en curso, 160 invasores del dique accedieron a desmantelar sus cambuches desde hoy a cambio de subsidios de arriendo y luego de vivienda para poder desarrollar sus construcciones en un lote de Potrerogrande. Este proceso se lleva a cabo tras la solicitud del presidente de la República, Juan Manuel Santos, de desalojar la zona por ser vulnerable ante cualquier emergencia invernal. “Perdonen el regaño, pero no hay derecho que en Cali el jarillón no sólo esté invadido sino que tenga servicios públicos, a esa gente tenemos que reubicarla, ahí podemos tener una gran tragedia”, dijo el Presidente en su momento.La negociación se concretó en la noche del miércoles entre el alcalde Jorge Iván Ospina y unos 40 líderes de este asentamiento subnormal, quienes se reunieron por cuatro horas en la estación de Policía de Desepaz. “El Alcalde se comprometió a darnos subsidios de arrendamiento para meter nuestros corotos. Después dijo que nos daría un lote entre el ‘basuro’ de Navarro y el jardín infantil del Icbf para que construyamos nuestras casas. Para eso también hay subsidio”, señaló el líder Juan Carlos Mosquera.José Manuel Ramírez, otro vocero de Brisas del Nuevo Amanecer, agregó que el compromiso de la comunidad es desmantelar los cambuches a partir de hoy. “El Alcalde nos firma el compromiso en la medida que constate que entregamos los cambuches y el lote”, indicó. Según el Alcalde a estos beneficios sólo podrán acceder las personas censadas y que certifiquen que son desplazados. Asimismo, a la población vulnerable como adultos mayores, recicladores y discapacitados. “En Brisas del Nuevo Amanecer hay identificadas cerca de 148 familias desplazadas por la violencia y 30 que se dedican al reciclaje, quienes tendrán derecho a un subsidio de vivienda y de arrendamiento por parte del Municipio”, agregó el Mandatario. Eliana Salamanca, secretaria de Gobierno de Cali, notificó que la Secretaría de Vivienda está atendiendo a aquellas personas que tienen certificado de víctimas de desplazamiento precisamente para darles un subsidio de arrendamiento y luego, otorgarles las facilidades para acceder al programa de vivienda Barrio Taller que se va a desarrollar en el sector de Potrero Grande. Se está entregando un subsidio de arrendamiento de 600 mil pesos para las familias que abandonen el jarillón.“En este sector se identificaron algunas familias que ya han sido beneficiadas de subsidios en Potrerogrande y por lo tanto, fueron denunciadas penalmente ante la Fiscalía. Son personas que han convertido el tema de la invasión en una forma de subsistencia”, explicó Salamanca.La Administración Municipal instaló cuatro puntos de atención a lo largo del jarillón para que las personas se postulen a los subsidios de arrendamiento y de vivienda. El lote sería entregado en 30 días. Algunos habitantes de la zona aseguraron que no se irán de la invasión hasta que la Alcaldía no les dé garantías y una pronta solución, porque según ellos, no están ni en el rango de los desplazados ni recicladores.Pagan impuesto predial100 personas que habitan en la invasión Brisas del Nuevo amanecer mostraron certificados de pago de impuesto predial por los ranchos asentados en el jarillón. Los documentos, aparentemente emitidos por la misma Administración de Jorge Iván Ospina, fueron cancelados en el Cali 21. Ante esta irregularidad el alcalde Ospina dijo que habrá investigaciones y que de ser legales los certificados de pago se les devolverá el dinero a los invasores. “No se puede cobrar impuesto predial por una zona que no les pertenece”, dijo.Motivos del operativoEl Alcalde de Cali recordó que el desalojo de esta comunidad debe hacerse para evitar una catástrofe. Si falla el dique que protege la ciudad del río Cauca, estarían en riesgo 700.000 personas.El problema está en que se han construido viviendas sobre la corona del jarillón. Ello aumenta el peso sobre él, lo puede fracturar y hacer que falle. El 20 de abril se firmó un convenio por $18.000 millones entre la CVC y la Alcaldía para hacer las obras en el dique.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad