2013, un año importante para Cali en materia de eventos mundiales

Diciembre 29, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
2013, un año importante para Cali en materia de eventos mundiales

El estadio Pascual Guerrero se llenó tanto el día de la inauguración como el de cierre de los Juegos Mundiales.

El éxito de los Juegos Mundiales, la Alianza del Pacífico y la Cumbre Afro, proyectaron a Cali como la capital deportiva y empresarial a escala mundial.

El mundo le dio las gracias a Cali. Así registró El País para la historia el balance de los IX Juegos Mundiales 2013, un acontecimiento que puso a la Sultana del Valle en el foco del planeta y la ratificó en su bien ganado título de Capital Deportiva de América. La fiesta reunió a 3900 deportistas procedentes de 109 países y a casi 10.000 turistas que vivieron durante 5840 minutos la euforia colectiva de competencias en 40 disciplinas. Más que las cifras que muestran la magnitud del evento, los World Games tuvieron un impacto positivo a escala mundial y en la autoestima de la ciudad que se manifestó en la efusiva respuesta ciudadana de los caleños en los escenarios deportivos.Unos 450.000 espectadores, 11.000 personas acreditadas, incluidos 3500 voluntarios, y una ocupación hotelera del 93 % entre el 25 de julio y el 4 de agosto, fecha de los juegos, hablan muy bien de la capital del Valle del Cauca. Además de la buena imagen internacional, Cali heredó tres nuevos coliseos y remodeló otros nueve escenarios deportivos, en los que se invirtieron $102.000 millones.Los buenos dividendos dinamizaron la economía desde mucho antes de empezar las justas. “Solo las ventas de boletería sumaron $4500 millones”, confirmó Susana Correa, directora ejecutiva de los World Games.Sin embargo, los efectos se extienden en el tiempo. Harold Lozada, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes, Anato, capítulo Suroccidente, resaltó que “lo más importante vendrá después, ya que la ciudad está tomando mucha fuerza como destino turístico. Muchas delegaciones y visitantes se fueron fascinados con Cali”.El alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, se mostró complacido por los resultados del certamen y aseguró que “este es el comienzo de un camino largo hacia el progreso de la ciudad, una ciudad que cada día obtiene más reconocimiento mundial”. Palabras que hicieron eco durante una velada sellada con un majestuoso espectáculo coreográfico y musical en una noche estrellada de multicolores fuegos artificiales y ante un estadio colmado por más de 35.000 espectadores en la ceremonia de clausura. Rodrigo Otoya, director de los Juegos Mundiales Cali 2013, destacó que “valió la pena el esfuerzo que hicieron el Gobierno, la Policía y las demás entidades para hacer unos juegos que le cambiaran la cara a la ciudad”. Y que serán la carta de presentación para más eventos orbitales que ganó la ciudad: el Mundial de Ciclismo de Pista 2014 y el Mundial de Atletismo de Menores en 2015. Y hasta para aspirar a otros como lo confirmó la secretaria de Recreación y Deporte de Cali, Clara Luz Roldán. “Somos ambiciosos si nos ponemos retos y fue lo que nos propusimos, volver a Cali mundial. Ya mandamos carta para los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018”, dijo la funcionaria.Cumbre Alianza del PacíficoCon la organización de la VII Cumbre de la Alianza del Pacífico Cali logró no solo reunir a los trece líderes políticos más importantes de Iberoamérica, a más de mil presidentes de compañías, a más de 400 empresarios y a 380 periodistas del mundo, sino posicionarse como la mejor anfitriona de eventos de talla mundial.Así lo reconocieron los presidentes, jefes de gobierno y delegados de dos continentes que visitaron la ciudad entre el 20 y el 24 de mayo, fecha de la cumbre, en un hecho sin precedentes en la historia de Cali.La Alianza del Pacífico contó con la participación de los presidentes de los países miembros: Juan Manuel Santos, de Colombia; Enrique Peña Nieto, de México; Ollanta Humala, de Perú, y Sebastián Piñera, de Chile. Asistieron además mandatarios de países invitados y aspirantes a unirse a la alianza, como Laura Chinchilla, de Costa Rica, y Otto Pérez Molina, de Guatemala. Un tercer país fue Panamá. Pero la presencia del jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, y representantes de otros cuatro países que llegaron en calidad de invitados observadores atraídos por las amplias perspectivas comerciales y de inversión que se analizaron en el foro, proyectaron a Cali como el epicentro obligado para los negocios en un mundo globalizado.El alcalde Rodrigo Guerrero dijo que la realización exitosa de la Cumbre de la Alianza del Pacífico fue la prueba de fuego que demostró que la Sultana del Valle estaba preparada para hacer los Juegos Mundiales, la Cumbre de Autoridades Afro y muchos eventos que atraerían los reflectores del orbe hacia ella.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad