En América de Cali no hay autoridad, jugadores de nivel y ni siquiera vergüenza (opinión)

En América de Cali no hay autoridad, jugadores de nivel y ni siquiera vergüenza (opinión)

Marzo 18, 2018 - 09:06 a.m. Por:
César Polanía - editor de Afición / El País
Millonarios América

En imágenes: así fue la derrota de América de Cali ante Millonarios (3-1) en El Campín.

Colprensa / El País

Comprendo que los códigos internos que manejan los equipos obliguen a directivos y cuerpo técnico a ‘proteger’ jugadores y ocultar situaciones de indisciplina o que atenten contra el bienestar de la institución. Lo que no entiendo es por qué no ha habido acciones que enderecen el rumbo del América.

Algo se rompió por dentro. Algo se dañó y no ha habido quién lo arregle. Mucho se dice por fuera de los muros de la institución roja. La verdad la tienen los que allí adentro conviven. Pero no debe ser gratuito que en la calle se hable de ‘sindicatos’ montados y liderados por algunos de los ‘capos’ del equipo, dizque reclamando y renegociando premios, como si los merecieran. También del distanciamiento del técnico con algunos jugadores y de las supuestas borracheras de Armero.

Si esos rumores son ciertos, dentro del América lo que ha faltado es autoridad. Y para eso están el presidente Tulio Gómez y el técnico ‘Polilla’ Da Silva. No puede ser que de la noche a la mañana un equipo pierda todo el terreno que había ganado a finales del semestre pasado y en la pretemporada de este año. ¡Ya está bien! América ajusta cuatro derrotas seguidas, tres de ellas en la Liga y aquella, estrepitosa y vergonzosa, que le costó la eliminación de la Copa Suramericana, donde hizo un papelón ante un equipo de ‘pipiripao’ como Defensa y Justicia, de Argentina.

Este periódico entrevistó a Iván Vélez y Tulio Gómez, antes de la última derrota, ante Jaguares, para que explicaran lo que sucede. Palabras más, palabras menos, ambos coinciden en que todo obedece al bajo rendimiento del equipo en la cancha.

Desde que veo fútbol, uno puede hablar del bajo rendimiento de uno o dos o tres jugadores de la titular. ¿Pero de todo el equipo? ¿Absolutamente todo el equipo? Eso suena a cuento. Y las derrotas que hemos visto no obedecen simplemente a un “bajo rendimiento”. Allí, en el América, hay jugadores que caminan la cancha, que juegan sin amor por la camiseta. Otros que no deben ni siquiera usarla, porque parecen más exjugadores que futbolistas activos.

Pero más allá de las excusas que han sacado los responsables de esta profunda crisis futbolística, el América es un equipo muy predecible en la cancha. Está confeccionado con jugadores que solo saben correr, pero no tienen ideas. Vuelca infructuosamente su fútbol por las bandas y la creación por el centro es nula, sencillamente porque no tiene jugadores ideales para ello. Fue un total desacierto dejar a Bottinelli y Lizarazo. ‘Polilla’ se equivocó en ese aspecto en las contrataciones y, además de dejarlos —tampoco debió quedarse Bernal—, no trajo un volante creativo que le diera alternativas en el juego ofensivo.

Y en la zaga, que antes era una de las zonas más consistentes, América es un equipo totalmente vulnerable, tanto en el juego aéreo como en la filtración de balones. Sus defensas no tienen reacción, los anticipan con facilidad, no intuyen la picardía de los delanteros contrarios.

No creo que ese cúmulo de cosas obedezca al “bajo rendimiento” del que hablan presidente, técnico y jugadores, que, paradójicamente, han pedido el apoyo de los hinchas. Señores, los hinchas acompañan cuando se ve el pundonor de los jugadores en la cancha. No esos ‘jugadorcitos’ que hoy visten la camiseta roja y que ni siquiera vergüenza tienen.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad