1.200 kilómetros de la red de acueducto de Cali ya cumplieron vida útil

1.200 kilómetros de la red de acueducto de Cali ya cumplieron vida útil

Septiembre 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
1.200 kilómetros de la red de acueducto de Cali ya cumplieron vida útil

La semana pasada el robo de un contador generó un daño en la red de acueducto en la Calle 5 con Carrera 14. El caso fue atendido en 24 horas debido al represamiento de órdenes.

Emcali hoy atiende 52 daños diarios en las tuberías de la ciudad. Acodal hace llamado a reparar la red de acueducto.

Bajo el suelo de la capital del Valle  se despliegan 3000 kilómetros de tuberías que brindan el suministro de agua a sus habitantes, ese tejido de redes corresponde casi a la distancia que existe entre Cali y la ciudad de Orlando, en Estados Unidos.   Lo preocupante es que al menos 1200 kilómetros de esa infraestructura necesitan ser cambiados ya que cumplieron su vida útil.  Así lo sostiene  la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, Acodal, Seccional Valle.

Hugo Salazar Jaramillo, presidente de la junta directiva de Acodal, explicó que clara prueba de ello son los constantes daños y desperdicios de agua del sistema que superan el 54 %. “Los daños dan una alerta permanente de las redes de Cali, que piden a gritos que ya deben ser sustituidas”. 

Según este ingeniero sanitario, Emcali le debe a la ciudad la reposición de sus redes tanto de acueducto como de alcantarillado, porque a los caleños se les cobra cada mes en su factura por este concepto. “Se empezó una reposición muy grande a inicios de los años 90. Pero después de la intervención de Emcali, por parte de la Nación,  todo se suspendió. En el año 2009 se realizaron unas pocos arreglos y actualmente lo que se recupera es escaso”, añadió.

Además, advirtió que de los 3000 metros de la red entre 800 y 900 kilómetros están construidos con tubos de asbesto-cemento. “Se supone que esa tubería   dura 20 años y ya cumplió más de 40, además, los ductos elaborados con ese material ya pasaron a la historia por su riesgo a la salud, por eso ahora se emplea PVC y polietileno de alta densidad ”, precisó.

Según cálculos de expertos y Acodal la reposición de acueducto le costaría a Cali, como mínimo, $600.000 millones, cifra similar al costo de la primera fase del MÍO, es decir las troncales del centro, la Calle 5, la Carrera 1 y la troncal de Aguablanca.

“Para hacer la reposición se necesita un estudio previo... la cosa es que cuando usted cambia la red de acueducto simultáneamente tiene que intervenir  la de alcantarillado, arreglar los andenes, las ventanillas de los medidores en los muros. Es todo un programa integral. Hay que aprovechar eso. Porque no hacemos nada arreglando hoy el acueducto y teniendo que romper  mañana”.

[[nid:464210;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/derrame-agua-retiro.jpg;full;{Un daño en una tubería matriz del acueducto generó este derrame de agua en el barrio El Retiro, justo en plena temporada de calor que mantiene bajos los niveles de los ríos de la región. Según Emcali, el daño se habría generado durante trabajos de instalación de servicios públicos.Cortesía El País}]]

Aunque la gerencia de Acueducto de Emcali es consciente de que existe una red   de agua antigua, precisa que esta no es la única razón por la que se incrementaron los daños en Cali, pasando de un promedio de 6 cada   día hasta llegar a 52 casos por jornada. 

“En parte podemos decir que las tuberías son obsoletas en algún porcentaje, pero no todos los daños que se ocasionan son por está razón. También hay colapso de ellas porque los suelos arcillosos en las que están se contraen con el calor  y las rompen. Asimismo, se roban cerca de 500 contadores cada año. Además, los cortes de agua de estos días provocan que las tuberías se llenen de aire y cuando se les inyecta agua se empiezan a romper”, explicó Julián Lora, gerente de Acueducto de Emcali.

Eduardo Arbeláez, jefe del departamento de Planeación de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, argumentó  que lo que se tendría que cambiar son 800 kilómetros de la red de asbesto – cemento. “Cambiar eso requiere un dinero que supera los $600.000 millones. Pero como hoy no tenemos esa plata buscamos con la sectorización hidráulica tener control operacional de toda la red para hacer un balance y evitar presiones que dañen las tuberías”, dijo.

Se espera que antes de culminar el año el  proyecto de sectorización hidráulica esté muy avanzado. En relación con el asbesto – cemento y la posibilidad de que afecte la salud declaró que aún no se ha demostrado que este tipo de tuberías generen  impacto.

Agregó que con lo que se cobra en la factura de servicios, por concepto de alcantarillado, se tiene un plan de inversión al 2024, donde se invertirán cerca de $650.000 millones con lo que se busca poner al día la red de acueducto y alcantarillado de la ciudad.

Las tecnologías para la futura reposición

Pese a lo complicado  que parezca la reposición de redes, actualmente existen tecnologías para sustituir sin la necesidades de abrir calles. Uno de estos sistemas consiste en la inyección de una especie de líquido que se vierte en las tuberías y adquiere un grosor de 5 milímetros volviendo al sistema muy resistente a los daños.

Otras de las tecnologías  para mejorar las redes es introducir al sistema tuberías que se inflan y se adhieren a las paredes de la vieja red. Una tercera alternativa consiste en un sistema de taladro que rompe la red antigua y la reemplaza por nueva.

Según el ingeniero Hugo Salazar,   “esas tecnologías ya se han implementado en algunos sectores de Cali, Yumbo, Palmira y en las principales ciudades del país. No es algo desconocido”. 

Los sectores más afectados  por los daños en tubos de la red matriz son aquellos que tienen tubería de asbesto - cemento en barrios como La Flora, Capri, San Nicolás, Junín, San Fernando Viejo, Santa Mónica Residencial, El Limonar y Popular.

Hace 80 años fue construido el sistema de aducción del Oeste, una infraestructura que lleva el agua desde la bocatoma del río Cali hasta la planta de Santa Antonio y de la cual se surten cerca de 400.000 personas que habitan en el Oeste, Centro y parte del Norte de Cali. Hoy, debido a su antigüedad, este sistema necesita ser renovado. Es el más antiguo de Cali. 

Jhon Jairo Grijalba, miembro de Sintraemcali y supervisor uno del servicio de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, sostiene que este ducto se encuentra en un estado crítico por el peso de las edificaciones que se han construido sobre él. Asimismo, las raíces de muchos árboles  han invadido sus paredes.  

“Si se presenta un derrumbe dentro de él peligra el servicio de agua para gran parte de la ciudad”, precisó. 

No se trata de una tubería, sino de una especie de túnel abovedado en ladrillo y cemento parecido a los túneles  del castillo de San Felipe en Cartagena. Tiene una longitud de 1.2 kilómetros, una altura promedio de 1.80 metros y su ancho es de 80 centímetros. 

Según Emcali, en el 2016 se realizará la reposición de este ducto. “El proyecto está aprobado en la ventanilla única del Ministerio de Vivienda. Su costo será de $30.000 millones. Los diseños ya están listos”, precisó Eduardo Arbeláez, jefe del Departamento de Planeación de Acueducto y Alcantarillado de Emcali.

Según Hugo Salazar Jaramillo, de Acodal, a mediados de los años 90, cuando era gerente de Acueducto de Emcali, se realizaron algunas obras en este canal tras un derrumbe que se presentó. 

  “Es un sistema muy antiguo que brinda un servicio muy importante a la ciudad y a la estación de tratamiento de agua de San Antonio. Por eso es importante que se realice un diagnostico de su estado”, precisó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad