450 especies de árboles maltratados en Cali: Dagma

Junio 27, 2017 - 01:01 a.m. Por:
Redacción de El País 
Árbol

Según los investigadores, habría 467 millones de hectáreas nuevas de árboles de las que nunca antes se había informado, lo que equivale al bosque tropical de la Amazonía.

Archivo El País

Sanciones económicas que pueden ir desde los $100.000 y superar los $15 millones, se impondrán a los ciudadanos que maltraten los árboles de Cali.

Así lo anunció el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, al advertir que en sus recorridos rutinarios de mantenimiento han identificado más de 450 árboles afectados por puntillas para colgar letreros, alambres y llantas ahorcando los troncos, instalación de luces, así como corte de raíces sin autorización.

Lea también: Hay 296 'gigantes' que se roban las miradas en Cali, le mostramos algunos

“Los árboles, al igual que nosotros, tienen unas células en su estructura molecular, que son como los poros que tenemos en la piel, entonces cualquier intervención que se haga sobre ellos empieza a afectar ese sistema. Cuando los pintamos no pueden respirar por esa célula; cuando les clavamos una puntilla y luego se la extraemos se genera una herida y esa herida se puede infectar y deteriora al árbol; cuando les colgamos luces estamos afectando la fauna y la vida silvestre nocturna”, explicó José Manuel Díaz, subdirector de Gestión Integral de Ecosistemas y Umata, del Dagma.

La autoridad ambiental indicó que el artículo 66 del estatuto de Silvicultura Urbana, en su régimen sancionatorio, establece que “el deterioro del arbolado urbano o provocación de la muerte lenta y progresiva de individuos vegetales, con prácticas lesivas tales como anillamientos, descope, podas antitécnicas, envenenamiento, colocación de elementos extraños los cuales causen punciones o estrangulamientos, entre otras, deberán ser sancionados y compensados por quienes realicen este tipo de prácticas.”

También se castigará a quienes provoquen el deterioro o destrucción de elementos vegetales en áreas de jardines y zonas verdes.
“El objetivo es que los ciudadanos estén enterados y advertidos sobre esta medida que busca que los caleños realicen buenas prácticas ambientales para evitar la generación de riesgos o emergencias al arbolado de la ciudad y a la misma comunidad, pues cuando un ciudadano corta las raíces de un árbol sin autorización, deja a ese individuo inestable y con riesgo de provocar una emergencia que puede incluso costarle la vida a una persona”, afirmó Luis Alfonso Rodríguez, director del Dagma.

El subdirector Díaz señaló que con el proceso de identificación que están llevando a cabo se realizarán las primeras sanciones, pero también invitó a los ciudadanos a denunciar. Según el funcionario, las multas se aplicarán teniendo en cuenta cuál fue la especie que se afectó, su edad y altura, entre otras características.

“Es una sanción económica pero como no podemos recibir el dinero en efectivo, se tasa la multa y ellos (los infractores) hacen actividades por el valor tasado. Se cancela en acciones de mejoramiento ambiental, como la siembra de árboles”, explicó Díaz y añadió que las empresas o negocios que aparezcan con publicidad en los árboles serán notificadas y, si vuelven a incidir, serán sometidas a la sanción.

Jair Llanos, veedor ambiental de la Comuna 2, indicó que la medida es conveniente, pues cada día se incurre más en el deterioro del arbolado.
“Hay gente que inclusive le da machete a los árboles.

Desafortunadamente en Colombia nos dijeron que la letra con sangre entra, entonces para mí es válido que empiecen a sancionar, con la escasez de árboles que tenemos no se justifica que los pocos que hay los dañen”, expresó Llanos.

Por su parte, Rocío Vargas, miembro del comité ambiental de la Comuna 14, considera que las sanciones primero deben ser pedagógicas. “Yo estoy de acuerdo con la sanción porque a la gente a veces hay que tocarle el bolsillo para poder que reaccione y cuide el medio ambiente, pero se debe hacer una sensibilización muy amplia para que la comunidad se entere”, precisó.

A través de Facebook, María Fernanda Morales opinó que la medida es “genial, mientras se incluya tanto personas del común como instituciones públicas y privadas que puedan incurrir en estas prácticas. Multa económica y educativa, por favor, n basta con castigar sin explicar por qué no se debe maltratar”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad