La alternativa de ‘Pedrito de Portugal’, el del América de Cali (Opinión)

La alternativa de ‘Pedrito de Portugal’, el del América de Cali (Opinión)

Abril 22, 2018 - 09:52 a.m. Por:
César Polanía - Editor de Afición / El País
Pedro Felicio Santos

Pedro Felicio Santos, técnico portugués.

Cortesía América

Pedrito de Portugal (el original) es un torero nacido en Lisboa hace 44 años, que desde muy joven, a los 19, tomó la alternativa en España y pronto se hizo famoso en el mundo de la tauromaquia, gracias a la profundidad de su toreo con el capote y la muleta, cuyo repertorio incluía desde las más vistosas verónicas y chicoelinas, hasta los más elaborados pases de pecho y naturales.

Lo identificaban una quietud y una valentía impresionantes frente a la cara del toro. Y fue así como conquistó rápido las plazas de su natal Portugal, España, Francia, México, Ecuador, Perú, Venezuela y, por supuesto, Colombia.

Aquí, en la Plaza de Toros de Cañaveralejo, muchas veces lo vimos abrir la puerta grande y en una de las temporadas se fue a casa con el trofeo Señor de los Cristales en su maleta, como máximo triunfador de la Feria de Cali. Faltaría espacio en estas líneas para seguir hablando del matador.

A ‘Pedrito de Portugal’ (el otro) no lo conocemos. Sus datos ni siquiera aparecen en esa wikipedia que todo el mundo consulta. Solo sabemos que se llama Pedro Felicio Santos, que fue traído por Millonarios para trabajar con las divisiones menores y lo fueron degradando de cargo hasta ponerlo con la categoría sub 17, y que cuando Tulio Gómez (presidente del América) se lo ‘robó’ (¡vaya hazaña!) al equipo embajador, Enrique Camacho (presidente de los azules), sintió un gran alivio, porque ya se sentía encartado con el ‘encopetado’ (tiene un singular copete de pelo que lo caracteriza) entrenador.

Esta semana, tras la derrota del América (injusta y con un pésimo arbitraje del señor Hervin Otero, valga la pena decirlo) a manos de Águilas Rionegro, ‘Pedrito’ (el otro) salió a la rueda de prensa a dar esta pintoresca declaración: “No quiero responder preguntas porque muchos me llaman ‘Pedrito de Portugal’, por ser pequeñito, no sé. ¿Entendieron? Gracias por todo”.

De esa manera, ‘Pedrito’ (el otro), mostró su disgusto por el remoquete que algún periodista, quizás, le puso en alusión a ‘Pedrito de Portugal’ (el original), ese matador de toros que abrió la puerta grande de decenas de plazas gracias a sus triunfos.

Creo —lo digo con respeto— que si hubiera lugar a los enojos en esta situación, los mismos tendrían que provenir del matador de toros y no del entrenador. Pero estoy seguro de que si esta ridícula anécdota llegara a los oídos del torero, el tema le resbalaría.

‘Pedrito de Portugal’ (el otro) no debe darle importancia a este tipo de circunstancias y menos en público. Haberlo hecho es un rasgo de la inmadurez que tiene como hombre del fútbol. No quiero ni pensar lo que haría si alguien lo llama ‘Alf’ por su prominente copete. O ‘Stallone’, por sus ojos promulgados y adormecidos... Ahora que lo recuerdo, por ahí los periodistas de RCN dijeron durante la transmisión del clásico que se parecía, incluso, a Mourinho (físicamente, claro está) y ese día no lo escuché quejarse en la rueda de prensa...

Más bien, lo que ‘Pedrito’ (el otro) debe hacer es aprovechar esta oportunidad —única en su vida, hasta el momento— que le ha dado Tulio Gómez de sentarse por primera vez en el banco técnico de un equipo de primera división.

Que se olvide de los apodos y las burlas y los comentarios y todo lo que haya fuera de la cancha, y se dedique a optimizar los conocimientos que supuestamente tiene para sumar los puntos que América necesita para meterse en los ocho.

La faena es dura. Pero si lo logra, seguramente Pedro Felicio Santos tomará su ‘alternativa’ como entrenador y saldrá por la puerta grande del Pascual con Tulio Gómez como padrino. Ese día, quizás, querrá que lo llamen ‘Pedrito de Portugal’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad