180 hinchas no pudieron ingresar al Pascual por estar ebrios y drogrados

180 hinchas no pudieron ingresar al Pascual por estar ebrios y drogrados

Noviembre 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
180 hinchas no pudieron ingresar al Pascual por estar ebrios y drogrados

Las pruebas se realizan con un alcohosensor de bolsillo, no invasivo, es decir, la persona con solo soplar a distancia, permite corroborar si tiene algún grado de alcoholemia.

Controles a hinchas se realizaron en las entradas del estadio previo al partido en el que el Cali empató con Águilas de Pereira.

Daños leves a buses del MÍO y la prohibición de ingreso de 180 hinchas al estadio Pascual Guerrero se registraron el jueves pasado después del partido del Deportivo Cali contra Águilas de Pereira.El País conoció que por lo menos tres buses del sistema MÍO de los operadores ETM y Git Masivo resultaron con averías en sus vidrios por agresiones de presuntos hinchas del conjunto azucarero. Los daños no fueron de gravedad, confirmó Metrocali, y los buses fueron puestos en circulación después de su reparación este viernes.Los controles anunciados por el Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo y la Secretaría de Salud sí dejaron a 180 personas con las ganas de entrar al Pascual, ya que se encontraban en estado de embriaguez, drogados y con armas blancas.De los 9.500 asistentes, entre boletas, cortesías u tribuna familiar que ingresaron al escenario deportivo, las autoridades lograron realizar 4.000 tomas y revisiones.Y es que tras los desmanes protagonizados por hincas del América la semana pasada, las autoridades advirtieron que se harían pruebas de alcoholemia y consumo de sustancias sicoactivas para controlar la seguridad."Al estadio no entran ni drogados ni alcoholizados. Esto no es un juego, es una cosa seria que vamos a seguir implementando para brindarle seguridad al hincha que viene a ver fútbol en paz. Perdieron la boleta por hacer caso omiso a lo que se dijo”, argumentó Rodrigo Zamorano, coordinador del Cmgrd.Socorristas de la Defensa Civil, médicos, toxicólogos y funcionarios del Cmgrd y la Alcaldía de Cali se ubicaron y repartieron en las puertas del estadio para verificar que los espectadores ingresaran sobrios y sin haber ingerido alguna sustancia sicoactiva. En los controles se detectaron personas con armas blancas, que tampoco ingresaron al estadio.“Muchos se han abstenido de entrar, porque se dieron cuenta que aquí estamos y que lo que dijimos fue en serio”, agregó Zamorano.De acuerdo con el médico Jorge Ignacio Quiñónez , toxicólogo del área de epidemiología de la Secretaría de Salud de Cali, se observó un evidente estado de drogadicción en algunos de los hinchas que pretendían ingresar por la entrada sur.“Mostraron alteraciones motoras en su comportamiento, en especial al caminar, y esto se detecta a simple vista. No regulan su nivel de movimientos y se mostraron fuera de lo normal. Estas personas así son consideradas como ‘peligrosas’ entre la comunidad que se encuentra en estado normal y son un riesgo”, precisó el médico Quiñónez.Agregó que un plan como este ya fue implementado anteriormente “y funcionó muy bien como inhibidor de violencia en el estadio Pascual Guerrero y se detectaron ajustes significativos en el comportamiento de las barras de fútbol y eso lo vamos a lograr de nuevo con el inicio de estos controles”.Las pruebas se realizaron con un alcohosensor de bolsillo, no invasivo, es decir, la persona con solo soplar a distancia, permite corroborar si tiene algún grado de alcoholemia. Con solo una cerveza que se haya tomado se logra detectar su estado. Las otras pruebas fueron comportamentales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad