17 zonas de Cali que se convierten en 'lagunas' por el invierno

Noviembre 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Son sitios que siempre se inundan, por obstrucción de alcantarillas o redes viejas. ¿Qué dicen las autoridades al respecto?

¿Qué conductor de Cali  no se ha visto enfrentado al reto de cruzar una vía inundada? Primero analiza la situación y si el carro de enfrente  se anima y lo logra, hasta puede llenarse  de valor para  la aventura. 

Algunos pasan, otros prefieren esperar a que baje el agua y unos más se quedan atrapados y aquello se convierte en una terrible experiencia. 

Lo cierto es que cada vez que llueve son siempre las mismas vías inundadas en Cali: el puente de Chipichape, la Avenida 4 Norte, el viejo puente de la Carrera 5 con Calle 25, entre otros.   

Según la lista de Emcali, son al menos 17 puntos críticos que tienen identificados y donde tras fuertes aguaceros existe una alta probabilidad que se inunden la vías.

Carlos Gallego, director de Aguas Residuales de Emcali, manifestó que son  múltiples los factores que provocan esto, pero los principales son: la obstrucción con basura de los drenajes y que la redes de alcantarillado de la ciudad  no han sido diseñadas para aguaceros de alta intensidad.

[[nid:594160;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/11/mapa-vias-inundaciones.jpg;left;{}]]

Explica que para que las vías no se inunden se  tendrían que construir redes de alcantarillado pluvial con alta capacidad,  con unos costos gigantescos que la ciudad no podría asumir. 

Sin embargo, aclara que el alcantarillado actual de Cali está diseñado para que el agua en las vías se resuma y poco a poco  se evacúe por toda la red. 

“Por ejemplo, en sectores como la Carrera 1 con Calle 25 hay un alcantarillado de buena capacidad, pero allí se forma una especie de batea y el agua se acumula. En el túnel de la Avenida Colombia lo que se hace es atender las señales de tránsito para no dejar pasar personas por allí cuando hay lluvias de alta intensidad. Otro punto es la Calle 5 con Carrera 39, allí bajan muchas escorrentías de la zona de ladera y afectan el drenaje, algo similar pasa con el puente de Chipichape, donde hay un alcantarillado que fue diseñado hace rato y absorbe mucha agua lluvia”, explica Gallego.

Según el funcionario, en estos puntos se le viene haciendo mantenimiento  de manera permanente en los  sumideros.

“Pero la gente arroja escombros, basura y hojas. Hemos tratado de poner unas mallitas azules en la parte baja de alcantarillado, pero se tapan muy fácil”, añade el Director de Aguas Residuales de  Emcali.

 Agrega que tras un aguacero de alta intensidad en Cali se pueden recolectar en el sistema de alcantarilla pluvial,   en promedio,  hasta 40 toneladas de basura.

“Tenemos un plan de contingencia. Cuando llueve, una cuadrilla de hombres se mueve hasta estos puntos cada vez que se registra una emergencia”, dice el funcionario de Emcali. 

En  caso de las inundaciones de la Avenida 4 Norte, el ingeniero civil Carlos Andrés Sánchez explica que se debe a la ubicación de la línea férrea.

“Claramente las vías del tren siempre se construyen en zonas altas de la ciudad. Pero resulta que dicho trazado se construyó hace más de 50 años y la ciudad creció alrededor de ellas  y el agua se estanca en la parte baja”, explica.

Carlos Gallego, director de Aguas Residuales de Emcali, explica que en ese sector lo que sucede es que cuando se diseñaron las redes de aguas lluvias en esa época no existía las escorrentías que bajaban de la ladera.  

“Ahora los cerros tienen una gran población que impacta la loma,  quitándole  capacidad de absorber el agua”, complementa. 

Marta Valderrama, moradora del sector de Centroempresa, señaló que ya es casi una constante que el sector de la Avenida 4 Norte entre calles 52 y 58  inunde cada vez que llueve. 

“Eso implica monumentales trancones y problemas de movilidad para la zona y ¿quién le responde a uno si se queda varado  en medio de la vía? Toca mejor devolverse para la casa, perder la vuelta del día y esperar que todo se normalice”, comentó.

“Falta planificación”

Hugo Salazar, miembro de la junta directiva de la Asociación Colombiana de Ingenieros Sanitarios, Acodal, manifestó que las inundaciones de las vías de Cali  cuando hay aguaceros son evidencia de que la ciudad creció y no así la infraestructura de servicios. 

“Para evitar la inundación del sector de Chipichape se tuvieron que construir dos grandes lagunas  de regulación para controlar el agua de bajada desde la ladera, pero nunca las hicieron”, dijo. 

 Añade que ahora lo que hay que hacer en la zona es un tipo de colector. “Pero no va a ser fácil”. El  ingeniero dice que una de las fallas es que Planeación Municipal nunca previó esta situación. “La Alcaldía  debió hacer un plan de servicios públicos. En el caso de Chipichape, Emcali les dijo que tenían que hacer esas lagunas, sin embargo, lo que autorizaron hacer fueron edificios”. 

Salazar enfatizó  que estas obras debieron ejecutarse en la medida en que la ciudad crecía.

“Soluciones se pueden hacer, pero no hay espacio adecuados y va a tocar hacerlas debajo de las vías y los costos son mayores”, concluyó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad