300 jóvenes llegaron este martes a Cali para el inicio de la ruta Quetzal

Junio 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
300 jóvenes llegaron este martes  a Cali para el inicio de la ruta Quetzal

Natalia Torralba Oliveros es estudiante del Colegio Stella Maris y participó con el ensayo ‘Una vida honorable y la grandeza ante sus ojos’, inspirado en José Celestino Mutis, es la única caleña en la ruta Quetzal 2012.

En el Salón Oval del Centro Cultural de Cali, delegación colombiana recibió el pabellón nacional de parte del presidente del BBVA Colombia, Oscar Cabrera Izquierdo. La ruta viajará por Latinoamérica y España.

Cerca de 300 jóvenes de 150 países emprenderán desde este martes el recorrido de la ruta Quetzal que tiene a Cali como la primer ciudad del viaje.La cuota colombiana de la famosa expedición está integrada por diez jóvenes de todo el país, entre quienes se encuentra la caleña Natalia Torralba Oliveros de 16 años y Bernarda Tumina Tombé de Silvia, Cauca.La Ruta Quetzal BBVA es un premio a estudiantes sobresalientes que salen a recorrer el mundo con el fin no sólo de enriquecerse a través de paisajes dispares y culturas ajenas, sino con el reto de templar valores y dimensionar desde otro nivel las problemáticas mundiales y sus posibilidades de solución desde la cooperación internacional.El recibimiento a los integrantes de la expedición, acompañada por un grupo de 40 periodistas, se realizó a las 10:00 a.m. de este martes en el Salón Oval del Centro Cultural de Cali.En el acto, la delegación colombiana recibió el pabellón nacional y el equipo de campaña, de parte del presidente del BBVA Colombia, Oscar Cabrera Izquierdo.La Secretaría de Cultura y Turismo de Cali prepara para esta semana una agenda de actividades culturales que acompañarán a los jóvenes que se hospedarán en el Ecoparque del río Pance, con visitas a sitios turísticos de la región, como la hacienda El Paraíso, en el municipio de El Cerrito.La cuota caleñaNatalia Torralba Oliveros la estudiante de 11 grado del colegio Stella Maris cuenta cómo fue seleccionada: “Mi mamá trabaja con el BBVA desde hace 29 años y siempre ha vivido pendiente de la Ruta Quetzal, pero yo no tenía la edad para inscribirme. Cuando los cumplí me informé bien y escogí el tema de José Celestino Mutis, que era uno de los tres o cuatro que exigía la organización”.Desde noviembre comenzó a investigar sobre la vida y obra del científico español, al que admira pues le encanta la biología y quiere estudiar medicina. Ya en enero tenía el ensayo, ‘Una vida honorable y la grandeza ante sus ojos’, para el cual puso en práctica una de sus habilidades: el dibujo. “Natalia ha ganado dos concursos en el banco”, tercia la madre, Lucy Torralba.Al inscribirse la ficha de la joven fue la número 4.203, “eso me causó un poco de desaliento, pero tenía fe en Dios y en que mi trabajo cumpliera con las exigencias de los profesores de la Universidad Complutense”, prosigue. Fueron cerca de seis mil inscritos. Solo 300 fueron escogidos.Esperó dos meses, hasta el 1 de marzo: “Ese día fui corriendo a la sala de sistemas del colegio, pero no salía nada, pensé que no había quedado. Hasta que mi mamá me avisó que había sido preseleccionada. Fue súperchevere”, cuenta Natalia y todavía se emociona.Para su madre, su “vinculación con el banco no tuvo nada qué ver con su selección. No tengo posición para ejercer influencias, soy auxiliar de atención al cliente, una cajera. Mi anhelo era que Natalia hiciera bien su trabajo. Si ganaba, bien; si no, también, pues son muchos jóvenes de todo el mundo”.Y así se llegó el día: Natalia conocerá a los 290 estudiantes que llegarán a Cali y serán sus compañeros durante más de un mes. “De España es el 45% de los expedicionarios”. Todo ellos establecerán campamento en el Ecoparque Río Pance, explica Rubén Darío Escobar, vocero del BBVA Colombia.Comunidad guambiana también tiene representaciónCon el ensayo 'El capítulo que le quedó pendiente a Mutis', la indígena misak o guambiana Bernarda Tumina Tombé se ganó un lugar como uno de los diez jóvenes colombianos que participarán en la Ruta Quetzal- BBVA 2012.Para la estudiante de grado 11 del colegio Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en Silvia, Cauca, “es un sueño hecho realidad: Anhelo compartir, aprender y conocer nuevas costumbres, tradiciones, lugares y personas que participan en la ruta”.Su propósito es “que cuando regrese pueda compartir todo lo aprendido con mi comunidad indígena y de esa manera ayudar a los jóvenes a hacer sus sueños realidad”.La adolescente dice que se preparó bien porque “me gusta leer libros de investigación, poesía y filosofía, escribir ensayos sobre lo que leo, salir a caminar, viajar y bailar un poco”. “Esta niña deslumbró por su inteligencia”, asegura Rubén Darío Escobar, del BBVA.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad