11.000 negocios son investigados en la capital del Valle

11.000 negocios son investigados en la capital del Valle

Junio 23, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Por Perla Escandón Tovar
11.000 negocios son investigados en la capital del Valle

Este año la Secretaría de Gobierno ha realizado 1.566 visitas a establecimientos que generan problemas y se han abierto 852 expedientes.

El 18% de los establecimientos comerciales en Cali son investigados por la Secretaría de Gobierno Municipal al registrar anomalías en su funcionamiento.

El 18% de los establecimientos comerciales en Cali son investigados por la Secretaría de Gobierno Municipal al registrar anomalías en su funcionamiento.De 60.000 negocios que funcionan en la ciudad, de acuerdo con cifras de la Cámara de Comercio, sobre 11.000 hay investigaciones que podrían generar sanciones como multas o el cierre definitivo. El grueso de las investigaciones administrativas pesan sobre centros nocturnos de diversión como bares, fuentes de soda, discotecas, estancos, casas de lenocinio y moteles. A éste le siguen almacenes. En menor cuantía figuran fábricas, talleres de latonería, de ebanistería, bodegas y peluquerías, entre otros.Estos negocios se encuentran ubicados en las comunas 2, 3, 5, 17 y 19, precisó Efraín Sierra, subsecretario de Convivencia y Seguridad Ciudadana. El funcionario explicó que las tres causas principales de los procesos son el incumplimiento en los usos del suelo, el impacto social y la contaminación sonora. Sin embargo, cuando se abren los expedientes tras recibir las quejas de los ciudadanos, encuentran otros factores que agravan la situación como no cumplir con los requisitos de ley. “Algunos no tienen la documentación o los papeles no están actualizados o los tienen al día, pero los permisos les fueron negados. A otros en algún momento fueron sancionados, pero no pagaron multa”, explicó Sierra.Pero, por lo general, -insistió el funcionario- los expedientes son abiertos por no cumplir con los usos del suelo, porque los dueños tramitaron permisos para un tipo de actividad y en la práctica realizan otra. En etapa de cierre se encuentran 133 negocios, de 852 expedientes que fueron abiertos este año. Aparte de que a 24 se les ordenó la suspensión de la actividad. Entre los que se sellaron figura un negocio que fue abierto para operar como restaurante en Granada, pero tras la inspección se halló que no tenía cocina, ni mesas, ni siquiera pagaba cuenta del servicio de gas.Los propietarios alegaron que las comidas eran preparadas en otra parte y se las llevaban a domicilio. A otro que le cerraron las puertas fue a Cielos Azul Spa, una casa de lenocinio que se camuflaba en Santa Mónica y se hacía pasar por sala de masajes terapéutico. De hecho, ninguna de las mujeres que trabajaban allí era terapeuta certificada por una entidad de salud. “Hay propietarios que representan esa cultura de la informalidad, montan negocios, pero no se preocupan por reunir los requisitos. Mientras que otros son investigados porque cumplen con las condiciones, pero periódicamente realizan acciones de alto impacto en la convivencia como los clubes sociales, salones de eventos y hoteles”, manifestó Sierra. En estas carpetas figuran los nombres de 20 estaciones de combustible que serán castigadas al permitir la venta de licor. Esta situación se ha convertido en un dolor de cabeza para los habitantes de la Comuna 22, especialmente los fines de semana, dado que los jóvenes parquean los autos, consumen alcohol y escuchan música a alto volumen.También está el caso de un club social que celebró una fiesta en vísperas de las pasadas elecciones, en que regía la ley seca en todo el país. “La Administración no tiene interés en afectar a los comerciantes ni perseguirlos sino que la reglamentación esté al día, no invadan el espacio público y no generen conflictos”, concluyó Sierra.Cierre por ruido Por la alteración de la tranquilidad generada por el ruido, el Dagma ha cerrado este año 95 establecimientos nocturnos y dos almacenes de ropa. Estos últimos sacaban los bafles al andén, indicó Carlos Rojas, director de la entidad ambiental. Igualmente, 16 negocios han sido sellados por el manejo irregular de residuos sólidos. “Sacan la basura y la depositan en separadores viales y postes de energía, además no pagan la recolección. Esperamos la próxima semana tener 150 establecimientos multados”, agregó Rojas. Por su parte, el presidente de Grecocentro, Albeiro Aristizabal, aseguró que se está concertando la frecuencia de recolección de la basura. “El problema es que el carro pasa muy tarde cuando la gente se ha ido. También estamos haciendo reuniones para que los locales no pasen los decibeles permitidos. No sólo de los locales procede el ruido sino de las carretas con ventas de frutas y de CD”.Por su parte, Asonod señaló que trabaja en la concientización de los dueños de los rumbeaderos para mitigar los impactos.Sitios críticosPese a los operativos de las autoridades, los sectores de mayor afectación son Granada, Centenario, Brisa de los Álamos, el parque del Perro, la ‘chimisexta’ en Chiminangos, la Calle 5 entre carreras 66 y 52 y 16 a la 36, Calima y Mélendez. En Santa Elena las bodegas surtidoras de verduras generan problemas de movilidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad