30 jóvenes de Siloé trabajan por más caleños cívicos en el MÍO

30 jóvenes de Siloé trabajan por más caleños cívicos en el MÍO

Mayo 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
30 jóvenes de Siloé trabajan por más caleños cívicos en el MÍO

Durante cuatro años, 510 jóvenes de Siloé se han formado como promotores de cultura ciudadana y acciones cívicas. Ellos trabajan en espacios públicos enseñando buenas prácticas a los caleños.

Hoy son 30 estudiantes. En estos cuatro años han sido 510. Son jóvenes que no llegan a la mayoría de edad y que han adoptado la ardua tarea de enseñar prácticas cívicas en nuestra ciudad. 

Llegaron a las 2:00 p.m. a la estación del MIO de Unidad Deportiva, se vistieron con un chaleco azul, abordaron a las personas que esperaban los articulados, y   les recordaron cuáles son los comportamientos básicos para hacer uso del servicio.

-Solo es por seguridad, les recomiendo que haga una fila detrás de la línea amarilla. Por favor, deje bajar primero a los pasajeros, ceda el puesto a quien lo necesite y ubíquese dejando espacio para los demás usuarios-, dijo Fernando, un joven de 17 años quien estudia en el colegio Eustaquio Palacios. 

Antes de hacer parte del programa ‘Espacio Público Humanizador’ que  la Fundación FES coordina en conjunto con la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali, la Fundación Fanalca, Cedecur, la Secretaría de Tránsito, el colegio Freinet y la Corporación Ciudad Sin Fronteras, Fernando no podía contemplar con tranquilidad la idea de encarar a un auditorio. Las manos le sudaban, soltaba un par de risitas nerviosas y cuando estaba decidido a hablar, sólo articulaba medias frases.

-Este programa me ha servido para ganar más confianza. Antes se me hacía muy difícil socializar con los demás y eso para mi era un problema. Ahora, con menos pena, puedo hablar con personas que ni conozco-, contó Fernando.

Para Amparo Jiménez, coordinadora de Cultura Ciudadana de la Sociedad de Mejoras Públicas, esta iniciativa, que convoca principalmente a jóvenes de Siloé, sirve para limpiar un poco la imagen que la sociedad caleña se ha hecho de algunos de  los jóvenes habitantes de  ladera, quienes equívocamente son señalados como vándalos, vagos o criminales. 

-Con estos talleres se muestra que la juventud de Siloé no es así. Que los jóvenes sólo necesitan oportunidades para ser líderes en nuestra ciudad. Que si nosotros los apoyamos ellos pueden transformar a Cali- dijo también la señora Jiménez.

En el programa no se dictan únicamente talleres de cultura ciudadana, también se imparten talleres de liderazgo, comunicación asertiva, emprendimiento, derechos humanos, entre otras clases,  con el ánimo de fortalecer las capacidades de estos jóvenes; todo esto para que puedan aportar a la construcción de una mejor ciudad, para que puedan ser personas más íntegras, personas mucho más felices. De eso también se trata el asunto.

Gabriela vive  en la parte alta de Siloé. Antes de hacer parte del programa estaba atravesando una etapa bastante agitada en su vida pues no se sentía a gusto consigo misma, era muy temperamental y la paciencia no era una de sus virtudes -ahora, y gracias a varios talleres, he aprendido a aceptarme como soy, a quererme y a valorarme. He ganado mucho control sobre mi temperamento y he ejercitado la paciencia-

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad