"No siento temor por el descenso": Jorge 'Polilla' Da Silva

"No siento temor por el descenso": Jorge 'Polilla' Da Silva

Septiembre 05, 2017 - 08:26 a.m. Por:
Por Juan Carlos Pamo / Reportero de El País
Jorge ' Polilla' da Silva

Jorge ' Polilla' da Silva, nuevo técnico de América.

EFE / El País

Un gran referente regresa al América de Cali. Se trata de Jorge Orosmán el ‘Polilla’ Da Silva, quien el lunes fue confirmado como nuevo timonel de los escarlatas hasta finales de la próxima temporada.

El nombre del entrenador uruguayo surgió de una lista de más de 25 hojas de vida que llegaron en los últimos días a la oficina de los directivos americanos.

Sin duda, es un gran golpe de opinión para la decaída afición americana, que ha observado con preocupación lo que ha sido el irregular comportamiento del equipo en el segundo semestre y que lo tiene en una situación muy compleja en el tema del descenso.

Tras la derrota del sábado ante Envigado y que precipitó la renuncia de Hernán Torres del banquillo americano, los directivos emprendieron un proceso para analizar el futuro reemplazo del entrenador tolimense.

Con el paso de las horas la figura del ‘Polilla’ Da Silva se fue cristalizando y ayer en la mañana, y tras una breve negociación, el timonel aceptó las condiciones para asumir las riendas de los ‘diablos rojos’.

El entrenador de 55 años asegura “que no lo pensó dos veces cuando le hablaron de venir al América”.

Tendrá un gran reto de salvar al rojo de descender nuevamente. Deberá afrontar nueve finales donde se luchará a muerte por la permanencia con Jaguares y Tigres.

Su nombre fue bien recibido por los seguidores escarlatas, quienes recuerdan al ‘Polilla’ como uno de los últimos grandes jugadores en vestir la casaca roja.

A finales de 1989 llegó al cuadro escarlata, en el que fue dirigido en su primer año por el médico Gabriel Ochoa Uribe, con el que alcanzó el título de 1990.

Dos años más tarde repitió estrella con otro gran entrenador como Pacho Maturana.

Se marchó en 1994 con un registro de 172 partidos disputados y 65 goles.

Luego de 23 años retorna a una de sus dos casas que lleva en el alma. La otra es Defensor Sporting de su país.

Quiere hacer historia en el balompié colombiano y agregar a su palmarés los mejores logros con América.

El miércoles es esperado en la capital vallecaucana y la ansiedad del ‘Polilla’ aumenta por vestirse de cortos y dirigir su primer sesión de trabajos en Cascajal, el mismo sitio donde hace muchos años se entrenaba día a día para ser uno de los mejores goleadores que haya pasado por Colombia.
Se emociona al pensar cómo será su primer juego dirigido en el Pascual, el mismo estadio que lo ovacionó por la calidad que dejaba en cada presentación.


¿Qué sensaciones tiene de volver al América?
Es una felicidad muy grande porque desde el día que me fui de América siempre dije que cuando me necesitaran podían contar conmigo y ahora en estas circunstancias será un lindo reto. Tenemos nueve jornadas para revertir la situación.

No era la primera vez que se asociaba su nombre con América...
En el pasado hubo acercamientos, pero siempre que se me consultaba para venir estaba laborando en algún equipo. Ahora se vino esta propuesta y sin pensarlo lo acepté.

¿Por qué no lo pensó dos veces para llegar al América?
Estaba convencido de que si me iban a necesitar, yo tenía que estar presente. Lo hablé con mis compañeros del cuerpo técnico, analizamos la situación, no es fácil, pero vamos con objetivos claros. Lo importante será sumar puntos.

Ese objetivo inicial es que América salve la categoría...
Lógico. Si no tuviera confianza y fe, ni iba. Estoy seguro de que lo podemos lograr, lo más importante son los jugadores, acá no hay magos, no hay milagros, es un tema de trabajo de todos.

¿Siente temor de que en estas nueve fechas no se logre el objetivo?
No hay temor por el descenso. Esto es fútbol y cualquier cosa puede pasar. América está en una situación complicada, pero tengo confianza en que podemos salir adelante.

¿Su permanencia en el club va más allá de lo que pase en la recta final del torneo?
Eso lo veremos. Son detalles que se hablarán a mi llegada a Colombia. Ya todo está acordado y ahora es enfocarnos en este primer compromiso.

Será importante la para de dos semanas que tiene el torneo por la visita del papa Francisco y así sumar unidades de trabajo...
Sí, claro, es muy bueno. Muchas veces en condiciones normales no hay tiempo para conocer los jugadores, menos en una semana que es el tiempo real que vamos a tener antes del juego con Huila. Hay que aprovechar al máximo todos estos días y nos apoyaremos en la gente conocida para que nos referencien de buena forma.

¿Le hizo seguimiento al equipo?
No mucho. Pude observar algunos partidos y se nota que es un equipo que está nervioso, con errores producto de la gran presión que tiene. Los buenos jugadores se ven en los momentos difíciles.

¿Cómo analiza la plantilla con la que se va a encontrar?
Considero que hay buenos jugadores. Es un plantel que no ha encontrado su mejor rendimiento, pero tiene jugadores de categoría, hay que confiar en ellos.

¿Cuál será su primer reto con el equipo?
Mejorar la parte anímica del grupo. Llenarlos de confianza, que vuelva a ser un equipo rebelde y salir rápido de esta situación. Estos jugadores son los que nos salvan o por el contrario nos enterramos todos.

La lucha por no descender es con Jaguares y Tigres, ¿tiene alguna referencia de esos dos equipos?
Sinceramente no los he visto. Ya tendremos tiempo para analizarlos, así como al resto de rivales que vamos a enfrentar.

¿La familia lo apoyó en esta decisión de ser técnico de América?
Sí, por supuesto. Ellos saben el cariño que tengo por la institución. Pudieron vivir cinco años en Cali y la pasaron muy bien, hay un gran afecto por muchas cosas.

¿Algún amigo del fútbol de acá lo llamó para darle la bienvenida?
He tenido contactos con algunos de ellos como el caso de Sergio ‘Checho’ Angulo, Hárold Lozano, Óscar Sandoval, el kinesiólogo del equipo que está allí desde cuando yo fui jugador. La verdad, mucha gente me ha estado llamado y les doy las gracias.

¿Lo sorprendió el mensaje que le envió el médico Ochoa?
Recibí un mensaje de audio muy lindo del médico Ochoa donde me deseaba lo mejor, la verdad es algo maravilloso que una persona de esa calidad te salude y te desee cosas positivas.

¿Hay ansiedad por estar en Cascajal y estar al frente del equipo?
Siempre será lindo retornar a un lugar tan especial como Cascajal, donde pasé momentos importantes en mi vida y ahora verme allí como entrenador es una responsabilidad enorme.

¿Conoce a Santiago Silva, su compatriota que está en América?
Sí, lo conozco desde la época en Peñarol. Tuve la posibilidad de dirigirlo en algunos partidos, en América no ha encontrado su mejor nivel.

La línea de técnicos uruguayos ha ganado espacio en Colombia...
Han ido grandes entrenadores como Rubén Israel, Gregorio Pérez, Julio Comesaña, entre otros, y eso es bueno para nosotros acá en el país.

Dicen que usted es costoso, pero más costoso sería el descenso...
Yo no me considero que sea costoso. Acá lo bueno es que hubo intenciones de ambos lados y por fortuna se pudo lograr el acuerdo. Los técnicos se pagan con sus resultados.

En detalle
Jorge Da Silva

55 años, entrenador
Equipos como jugador: Defensor de Uruguay, Real Valladolid y Atlético de Madrid de España, River Plate de Argentina, y América y Millonarios.
Títulos como jugador: dos en España, dos en Colombia y uno en Argentina.
Distinciones: Pichichi de España 1983-84.
Títulos como DT: tres en Uruguay con Peñarol y Defensor, y uno en Arabia Saudita con Al Nassr.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad