13.199 caleños fueron multados por parquear en sitios indebidos

Junio 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
13.199 caleños fueron multados por parquear en sitios indebidos

En bahías adecuadas por establecimientos comerciales como zonas de parqueo, como esta ubicada en el Oeste, piden a sus clientes cuidarse de las multas. El temor de los controles afectan finanzas de negocios, dicen algunos comerciantes.

Las situaciones más críticas de parqueo indebido se presentan afuera de establecimientos comerciales, asegura Tránsito. Hay quejas por controles.

Un total de 13.199 conductores caleños han sido sancionados por mal parqueo. La cifra corresponde a controles realizados entre el 1 de enero y el pasado 23 de junio en los que agentes de la Secretaría de Tránsito Municipal encontraron vehículos estacionados en sitios indebidos. Lea también: Mal parqueo sigue siendo un dolor de cabeza para los caleños

Aunque Alberto Hadad, titular de esa dependencia, señala que “los caleños están mostrando un mejor comportamiento en las vías, porque saben que estamos haciendo controles permanentes”, las imprudencias parecen que van en aumento comparado con lo ocurrido el año pasado (entre enero y octubre del 2014 se impusieron 12.704 comparendos por estacionar en espacios no permitidos).

Parquear en andenes o bahías no autorizadas es uno de los principales problemas que se encuentran los funcionarios de Tránsito. 

Las infracciones ocurren especialmente a las afueras de establecimientos comerciales donde en las últimas semanas se han concentrado los controles a través de los ‘Cazainfractores’ (vehículos en los que agentes de Tránsito imponen multas con evidencia fotográfica).

   Los sitios donde más ocurre esto, refiere Edwin Amaya, coordinador de controles al mal parqueo de la Secretaría de Tránsito, son la Avenida 6N con Carrera 47N, la Calle 10 con Carrera 64, la Avenida 4 Oeste con  Calle 1 (frente al Gato de Tejada) y la Carrera 56 con  Calle 11. En estos sitios hay panaderías y restaurantes que, según el Tránsito, adecuaron parqueaderos en  espacio público.

“La norma es clara. El Plan de Ordenamiento Territorial, POT,  define la línea de paramento (limite que separa el antejardín de un predio del espacio público), pero lo que hacen los establecimientos  es tomarse el andén, como si fuera parte del predio, y habilitarlo para que la gente se parquee,  eso no se puede hacer”, explica Amaya.

En los barrios Granada y El Peñón se permite el parqueo regulado por horarios en vía pública. Se estaciona sobre el carril derecho sin obstaculizar el ingreso a garajes.

Agrega el funcionario que “los comerciantes ponen los negocios y no tienen en cuenta que deben adecuar un sitio de parqueadero ideal para sus clientes. El andén es un espacio público que debe permanecer libre para peatones. Seguiremos haciendo los controles”.

 El temor que está generando el control por fotodetección a los mal parqueados ha hecho que en algunos restaurantes y establecimientos comerciales se instalen avisos para que los clientes tengan precaución a la hora de estacionar los vehículos.

“Creemos que se han implementado controles excesivos. Ponen uno o dos agentes de tránsito frente al local y eso ha generado temor entre los clientes, muchos de ellos han sido multados por parquear el carro menos de cinco minutos para venir a  comprarse un cono. Antes venían 200 personas al día, ahora son 50, nuestras ventas han disminuido”, comentan trabajadores de la heladería Ventolini de la Avenida 4 Oeste, donde hay uno de esos letreros.

Dicen que la bahía que está frente al establecimiento no es solo ocupada por sus clientes, también por turistas que van de visita al Gato de Tejada. “Es muy difícil decirles a las personas que no se hagan ahí, porque no hay otro sitio donde se pueda poner el carro”, comentan.

Antonio Serna, administrador de Pan Norte, donde la semana pasada se instaló un cartel para protestar  por supuestas anomalías en los controles que se hacen desde los vehículos ‘Cazainfractores’, dice que “es una exageración la vigilancia, si tenemos en cuenta que estamos ubicados en el penúltimo semáforo de la salida de la ciudad, en una zona donde hay muy poco tráfico y en la que el parqueo de nuestros clientes no genera traumatismo. Hay otros sitios de la ciudad donde sí hay caos”.

  Dice, además, que “hemos intentado muchas veces conseguir la autorización de la bahía de parqueo, pero en Planeación nos dicen que no se puede. Hemos tratado de reunirnos con Tránsito para tratar de concertar sobre el tema y no hemos podido”.

 Laura Pardo, propietaria de la panadería La Sebastiana, ubicada en el barrio Santa Rita, en el Oeste, explica que “además de que los clientes no pueden dejar el carro afuera para comprar algo, tenemos el problema de que ni siquiera las motos de nuestros empleados se pueden parquear, si llega un guarda nuevo, las hace mover. No es que estemos en desacuerdo con los controles, pero es que en el Oeste no hay soluciones de parqueo”.

[[nid:438348;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/06/grafico-parqueo.jpg;full;{}]]

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad