“500.000 personas al año van al zoológico”: María Clara Domínguez

Mayo 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alda Livey Mera | Reportera de El País
“500.000 personas al año van  al zoológico”: María Clara Domínguez

María Clara Domínguez, directora de la Fundación Zoológico de Cali.

La Directora del Zoológico hizo crecer la institución, pero ya no tiene dónde exhibir más animales. Australia y los Andes, nuevos proyectos.

Hace más de 25 años era una veterinaria recién graduada, que casi había adoptado, como directora, a la naciente Fundación Zoológico de Cali, un bebé de solo 5 años que ella calificó entonces como un ancianato porque era un sitio abandonado y lleno de animales viejos.También le dijo a esta periodista entonces que quería convertir al Zoológico de Cali en uno como el de San Diego, California, mientras en su oficina reposaban las botas con las que, mínimo, hacía dos recorridos semanales al sitio. María Clara Domínguez Vernaza logró posicionar al zoológico de Cali como uno de los mejores de América Latina y sigue con las botas puestas en busca de nuevos proyectos que sorprendan al visitante y mejoren la entidad. Así se lo contó a El País.¿Cuál es su balance en la dirección de la Fundación Zoológica de Cali?Ha sido un proyecto de vida muy enriquecedor. Recibí en octubre de 1987 un parque administrado cinco años por la Fundación, pero fue un reto sacar adelante el Zoológico porque no contábamos con recursos, no había cómo pagar la nómina y con pocos visitantes porque no había mucho qué mostrar. Hubo que empezar a organizar la casa, desde contratar personal: éramos trece empleados, solo dos profesionales. Hoy tenemos 140 personas en nómina y 35 por servicio. Creció exponencialmente.Sobre todo en los últimos diez años...Un zoológico nunca para de crecer. De nuestra primera planificación estratégica de 2003, logramos el 90 %. Igual pasó con la de 2006 y ya trabajamos sobre una tercera. La planeación estratégica logró aterrizar la organización, nos dio orden, sabemos a dónde vamos y cómo lograrlo. Nuestra misión es sencilla: que los visitantes tengan una experiencia inolvidable en el Zoológico de Cali, se relajen, disfruten, aprendan y en ello trabajamos. Soy muy necia con que esté impecable: no me gusta que haya un papel en el suelo ni que el agua esté sucia, o los edificios sin pintura.Se construyeron nuevos exhibidores...Con el Plan de Desarrollo Físico hicimos dos, incluido Jacziquima, el espacio de primates que abrimos en 2013. El parque pasó de 5000 mts2 construidos en 1987 a unos 15.000 mts2 hoy, con edificios más bonitos, más urbanísticos y organizados y ecológica y ambientalmente sostenibles. ¿Cuál es la fortaleza del Zoológico?Que la gente entra y siente que no está en Cali porque tenemos un ambiente agradable, jardines hermosos, trabajamos por el bienestar de los animales, tratamos de atender bien a los visitantes con buenos servicios, hay buena comida a precios razonables, una tienda bonita para adquirir los recuerdos con la imagen nuestra, un curso de verano que hacemos desde hace 23 años y cada vez es mejor: en 2013 asistieron mil niños y estamos preparándonos para este.¿Cuántos visitantes tienen?La Fundación Zoológica de Cali se ha consolidado como un nuevo hito de ciudad, obligado para el turista. La afluencia es de 500.000 personas al año, muy buena para una ciudad de 2.200.000 habitantes, comparada por ejemplo, con la del zoológico de Sao Paulo, que tiene 20 millones de habitantes y recibe 1.200.000 turistas.Había 350 ejemplares en 1987...Hoy cuenta con 1200 individuos entre mamíferos, aves y reptiles. Con los anfibios serían 1500, con los peces y mariposas, más. Si bien en esa época teníamos animales exóticos, como rinocerontes, hemos crecido casi seis veces y han sido compensados con especies importadas como lemures o suricatas.Y se convirtió en un zoo-salacuna... El nacimiento de animales significa que en el parque se sienten cómodos y seguros y se reproducen. Tenemos buen número de nacimientos de flamengos, tigres de bengala, leones africanos, papiones, primates, osos y aves, que confirman al parque como un sitio de vida.¿Se financian con donaciones?No. El ingreso de la Fundación Zoológica de Cali es un 48 % por taquilla, un 35 % por servicios (fiestas, eventos); un 12 % por proyectos y el 5 % de saldo son ganancias financieras y donaciones. El Zoológico trabaja en proyectos de ciudad con la CVC, el Dagma, la Secretaría de Educación y corporaciones como CRC o CorpoAmazonía, pero se sostiene con la taquilla y los servicios.¿Los proyectos son ambientales?Hace cinco años trabajamos en fortalecer el programa ambiental del Municipio, que ha liderado la Fundación Zoológica en 80 escuelas públicas de la ciudad, con capacitación de profesores, desarrollo y evaluación de proyectos. Ha sido tan exitoso que nos han pedido asesoría en actividades pares como lucha contra la violencia escolar, sexualidad, liderazgo. Estamos creciendo en temas diferentes al medio ambiente.Usted ha sido muy crítica de la invasión de La Fortuna. ¿Por qué? Hoy el Bosque Municipal está perdiendo el 33 % de su terreno por esa invasión. Es una pérdida enorme tanto para el Zoológico como para la ciudad porque son terrenos del Municipio.¿Qué se ha hecho para recuperarlo?Llevamos 26 años con este lío. Es una pelea complicada. A pesar de que hemos trabajado para recuperarlos, no ha sido fácil la respuesta de la Secretaría de Gobierno para restituir esos terrenos a la Fundación Zoológica de Cali. ¿Pero se han tomado medidas o no?Cuando llegué había 20 y tantas casas. Se habían hecho intentos de restitución de terrenos, pero nada firme. La Fortuna empezó a crecer en los 90, se hicieron dos desalojos tentativos pero nunca se recuperó la totalidad del terreno. El cerramiento no era fácil ni teníamos recursos para ello. En 2003 se cedió un terreno y se hizo una urbanización para reubicar a las familias, pero infortunadamente el procedimiento no se hizo como debía. Se entregaron 98 viviendas nuevas y 20 y pico de lotes, pero no se pidieron las casas viejas. Entonces la gente se las dejó a los hijos y nunca se solucionó el problema. El 17 de diciembre de 2007 se hizo un desalojo total en la administración del alcalde Ramiro Tafur. El día 26 llegó una tutela de suspenderlo, pero ya se habían derribado más de 200 casas. Con el cambio de administración a Jorge Iván Ospina, fui a su oficina el 4 de enero (2008) y él me dijo que no iba a apoyar (el desalojo), que los dejáramos allí y al término de su mandato La Fortuna se sostuvo en 120 familias y ellos cuidaban que no ingresaran más.¿Y qué pasó ahora? La Fortuna se infló y se volvió un negocio. La misma comunidad nos ha informado que hay muchas casas vacías, que la gente que realmente necesita casa no pasa de las 20 familias iniciales. Hemos hecho ese llamado a la administración, pero infortunadamente el doctor Carlos José Holguín no ha querido meterle el diente a eso.¿No hay ningún avance?Sé que hay una resolución de la restitución de al menos un corredor ecológico, porque no es lógico que los visitantes estén apreciando la sabana africana y encima vean la invasión de La Fortuna. Por bien del asentamiento y de la Fundación, lo ideal es que haya una franja entre ambos para tener respiro. Pero como no hay acciones, construyen casas y más casas. La situación ya es inmanejable.¿Se lo planteó al Alcalde?En noviembre nos dijo que nos iba a colaborar restituyendo el terreno y han pasado casi seis meses y no hay avance. Recibimos una carga grande de aguas residuales de La Fortuna y de Terrón Colorado, que caen al río y afectan al parque porque construimos una cafetería bonita, pero hay momentos del día en que los olores son insoportables.¿Y las aguas del Zoológico?Estamos construyendo plantas de tratamiento, Ptares, porque pese a que el 60 o 70 % de las aguas residuales del parque las envía al alcantarillado, la parte baja del zoológico no tiene acceso a este. Esto va con un colector natural que recoge las aguas de los exhibidores y las lleva a la Ptar, que las vierte al río después de que han sido tratadas. Como el antiguo restaurante Cali Viejo se cerró tras un proceso jurídico porque descargaba sus aguas residuales en el río, estamos construyendo otra Ptar arriba.¿Estas iniciativas responden a las quejas de los residentes del sector de que cuando lavan el Zoológico, el río baja turbio y con muy malos olores?Quiero aclarar que el Zoológico no produce esos malos olores. Es esa descarga grande del asentamiento de La Fortuna y de Terrón Colorado, esa sí que huele y es gigante. Si el Zoológico descarga una pileta del aviario es por diez minutos dos veces a la semana y no es constante como de la de los asentamientos. Nosotros somos muy juiciosos, esperamos tener nuestra Ptar en servicio en junio.¿Tiene proyectos ambientales?El Zoológico es una entidad ambiental y busca que no sea solo de dientes para afuera, sino que la casa así lo muestre. Tenemos un proyecto hermosísimo con la CVC, que nos apoyó con un convenio de mil millones para construir una compostera y el compostaje se usa en los jardines. También construimos un sitio de reciclaje de la basura del parque y con la venta de los productos se les paga a los trabajadores del reciclaje. En una segunda fase vamos a tener energía solar y riego por aspersión y por goteo para mejor uso del agua. Y en nuestra planta de tratamiento de agua del río Cali, producimos 260 mts3 de agua diarios para el consumo interno. ¿Cómo va el proyecto de la Hacienda del Bosque Municipal?A raíz de que el antiguo restaurante Cali Viejo se cerró, el señor Alcalde decidió que la entidad más idónea para manejar este espacio era la Fundación Zoológica de Cali. Nos lo entregaron en junio de 2013 y ya tenemos los diseños que presentaríamos para que nos autoricen tocar la casa que es patrimonio cultural de la ciudad. Le vamos a invertir los recursos que estén a nuestro alcance para hacer un espacio del cual la gente se sienta orgullosa y puedan disfrutar propios y extraños. Esperamos que en diciembre la entreguemos al servicio.¿Qué otros proyectos nuevos trae?‘Australia’, que esperamos entregar al público este verano, porque nos llega una importación de animales australianos: canguros rojos, wallaby Bennett, cacatúas, cucaburras, paranos, aves, dragón barbado. Es una granja en un desierto con una ambientación al estilo de ese país: casa, un molino de viento, un carro oxidado, establo refugio y un patio desierto donde el público los verá. Luego haremos ‘Por el camino de los Andes’, que tendrá trapiche, cascada, montaña y exhibiciones de cóndores, jaguares y pumas con más espacio. ¿Cuánta inversión se requiere?Hasta 2015 vamos a ejecutar $2000 millones, recursos logrados por la Fundación y el apoyo de unos donantes y un gran patrocinador que es Colombina. La ciudad respondió bien al lanzamiento de la Hacienda del Bosque, con 280 invitados recogimos buenos recursos.¿Y se parece al de San Diego o no?El Zoológico de Cali es mejor que muchos de los de EE. UU. No digo que del de San Diego porque ese es fuera de serie, con una afluencia de visitantes y la entrada de US$70, frente a los US$5 o US$7 de aquí. Pero nuestro zoológico está mejor posicionado a nivel internacional incluso que a nivel nacional y es referente en América Latina.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad